Publication:

Fortuna - 2021-04-06

Data:

Cómo se puede frenar la inflación

Economía

MARIO RODRíGUEZ MUñOZ

EXCLUSIVO: HABLAN LOS EXPERTOS La inflación de febrero fue de 3,6% y en la comparación interanual alcanzó a 40,7%. La Argentina es el segundo país de Sudamérica con la inflación más alta (primero está Venezuela con una híper que llega al 4.311% anual, según mediciones privadas), pero está bien lejos del resto de la región, donde el promedio en el segundo mes de año fue de 0,21%. Decir que la inflación en nuestro país es un problema endémico ya es casi un lugar común. No es casual que el presidente Alberto Fernández, en su discurso en el inicio de las sesiones del Congreso, afirmara que “la inflación es la principal evidencia de nuestras deficiencias” y que “es un problema multicausal. Debemos abordarlo de modo integral, con políticas macroeconómicas consistentes y sostenibles. Y con diálogo social que permita estructurar acuerdos de mayor alcance”. Con esta descripción coincide Joaquín Belgrano, economista y profesor de la Universidad de Luján: “No cabe duda alguna, y más tratándose de Argentina, que las causales inflacionarias son múltiples. Establecer una relación directa con una sola variable, dígase, emisión igual a inflación, no ayuda a comprender y resolver el problema. Claro está que esto no significa que la cantidad de dinero no pueda ejercer presión en los precios; es una causa, pero no la única y exclusiva”, dice. Pero en esto no están de acuerdo la mayoría de los otros economistas consultados que, si bien reconocen una multiplicidad de causas, encuentran un factor preponderante. El economista Damián Di Pace señala que “dentro de la multicausalidad hay algo que nunca es abordado y tiene el mayor nivel de participación en la inflación, que es el déficit fiscal y la emisión monetaria para una demanda de dinero que no se corresponde en el mercado”. Coincide con él Camilo Tiscornia, director de CyT Asesores Económicos, quien señala que “hay numerosos factores que hacen a la dinámica de los precios, sobre todo en un plazo corto. Considero que la emisión monetaria excesiva (no toda la emisión monetaria) tiene un rol central en la dinámica de los otros factores”. También Claudio Zuchovicki, analista financiero, opina en el mismo sentido: “Si bien está influenciada por varios factores, para mí el (factor) principal es la emisión monetaria, y ésta se debe al alto déficit fiscal, sin poder financiarlo de otra manera. Exceso de pesos sin aumentos de producción genera puja de precios”. Entonces, ¿la principal causa de la inflación es la emisión monetaria para cubrir el déficit fiscal? No para todos. Belgrano no piensa lo mismo: “Dos de las (causas) fundamentales, pero no los únicas, son la concentración y centralización y su consecuente manipulación de precios a voluntad, y la otra es la estructura monetaria sofisticada que tiene la Argentina: un sistema que podríamos llamar `bimonetario´”. Fausto Spotorno, economista y presidente de Republicanos Unidos, explica que “la causa de la inflación es el exceso de dinero en la economía, que hace que el valor del dinero decaiga” Gabriel Rubinstein, economista y director de Gabriel Rubinstein y Asociados, reafirma esta idea. “A nivel simple, desequilibrio en el mercado monetario por exceso de oferta en relación a su demanda, causado a su vez por la imposibilidad de financiar déficits fiscales con deuda a tasas de interés razonables”. Entonces, ¿sirven los acuerdos de precios y salarios? Para el economista Daniel Marx, “funcionan si es un complemento para coordinar expectativas y conductas, pero que sea como complemento. ¿A qué? A un programa económico coherente y creíble y que aliente desde la corrección de algunos de los problemas que generaron inflación hasta formas de crecimiento y de estabilización de la economía en general”. Por su parte, Pedro Siaba Serrate, Team Leader Strategist de Portfolio Personal Inversiones, advierte que “pueden tener algún efecto de cortísimo plazo, pero no atacan la raíz del problema, que es monetario. Está claro que si no se arregla el problema de fondo y la inflación supera siste máticamente lo fijado en paritarias, cada vez será más difícil conciliar esta visión a la hora de negociar”. Para Belgrano, “funcionan siempre que las partes lo cumplan. Y cuando digo las partes hablo de todas las partes. Cualquier situación de imperfección de mercado como son los monopolios, monopsonios (cuando en un mercado hay un solo demandante), oligopolios, etcétera genera distorsiones de precios. En numerosos casos, al existir posiciones dominantes con `gigantes´ que acaparan muchas veces el 90% del mercado, los posibles acuerdos son complicados de resolver”. Para Zuchovicki, estos acuerdos no son una solución. “Solo desalientan la producción y eso garantiza más escasez futura”, dice. Dólar. El control del mercado de cambios evita que el Banco Central pierda reservas líquidas. Actualmente, con la baja del paralelo, la suba del oficial y la estabilidad de los dólares financieros, se logró que la entidad monetaria compre cerca de u$s 1.000 millones en lo que va del año. Pero, ¿en qué medida los contro les del mercado de cambios ayudan a contener la inflación? Marx destaca que “el tipo de cambio es un precio muy notable, muy influyente y hay que tener cuidado cuando uno interviene o manipula eso porque no es infinito el poder de mantener ese tipo de intervención. Es algo que tiene sus limitaciones, sin dudas”. Di Pace indica que, “cuando se intenta controlar el tipo de cambio y se genera un retraso del tipo cambiario, la realidad es que lo que se termina generando es una represión de la inflación presente y una devaluación brusca para volver a acompañar los niveles de competitividad de ese tipo de cambio en la economía”. Belgrano, por su parte, da otro punto de vista: “Dada las variables históricas, sociales, políticas, económicas de Argentina, y el bimonetarismo existente, entiendo que ayuda a controlar la inflación. Considero que el tema pasa por pensar más en función del peso y no del dólar. Es complicado, lo sé. Pero el centro pasa por fortalecer nuestra moneda”. Pero ante estas visiones más coincidentes algunas, menos concordantes otras, ¿cuál es la solución que proponen los economistas y especialistas entrevistados por FORTUNA para bajar la inflación? Marx propone “consensuar de alguna manera un mecanismo de funcionamiento coherente para la economía cubriendo distintos múltiples aspectos que por lo tanto lo haga creíble. Los múltiples aspectos

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Revistas

© PressReader. All rights reserved.