Publication:

Fortuna - 2021-06-08

Data:

Cuánto duran los precios récords

Sumario

SALVADOR DI STéFANO*

Por qué suben las materias primas. Qué debería hacer el gobierno con ese ingreso extra. Cuánto estará el dólar a fin de año, luego de las elecciones. Estamos en un súper ciclo de suba de las materias primas o es solo un aumento de precios ante un estrangulamiento de la oferta? Es determinante esta visualización para saber qué camino puede tomar el peso a futuro. El gobierno solo piensa en gastar, el dólar calienta motores. —¿Estamos en un súper ciclo de materias primas? —Para definir un súper ciclo tendríamos que ver a una potencia que incremente notablemente la demanda de materias primas a escala mundial. En el año 2001 China ingresa a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y crece a un ritmo de dos dígitos anuales durante muchos años con lo cual cambia la demanda de materias primas a escala mundial con una extraordinaria suba de precios. No parece el mismo escenario hoy, te diría que estamos ante un escenario de menor oferta. —¿Por qué ocurre la menor oferta? —La pandemia complicó el escenario de extracción o producción de muchas materias primas. En las materias primas agrícolas, la sucesión de eventos climáticos afectó la oferta, pero no vemos un escenario de suba sistemática de la demanda. Es difícil que China o India inicien una mejora de la actividad económica por diez años consecutivos a tasa de dos dígitos. —¿Cómo ves los precios de las materias primas? —Si seguimos las cotizaciones en Chicago, el mercado de futuro está augurando que estos precios no se sostendrán en el tiempo. Hoy muestran un precio elevado, pero la curva de precios futura es descendente, con lo cual no parece probable que los precios se sostengan en el tiempo. —¿Qué puede suceder con la soja, maíz y trigo? —Es probable que esta suba de precios traiga como consecuencia una mayor área sembrada a futuro; esto sumado a la mejora tecnológica en semillas y mejores fierros a la hora de sembrar o cosechar nos devolverá una mayor oferta que atemperará los precios a futuro. —Vamos al maíz y la soja. —La soja a julio vale u$s 584 la tonelada; a noviembre 2021, que es el momento que se levanta la cosecha en Estados Unidos, vale u$s 515 la tonelada, a noviembre del año 2022, u$s 455,8 la tonelada, y noviembre 2023, u$s 407,1 la tonelada. El maíz a julio vale u$s 253,8 la tonelada, a diciembre de 2021, que es el momento que se levanta la cosecha en Estados Unidos, vale u$s 213,6 la tonelada, a diciembre de 2022 u$s 185,5, y a diciembre de 2023 u$s 171,90 la tonelada. —Los precios futuros son a la baja —Esto implica que no estamos en un súper ciclo de suba, estamos en un ciclo de suba que se sostendrá en la medida que la oferta no aparezca en el mercado. No vemos una demanda desbordante. —¿Argentina no tiene el futuro comprado? —En absoluto, debería aprovechar al máximo esta coyuntura. Podemos tener dos o tres buenos años de precios internacionales, pero si el clima es favorable, en el año 2024 volveremos a estar con precios normales. —El gobierno está pensando cómo gastar más. — El gobierno debería utilizar estos mayores ingresos fiscales para equilibrar las cuentas. En la medida que sigamos teniendo déficit fiscal y no contemos con crédito externo, tendremos que financiar este bache fiscal con emisión monetaria y esto será un problema que se sentirá con mayor inflación y devaluación a futuro. —¿Cuánto estimas que se emitió en el último año? —Es muy sencillo, la base monetaria el último año creció en $ 407.414 millones. —Muy poco. —No termine el comentario. El Banco Central emitió muchos pesos, a algunos los dejó en el mercado y pasaron a formar parte de la base monetaria, pero a otros los absorbió vía la colocación de letras o pases. —¿Cuántos pesos absorbió por este mecanismo? —Un total de $ 1.490.922.000.000: casi 3,7 veces lo que creció la base monetaria. —¿Cuál es la diferencia? —El aumento de la base monetaria es dinero en la calle que no tiene remuneración. —¿Y el aumento de las letras y pases? —Por las letras el Banco Central paga una tasa del 38% anual; por los pases a un día, el 32,0% anual y a siete días, el 36,5% anual. —Son tasas muy elevadas, el pasivo crecerá exponencialmente. —Dos consideraciones. 1) Es cierto que pagando estas tasas los montos aumentan a un ritmo muy elevado y generan a futuro un problema de dimensiones desconocidas. 2) Las tasas que paga el Banco Central son negativas contra la inflación, que a 12 meses se ubica en el 46,2% anual. La tasa de devaluación del dólar oficial en el 37,2% anual. —Si el Banco Central no sube las tasas habrá una corrida al dólar. —Correcto, las tasas negativas contra la inflación suman dinero al mercado de bienes o monedas en busca de protección del capital. Nadie quiere los pesos en una economía que tiene una tasa de inflación del 4% mensual. —¿Conclusión? —No estamos en un súper ciclo de suba de materias primas. Estamos en un escenario de fuerte mejora de precios, que no creemos que se pueda sustentar más allá de los próximos dos a tres años. El gobierno debate en qué gastar los mayores recursos que ingresan en el mercado. Deberían pensar qué reformas estructurales realizar para a futuro poder mostrar equilibrio en las cuentas fiscales. Mientras el déficit fiscal siga siendo elevado, donde de cada $ 100 que se gasta solo $ 73 son de recaudación genuina, no podemos pensar en una mejora del país. El déficit fiscal no se financia con crédito, se financia vía emisión de pesos, con lo cual están las puertas abiertas a un escenario de más inflación y devaluación. Para fin de año esperamos que los pasivos monetarios lleguen a estar en torno de los $ 10.000.000.0000 mientras que las reservas podrían ubicarse en torno de los u$s 38.000 millones en un escenario de pagar al Club de Paris y al FMI los vencimientos hasta fin de año. Esto nos dejaría un dólar de equilibrio en torno de los $ 260. Hay muchos escenarios intermedios que pueden mitigar este número, pero todos pasan por no pagar a los organismos internacionales, pero perdiendo reputación, lo que podría morigerar el valor a la zona de $ 220. En cualquier caso, el dólar blue hoy está en $ 155, y en el escenario más benévolo hay una ganancia esperada del 40% hasta fin de año, esto lo convierte en la mejor opción que tenemos por delante.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.