“ME LLENA DE ORGULLO”

LUIS OTERO CON MARIANA, SU HIJA BOMBERA

por Fabián Cataldo (producción: Alicia Blanco)

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282548726946876

CARAS

Después de tantas horas frente a las cámaras de TV, es difícil que una nota lo deje sin palabras. Tardó en recomponerse, pero Luis Otero (60) salió adelante con su oficio. Es que en “Mediodía Noticias”, el noticiero de El Trece que conduce junto a Sandra Borghi, tuvo que presentar los pormenores de un gran incendio que se extendió por tres fábricas de Avellaneda. “Estamos en una situación complicada por el material que se quemó y hay focos que siguen prendidos, y eso tiene la tendencia a reactivarse en cualquier momento. Por eso hay que seguir trabajando hasta que no quede nada”, declaraba uno de los abnegados bomberos. En realidad, la que salió al aire por la tele por primera vez en su vida, era una bombera llamada Mariana (26): nada más ni nada menos que la hija del periodista Luis Otero, quien al verla en los monitores del estudio, en vivo y en directo, en plena acción frente a semejante siniestro, no pudo contener sus lágrimas. “Cuando me dijo que iba a ser bombera, sentí miedo que le pase algo, pero con el tiempo, ese miedo se transformó en orgullo. Porque la de Mariana es una vocación encomiable”, cuenta Otero, que además del noticiero, sigue al frente de su Estudio Jurídico ubicado en Avellaneda y de sus páginas web: defiéndase.com (desde 1999) y benditoconurbano.com.ar. A su lado, con la indumentaria de bombera, casco en mano, Mariana posa orgullosa con Luis, con quien celebró el Día del Padre junto a sus hermanos Luis Andrés (29), estudiante de abogacía; y María Belén (28), futura Martillera Pública, Diseñadora de Moda y madre de cuatro niños. “De chica tenía un compañerito de colegio que era cadete de Bomberos Voluntarios de Sarandí, a los 14 entré a los Boy Scouts y conocí a otros dos chicos que eran también cadetes de bomberos. Con el tiempo iba a visitarlos al cuartel y veía lo que hacían. Le decía a papá que quería ser bombera, pero él me decía que lo piense mejor, que es muy peligroso. Tenía miedo de que me pase algo. Hice un curso de seis meses y finalmente, me convertí en bombera en 2017: tenía 21 años. Y papá me preguntó: ‘¿No vas a dejar la facultad, no? Yo estaba estudiando Optica y Contactología en la UBA; hice unos años pero no la terminé. Y ahora ingre sé a la Universidad Tres de Febrero, en donde estudio Licenciatura en Protección Civil y Emergencia. Me di cuenta de que esto es lo que más me gusta”, comenta Mariana. Luis Otero mira a “su nena” y no lo puede creer. En el cuartel de Bomberos ella no es “La Hija de…”, sino que el periodista es “El Padre de…”, ya que en ese lugar la verdadera estrella es Mariana. “Tanto ella como sus hermanos manifiestan la misma vocación de servicio, plasmada de distintas formas. Creo que tiene que ver con sus vivencias familiares de cuando eran niños. En casa le seguimos hablando (Risas) sobre el tema, pero hay decisiones que uno no las toma. Es su vida, su deseo… Contra eso no hay nada y cuando a Mariana se le ocurre algo, lo hace. Creo que ella tiene que seguir su camino. No le gusta que la traten como ‘La Hija de…’. Por eso es bastante reacia a hacer notas. Esta fue una excepción para que la gente conozca su tarea y la ayuda que necesitan para seguir adelante”, dice el conductor que está en pareja con Silvina (45) y que regresó a la TV tras postularse en 2019 para Intendente de Avellaneda por Juntos por el Cambio. Luis Otero cuenta lo que siente cada vez que escucha la sirena de los bomberos. “Pienso: ‘Ahí va Mari’. Muchas veces el autobomba pasa por la puerta de casa, imaginate, porque el cuartel queda a tres cuadras. Si hubo alguna situación de muchísimo peligro a la que se expuso, no me enteré. Porque Mariana no me cuenta. De la última, que yo participé porque tuvimos que cubrir periodísticamente la noticia, vi en vivo y en directo el riesgo que corría. Estaba el móvil captando imágenes y se la veía a mi hija, rodilla en tierra, sosteniendo la manguera, tirándole agua al fuego del incendio”, comenta el periodista. “No imagino mi vida sin ser bombera, no sabría qué hacer. Me siento útil para la sociedad y me llena el corazón”, afirma Mariana antes de destacar el subsidio que el cuartel recibe del Estado, aunque afirma que resulta insuficiente. Y aprovecha esta nota para pedirle a la gente que colabore con ellos. “Cualquier ayuda que nos hagan llegar nos sirve para comprar equipamiento y herramientas. Se pueden asociar a través de las redes y así hacen un aporte mensual; o hacer una transferencia con el importe que puedan (Direcciones al pie de página)”, comenta. Tras festejar el Día del Padre, Mariana destaca los valores que heredó de Luis Otero.“Mi papá siempre obró con el ejemplo. A mis hermanos y a mí nos enseñó el valor de la frase de la Madre Teresa de Calcuta: ‘El que no vive para servir, no sirve para vivir’”, concluye.

es-ar