Publication:

Fortuna - 2021-04-06

Data:

Ganadores y perdedores de la pandemia

Economía

JULIETA COLELLA*

INFORME DE COYUNTURA Este informe de coyuntura llega en el marco de una caída económica del 9.90% para 2020. Si bien apenas comenzó la cuarentena estricta, las proyecciones se ubicaban en torno a una caída interanual de 14,5%, la contracción resultó ser menor a la esperada tanto por el mercado como por los analistas consultados el Banco Central. El último Relevamiento de las Expectativas del Mercado (REM) del Banco Central proyecta que, con crecimientos promedios trimestrales desestacionalizados en torno al 0,8%, en 2021 la economía se recuperaría a una tasa del 6,2%, en el primer año desde 2017 en que la Argentina crecería. Si bien en nuestro país hablar más allá de un año pareciera imposible, los analistas esperan para 2022 un crecimiento económico interanual de 2,4% mientras que para 2023 la proyección se ubicaría en 2,5%. La mejora para el presente año se sostiene, principalmente, en las expectativas de expansión del consumo privado, una recuperación del 7,6% para 2021 y del 4,7% para 2022. En este contexto, presentamos los datos de 2020 sobre las ventas en supermercados minoristas, autoservicios mayoristas, centros de compra, electrodomésticos y artículos para el hogar, y automóviles. Comenzando por los supermercados minoristas, las ventas a precios corrientes para diciembre de 2020 representaron un incremento de 38,5% respecto al mismo mes del año anterior. La inflación a diciembre fue del 36,1%, por lo que el incremento de las ventas fue mayor. Uno de los pocos sectores que se vio beneficiado fue el comercio electrónico: facturó $ 905.143 millones, un 124,0% más que 2019. Según un estudio anual elaborado por la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), el segundo rubro que más vio crecer su facturación anual fue el rubro de alimentos, bebidas y artícu los de limpieza, con $ 149.727 millones, representando una expansión interanual del 260%. El INDEC mostró que en 2019 el 98,3% de las ventas fue realizado en establecimientos físicos y solo un 1,7% por canales digitales, pero que esa proporción se modificó al 95,9% en locales y el 4,1% por comercio online en 2020. Por el lado de los autoservicios mayoristas, las ventas a precios corrientes para diciembre de 2020 representaron un incremento de 39,5% respecto al mismo mes del año anterior. En este caso debemos compararlo con la inflación mayorista, del 35,4%. En cuanto a las ventas a precios constantes de diciembre de 2016, durante diciembre de 2020 representaron un aumento de 9,1% con relación a diciembre de 2019. Si tomamos a todos los centros de compra, las ventas a precios corrientes en diciembre de 2020 representaron un leve incremento de 5,1% respecto al mismo mes del año anterior. Si se lo compara contra la inflación, quedó ampliamente por debajo, pero al menos fue el primer mes que mostró variaciones positivas, luego de 9 meses de contracciones históricas consecutivas. Las ventas totales a precios constantes de diciembre de 2016 muestran la otra realidad: una disminución de 32,7% respecto al mismo mes del año anterior. Por último, las ventas de electrodomésticos y artículos para el hogar es un informe que el INDEC publica trimestralmente. Las ventas a precios corrientes del cuarto trimestre de 2020 representaron una variación positiva de 66,8% respecto del cuarto trimestre de 2019. La inflación del período fue del 36,4% respecto a igual período del año anterior, por lo que el crecimiento de las ventas fue amplio. Tuvieron un buen desempeño debido a la cuarentena y al impedimento de gasto en otros rubros. Como bonus track del informe, durante todo 2020 se vendieron 342.474 unidades 0 km frente a las 459.753 del año anterior con una caída del 25,5%. Algunos especialistas se atreven a decir que se podrían haber vendido más unidades (alrededor de 100.000 unidades) si no hubiera sido por el freno de la producción y los problemas de logísticas desencadenados por la pandemia. Pareciera que el mercado de los 0km comenzó 2021 con el pie derecho ya que durante el primer bimestre se comercializaron 79.866 unidades con una suba interanual del 10,0%, según la Asociación de Concesionarios de Automotores. Este buen comienzo posiblemente se vea opacado por el “impuesto al lujo”, un impuesto interno del 20,0% que deberán pagar los 0 km de más de $ 2.500.000. La alícuota sube al 35,0% para modelos de $ 4.550.000 en adelante. En lo que respecta al mercado del usado en 2020 se comercializaron 1.498.239 vehículos usados, una baja del 12,75%. Durante enero y febrero se comercializaron 257.708 unidades usadas, una contracción de 7,3%. No habría que descartar que el impuesto al lujo termine favoreciendo al mercado del usado. La caída de actividad económica nos marca claramente un escenario muy complejo para este año. Creemos que durante 2021 la economía podría recuperarse en torno al 5,5%/6,0%, no mucho más ya que no están dadas las condiciones de inversión. En parte lo que sucede es que Argentina se ha vuelto un país inviable para inversores locales como extranjeros entre un impuesto a la riqueza que parte de una tasa del 2% sobre el total de los activos, impuesto a las Ganancias del orden del 40% y a los bienes personales con un piso del 0,75% y una probable suba de alícuotas para 2021, más una inflación proyectada en torno al 45,0%/50,0% anual con balances de empresas que no pueden ser actualizados por inflación. Todo esto sin contar las inmensas regulaciones, elevados costos de logística, impuestos a la exportación, tipo de cambio desdoblado y fuertes restricciones a la salida de capitales. Habría que generar mejores condiciones que promuevan la inversión, una mayor productividad, más puestos de trabajo, competencia entre las empresas y más jugadores dentro del mercado para salir de la situación de estancamiento que vive desde 2011. *LICENCIADA EN ADMINISTRACIóN DE EMPRESAS, ANALISTA DE LA CONSULTORA SDS

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Revistas

© PressReader. All rights reserved.