“FILMAR EN MI PAIS ES MAGICO”

MACARENA ACHAGA EN CINE

Por Sabrina Galante Fotos: Karla Lisker/Netflix Agradecimientos: Prensa Netflix

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281814287539260

CARAS

Ni en sus fantasías más remotas Macarena Achaga (30) volaba tan alto. Y aunque pareciera haberse alineado el universo, para hacer de su presente una explosión de logros artísticos, la actriz marplatense –que debuta en su primer filme argentino de Netflix y viene de estrenar película en Hollywood– sabe que en el fondo no hay secretos. “Trabajo con mucho amor, pero con mucha dedicación hace 15 años. Estar hoy en casi todas las plataformas es una locura, pero fue un proceso largo. Entonces es como la punta del Iceberg. Lo tomo como un premio que, además, incentiva a soñar en grande”, dice quien define su regreso a Buenos Aires, escenario de rodaje de “La Ira de Dios” –el nuevo thriller dirigido por Sebastián Schindel– como un cierre de ciclo. “También lo siento como algo de justicia divina. Invertí tantos años afuera, extrañando mi tierra y costumbres, porque estoy en México hace años, que regresar a mi tierra a hacer algo así es mágico. ¡Trabajar con Diego Peretti y con Juan Minujín es una locura!. Ni en mis mejores sueños hubiera soñado algo de esta magnitud”, agrega la ex hija de Luismi en la ficción, que le imprime dramatismo y verdad a Luciana, papel que trae más de un mensaje para reflexionar. “Mi papá me decía que yo traía la nube negra en la cabeza. ¡Es que estaba muy concentrada! Era meterme en la bañera y ver el tiempo pasar. No podía ni pensar en cómo me sentía. Luciana me llegó para poder contar muchas cosas de las mujeres. Experiencias personales, de amigas y las implicaciones de ser mujer. Para tocar temas de controversia, pero indispensables para seguir sacándole el tabú a conversaciones”, cierra quien a pesar de vivir un poco “en todos lados”, no suelta el mate. “Es un recuerdo que viene conmigo de que mis raíces argentinas siempre estarán ahí para sostenerme”.

es-ar