Publication:

Fortuna - 2021-06-08

Data:

Las criptomonedas que le pueden ganar al Bitcoin

Columnistas

Mariano Gorodisch*

Las criptomonedas que le pueden ganar al Bitcoin En mi último libro, recomiendo cuáles son hoy las mejores inversiones que le pueden llegar a ganar incluso al Bitcoin. Lo más importante es saber cuántas criptomonedas existen y cómo hacer para descubrir a las más confiables. El IEBS, la Escuela de Negocios de la Innovación y los Emprendedores, hizo un ranking de las 10 criptomonedas más famosas: 1) Bitcoin. Seguramente sea la criptodivisa o criptomoneda de la que más has oído hablar. La razón de la fama de esta moneda digital es que es la pionera. En 2008 fue creada por varias personas bajo el nombre de Satoshi Nakamoto. Por supuesto, en su lanzamiento no tenía el valor que posee ahora y la mayoría tampoco podía llegar a pensar que alcanzaría estos datos. Sin duda esta moneda se ha posicionado como líder en el mercado digital. Sin embargo, ha sufrido grandes altibajos y resulta complicado saber cuándo va a subir o a bajar. Por ello te proponemos otras criptomonedas a las que merece la pena prestar atención. 2) Ripple. Para muchos expertos es el sucesor del Bitcoin ya que esta moneda digital fue creada por los antiguos desarrolladores del Bitcoin con el objetivo de mejorar las prestaciones. Al igual que el Bitcoin, el Ripple se trata de un sistema totalmente seguro y encriptado, cuya información de las transacciones son públicas pero la información del pago no. Es decir, es un sistema confidencial donde el emisor y receptor son los únicos que disponen de la información y el código que la desencripta. Tras el gran crecimiento que vivió en 2017, en 2018 vivió una caída importante, a pesar de mantenerse todavía en positivo. 3) Litecoin. Creada por el ex empleado de Google, Charlie Lee en 2011, el Litecoin fue lanzado como una alternativa al Bitcoin. “Mi visión es que la gente usaría Litecoin todos los días para comprar cosas. Simplemente sería el método de pago de elección”, afirmó Lee. Tiene un límite superior al Bitcoin y actualmente existen cerca de 60 millones de Litecoin en circulación. Por este motivo, son muchos los expertos que apuestan por esta criptomoneda en el futuro. 4) Ethereum. El Ethereum y el Ether fueron en 2017 una de las criptodivisas más rentables y es una alternativa basada en tecnologías como Aragon o Stox. Es la segunda divisa digital en términos de capitalización y por eso se le considera una gran alternativa al Bitcoin. En 2018 la tendencia al alza de esta criptomoneda se mantuvo hasta conseguir su máximo histórico en $1.423 a principios de año. Lo que más destacan los expertos es su consolidado desarrollo de aplicaciones y la utilización de contratos inteligentes, por lo que se trata de un proyecto de Blockchain más ambicioso que las Bitcoins. 5) NEO. También llamado el “Ethereum de China», fue creado en 2014 por Da Hohgfei, que quería tranquilizar sobre los temores de las criptomonedas en su país. Por aquel entonces, el gobierno chino anunció un mayor control sobre el sector monetario digital y hasta prohibió a las ICO gestionar libremente. Desde luego, NEO es una divisa digital a la que no podemos perder la vista. Características que pueden hacer que te decantes por esta moneda es que NEO permite construir aplicaciones descentralizadas así como contratos inteligentes. Además, NEO es indivisible, no como ETH. 6) Monero. El elemento diferenciador de la criptomoneda Monero es su anonimato. En su filosofía, Monero permite que cada transacción sea totalmente anónima, incluido el remitente, el destinatario y el volumen de la transacción. Para muchos esto supone un problema porque se cree que beneficia a los ciberdelincuentes. A diferencia del Bitcoin y Litecoin, no tiene un suministro fijo de monedas. Se trata de una opción que tampoco debemos desperdiciar. Según expertos, Monero tiene perspectiva de vivir su mayor crecimiento y podría llegar a las 50$. 7) Dash. Es otra criptomoneda peer-topeer, como el Bitcoin, pero que integra funcionalidades más avanzadas, como por ejemplo las transacciones instantáneas y las transacciones privadas. Lo bueno de la criptomoneda Dash es que es una moneda digital que vive momentos volátiles y se puede adquirir a muy buen precio. 8) IOTA/MIOTA. La IOTA subió mucho tras el anuncio de su asociación con Microsoft, que incluso la impulsó a convertirse en una de las criptodivisas más valiosas. Su gran diferencia frente a las otras es que no tiene tarifas comerciales, ni mineros o bloques. Por lo que ya no se precisan los llamados mineros, donde se exige una gran cantidad de potencia de cómputo y gran cantidad de monedas. Aquí, en cada transacción se da poder para validar otras dos transacciones haciendo a los propietarios de la IOTA los propios mineros de la cadena. 9) NEM. El NEM, creado en 2015, como muchas criptomonedas utiliza la tecnología Blockchain para su gestión. Su elemento más innovador es que permite enviar mensajes, registrar nombres y crear cuentas con varios titulares. A la hora de invertir, es considerada una criptomoneda “low cost” por el poco precio con el que ha cerrado el último año. 10) Cardano. El sistema de bloques Cardano es relativamente joven, de ahí su desconocimiento popular, pero sin duda promete. El proyecto nació en 2015 de la mano de destacados académicos e ingenieros y no ha sido una realidad hasta finales de 2017. Lo que llama la atención de esta moneda es su división en dos capas: una, la capa de pagos donde se ejecutan las transacciones, y otra donde se llevan a cabo las aplicaciones y contratos, llamada capa de computación.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.