LA EXTRAVAGANCIA DE ASCOT

LAS MUJERES COMPITEN CON “LOCOS” SOMBREROS

Por Gaby Balzaretti

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282192244661308

CARAS

Es uno de los eventos para el que la aristocracia de Gran Bretaña se prepara todo el año. El “Royal Ascot” es la cita más prestigiosa del Reino Unido con sus carreras de caballos purasangre. Aunque pocos son los que prestan atención a la pista ya que todas las miradas se concentran en la otra gran competencia: la cabeza de las damas con sus llamativos tocados. El encuentro que se realiza desde 1711, cuando la reina Ana de Inglaterra inauguró el Hipódromo de Ascot, ya es sinónimo de “tradición, realeza y extravagancia”. Después de dos años sin realizarse por la pandemia, las damas desempolvaron los modelos que tenían preparados. A pesar de la “locura fashion” que se les permite a las damas, los hombres sólo pueden lucir trajes en azul, negro o gris con galera, como lo mostró guacamouly.com. Alrededor de 300 mil personas concurrieron con el sueño de ganar algunos de los 7.8 millones de euros en premios. Y, por supuesto, arribaron en 400 helicópteros y más de 1000 limousinas. A excepción del príncipe Carlos (73) que concurrió junto a Camilla Parker (74) y en representación de Isabel II (96) lo hicieron en la Carroza Real. La duquesa de Cornualles llevó un vestido blanco que acompañó con su collar de cuatro vueltas de perlas con medalla de plata, aros y sombrero con ala levantada. Quien acaparó las miradas ante la ausencia de Kate y William (que cumplieron con otro compromiso), fue la princesa Beatriz de York (33) y su esposo Edoardo Mapelli Mozzi (38). Y dicen que por, “consejo” de Isabel II, esta pareja debe ganar protagonismo en los actos oficiales. La nieta preferida fue “obligada” a pulir su guardarropas y para la inauguración lució un vestido con flores en blanco y rosa de Zimmermann (de 965 euros), con un tocado de flores de Juliette Millinery y zapatos de Gianvito Rossi y un original clutch de paja con sus iniciales. Al día siguiente llevó un vestido marfil, de Emilia Wickstead que completó con sombrero años ´20 de Laura Apsit, bolso de Anya Hindmarch y zapatos de Poppy Delevingne.

es-ar