Publication:

Caras Moda - 2019-05-03

Data:

OJOS BIEN ABIERTOS

SHOCK VITAMÍNICO

por Agus Cattaneo

Nuestra especialista en street style nos cuenta, en primera persona, la experiencia de participar en París del último desfile de Chanel diseñado por Karl Lagerfeld. El Mundo de Agus Cattaneo @iamaguscattaneo Siempre Chanel es un desfile muy esperado pero esta vez, ademas, había una situación muy especial: era el ultimo show de Karl Lagerfeld a casi un mes de su muerte. Si bien la cita era a las 10:30 en el Grand Palais como todos los años, desde temprano todo el mundo estaba posteando sobre el desfile. Como diseñadora y consultora de moda estaba emocionada: presenciar este desfile era algo único, sobre todo por su significado. Esta vez, en pleno caos de fashion week con un desfile tras otro, decidí planear qué ponerme y aproveché la excusa para comprar unos aros en la boutique Chanel de la Rue Royale. A la noche, en casa, pensé el look completo. Esa mañana llegué temprano para charlar con mis amigos fotógrafos de street style. La intriga sobre la escenografía era otra emoción. Temporada tras temporada el Grand Palais se convierte en diferentes escenarios para satisfacer las ideas de Lagerfeld. Todo fue siempre posible siempre: un aeropuerto, un supermercado, una playa con arena y mar con olas o una villa italiana. Esa mañana se convirtió en un centro de ski con cabañas con chimeneas humeantes, alpes y nieve artificial a la que solo le faltaba el frío para ser real. La previa del desfile es siempre una buena excusa para mirar y dejarse ver, charlar con amigos y en este caso, también sacarse fotos con la escenografía. Arrancó el show. Las modelos se ubicaron en el portal de la cabaña principal para escuchar un discurso póstumo de Karl Lagerfeld seguido de un minuto de silencio. Un momento muy emotivo Cara Delevingne abrió el desfile seguida por la top model argentina Mica Argañaraz y un tropel de mannequins que vistieron la última colección diseñada donde primaron el negro, gris, azul, blanco y beige. Hacia el final se vieron colores más intensos como fucsia, rojo y verde esmeralda. Para destacar los equipos donde el traje o el vestido estaban hechos de la misma tela que la cartera. La riñonera y llevar varias carteras a la vez sigue siendo tendencia. Los otros accesorios: hebillas con forma de camelia y pañuelos chicos para usar en el cuello. La sensación era como estar en un centro de ski super elegante. Como siempre que voy a un desfile en el Grand Palais, después fui al cafe que justamente se llama Grand Palais, el punto de encuentro de fotógrafos, editores y estilistas. Allí almorcé con amigos de la industria y comentamos lo emocionante que había sido. Para mi ademas fue el ultimo desfile de la gira de un mes por las semanas de moda. Luego pasé por Cartier para ver el lanzamiento de la nueva colección. Como esa noche volaba a Buenos Aires por trabajo no pude ir al desfile de Louis Vuitton que cerró oficialmente la semana de la moda de Paris. Volví a casa para hacer la valija y me preparé para la gira de 10 días por 6 provincias argentinas donde presenté las tendencias invierno 2019 y el programa de educación de moda y lujo que doy en Paris.

Images:

Categories:

Extras y Especiales

Revistas

© PressReader. All rights reserved.