“CRECI CON LIBERTAD”

ROCIO Y SU PAPA EL "BICHO" GOMEZ

por Sabrina Galante (producción: Alejandro Luciani)

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

2022-06-22T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282647511194684

CARAS

Probablemente siempre lo supo, incluso antes de saberlo. Es que Rocío Gómez Wlosko (24), la hija actriz del Bicho Gómez, ya lo llevaba adentro. “Cuando nací mi viejo estaba haciendo una obra y al mes de vida me llevaron al teatro. Es algo que siempre estuvo”, dice la joven intérprete que, a través de un auto-casting (modalidad adoptada en la pandemia) pasó del teatro independiente y los comerciales, al debut prematuro en ‘El Primero de Nosotros’ el prime time de Telefe. “Siempre fui de hacer mucho casting y en esta profesión es clave aprender a lidiar con los no y la frustración. Para esta audición grabé unas escenas en casa con mi mejor amiga, mandé el video y esperé como 2 meses sin noticias hasta que me dijeron. Nunca me imaginé que podía suceder algo así ni fue algo que proyecté. Mi papá está feliz de que haga mi propio camino, como yo quiero, y siempre bancándome en lo que yo decida. Para mí no hay nada mejor que eso. Él y mi mamá (ex bailarina) son una base de aprendizaje enorme y todo lo que hacen me inspira un montón”, admite la hija de Benjamín Vicuña en la ficción. “Por suerte tuve compañeros de lujo que me ayudaron y me explicaron un montón de cosas que no entendía por no tener experiencia. Y lo más importante: me daban la libertad de jugar con el personaje y construir algo lindo entre todos. Aunque al principio era un poco agotador grabar casi 12 horas o más, le terminé agarrando el gustito a la tele”, agrega una de las revelaciones de la exitosa ficción. Si bien la vidriera es otra y también las oportunidades –actualmente está grabando una serie para una plataforma– la joven que encarna a Uma, una adolescente que debe lidiar con la enfermedad terminal de su papá, mantiene la simpleza. “Me sigo manejando en subte, en bondi, saliendo con mis amigos. Y la gente quizá se me acerca en la calle, pero lo vivo como un reconocimiento de mi trabajo que está buenísimo”, aclara. Y esa adolescencia ya transitada, pero que vuelve a habitarla en la ficción, es otra excusa para visibilizar temas que la incumben. “Soy de una generación que creció con la tele, mirando novelas infanto juveniles donde siempre hubo cuerpos hegemónicos y estándares de belleza a los que sentías que tenias que llegar. El movimiento feminista nos hizo despertar y darnos cuenta de muchas cosas. Me parece súper acertado que hoy podamos ver cuerpos reales en la televisión y que la gente se identifique con lo que ve. Para de alguna forma ir cambiando y entender que todos los cuerpos están bien y aceptar que la hija de Vicuña puede ser una chica que no sea rubia, de ojos celestes, flaca y alta. Yo trato de aportar mi granito de arena visibilizando estas cosas y me gusta hablarlas”. Con horarios a trasmano y habituada a acompañar a su papá al teatro (incluso en temporadas de verano) no duda que su infancia atípica entre camarines la atravesó por completo. “En casa siempre hubo mucha libertad, juego, baile, música y desde que soy muy bebé voy a ensayos, teatros, al circo, a estudios, me acuerdo el de “Mañanas Informales”. En una época nos levantábamos 12 del mediodía, almorzábamos 4 de la tarde y estaba muy rodeada del teatro de revistas y vedettes. Tenía los horarios muy cambiados. Crecí con eso a flor de piel y siempre fue un juego para mí, hasta que de grande me di cuenta que por esto también te pagaban”, confirma quien estudió Gestión Cultural y se probó en trabajos fuera del circuito artístico para pagar su formación actoral. “Hice mucho trabajo social, educación, pedagogía. También tuve changas. Trabajé de niñera y en una ONG para pagarme mis clases o poder financiar ensayos para las obras de teatro y no depender tanto de mis padres”. Y valió la pena. A año de grabar la tira local más vista, viene de protagonizar la tercera tempo rada de “La Infinidad de las Partes” en Nün Teatro Bar, una obra independiente de la que formó parte “desde antes de la tira”. Y, motivada por su presente, concluye: “También estoy con un personaje más chiquito en una serie. Está bueno bajar después de todo el torbellino que fue el año pasado”, cierra.

es-ar