“POR SER MAMA ME SIENTO REALIZADA”

ROXY VAZQUEZ PRESENTA A SU BEBE

Agradecimientos:Fotos: @photojohnnyar makeup @marieladaguer. @sheratonbuenosaires. @lolie.bebes. @joyas.colordeflor. @filomena_props_newborn. @melocotonstyle. @lachicadelosstilettos. @maryrooseshoes. @wanderlust.arg.

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282162179890236

CARAS

De por sí, la sonrisa la acompaña permanentemente, pero cuando tiene en brazos a su bebé… Bueno, eso es la luz misma asomando desde el interior. Roxy Vázquez (43) aclara que ama las nuevas tendencias, pero que en algunas cosas no está a la moda. Para nada. Como en eso de afirmar que la maternidad no tiene nada que ver con la Realización Personal. “Vivo una etapa de mucha felicidad y exigencia. Me siento realizada por el hecho de ser mamá, aunque ahora no se use tanto admitirlo. La maternidad es un capítulo importante de mi vida”, admite sosteniendo a Pedro, su bebé de 5 meses y medio, y junto a Julián Etchevarría (51), su marido desde hace seis años, Director Artístico de radios del grupo Alpha Media (Metro, Rock & Pop, Blue, Rivadavia, entre otras), que “milagrosamente” pudo ser convencido que aparezca fotografiado en la nota, ya que es dueño de un perfil bajísimo. Roxy además es madre de Rocco (12) y Julián es padre de Agustina (23) y Juan (25), hijos fruto de relaciones anteriores. “Con Rocco como mamá tenía más inseguridades, le preguntaba más cosas a la pediatra. Ahora manejo los tiempos de una manera distinta. Por ejemplo, el tema de la lactancia mixta: con Rocco no me lo permití porque era una fundamentalista de la teta. Y ahora con Pedro entiendo que si el bebé necesita más, puedo hacer convivir la teta con la mamadera—afirma la conductora de “Tempraneros”, el noticiero de TN que conduce junto a Sergio Lapegüe, el más visto de la mañana, donde hasta se permite hacer su columna de espectáculos, chismes y humor llamada “La Pluma”—. En personalidad, Pedro se parece más a mí: es sociable, alegre. En cambio el padre es más bajo perfil, tímido, le gusta estar detrás y no delante de las cámaras y los micrófonos. Aunque físicamente, sin dudas, el bebé es idéntico al papá (Risas)”, agrega la también conductora de “Antes que Nada” (Radio Con Vos, FM 89.9, domingos de 7 a 8 hs). Sobre el comportamiento del bebé y la administración de la crianza, Roxy comenta: “Pedro se porta bien y si llora es porque tiene hambre o sueño. Cada dos horas se despierta para comer. Con Julián compartimos la crianza, hacemos todo entre los dos, somos un equipo. Si yo me levanto a darle de comer a las dos, él se levanta a las cuatro. Sino es imposible. Me considero una madre muy presente, cariñosa, por momentos hasta sobreprotectora. Lo reconozco. Al más grande estoy intentando empezar a ‘soltarlo’. Me cuesta, pero lo trato de hacer. No me gusta delegar la crianza, para eso elegí ser mamá. La maternidad me cultivó la paciencia”. Una de las afirmaciones más contundentes de Roxy fue cuando se le preguntó sobre si desea tener más hijos. “¡Ya cerramos la fábrica! Sin lugar a dudas, ya está: tengo 43 años. Dos hijos es un montón, y si te ocupás de ellos como lo hago yo, es mucho trabajo. Hay muchas maneras de ser mamá, yo no juzgo, pero ser madre presente es un laburazo”, dice. Luego comparte detalles de su intimidad con Pedro. “Cuando estamos solos, lo miro a los ojos y le digo que lo amo, que voy a estar toda la vida para él, y que es lo más lindo que me pasó, junto a la existencia de su hermano… Mis hijos son mi luz”, confiesa emocionada. Roxy Vázquez dice que la gente con ella es super cariñosa. “Me mandan al canal cartas escritas a mano, dibujitos de los hijos, me tejieron para el bebé pullóveres, chalecos, escarpines. Recibo muestras de cariño que me sorprenden, porque con el noticiero yo me meto en la casa de la gente todos los días durante cuatro horas… Entonces se genera un vínculo muy hermoso con los televidentes. Es algo que me encanta. Lo tomo como un servicio. Está bueno ponerle buena onda al noticiero al mismo tiempo que les estoy contando cosas feas como la gran inflación que hay, o que afanaron a alguien en la esquina”, asegura. Y para concluir se le pide que visualice a sus hijos en el futuro. “Es muy simple: sueño con que sean felices, libres de elegir cómo quieren vivir. Deseo que se conviertan en buenos seres humanos”, concluye con su sonrisa característica, amplificada por la maternidad.

es-ar