Publication:

Fortuna - 2021-10-06

Data:

“La asimetría es mala, somos el reino de la discriminación”

Reportaje

DANIEL SOUSA

En el dólar, en la asistencia por la pandemia y en los subsidios: por todos lados ve inconsistencias en las políticas oficiales Diana Mondino, directora de RR.II. de la Ucema, que anticipa: “Si paramos la emisión se viene una recesión extraordinaria”. El tono afable, la sonrisa distendida, los delicados movimientos de manos con que acompaña sus palabras se trastocan en Diana Mondino cuando se la invita a analizar el presente económico y social de la Argentina. Su voz se vuelve enérgica para denunciar las inconsistencias de un modelo de país que, a su criterio, viene haciendo agua por varios flancos. Avala el diagnóstico su larga trayectoria como economista y docente, actualmente en los Masters en Dirección de Empresas y en Finanzas de la Universidad CEMA, donde se desempeña además como Directora de Relaciones Institucionales. Ex responsable de la región Latinoamérica para Standard & Poors, es asimismo una entusiasta productora ganadera en la provincia de Santa Fe. “La situación macro es cada día más compleja -denuncia Mondinoporque el nivel de déficit fiscal no sólo no se está reduciendo sino que aumenta. Los costos extraordinarios que introdujo la pandemia, sumados a algunos efectos negativos que provocó la cuarentena, que son cuestiones diferentes, no se han achicado y eso nos pone en una situación de déficit alto y creciente. La expectativa del año pasado, según el Presupuesto, era de un déficit que se reduciría sustancialmente en 2021, pero eso no ocurrió. Y junto con esto, transcurrido ya más de un año de la reestructuración de la deuda, la Argentina no tiene hoy ningún acceso al crédito. De modo que como un déficit alto requiere de financiación, la única forma de tenerla es con más impuestos (de hecho, se han creado dieciséis) o con más emisión, lo que acarrea más inflación y otros efectos perversos”, describe. FORTUNA: Estamos acostumbrados los argentinos a atravesar crisis. ¿Qué hace que esta sea más seria que las anteriores? MONDINO: La absoluta falta de credibilidad internacional que tiene el país. En casos anteriores, si nos portábamos bien teníamos la posibilidad de recuperar mercados o crédito. Ahora, la Argentina, deliberada y voluntariamente, se ha retirado de algunos mercados de exportación y al mismo tiempo ha incumplido por enésima vez los temas de deuda. Pero los problemas con la deuda son el resultado, no el punto fundamental. Se tomó deuda porque había déficit, y había déficit porque no hay exportaciones ni crecimiento. Queda claro que si no ha habido ningún mecanismo para mejorar la producción, es imposible salir del lugar en donde estamos. Esta crisis es diferente de otras porque ha sido autoinfligida en su totalidad. En todos los casos anteriores estábamos en una situación endeble, ocurría algo en el plano internacional y por eso caíamos. En cambio ahora estamos en un contexto internacional extraordinariamente positivo, con tasas de interés bajísimas, precios de commodities altos, gran demanda del tipo de productos que tenemos, reducción del costo del transporte. Y la Argentina no ha aprovechado ninguna de estas circunstancias. FORTUNA: ¿Cuál ha sido la incidencia real de la pandemia en este cuadro? MONDINO: Cuando asume Alberto Fernández decreta nueve emergencias: tributaria, previsional, laboral y varias más, considerando que esos eran temas serios de atender. Yo hubiese esperado que para entonces tuvieran algún tipo de propuesta para salvar esas emergencias. Sin embargo, cuando comienza la cuarentena, transcurridos ya tres meses de gestión, no había habido ningun avance en esos temas. Por ejemplo, se suspendió la ley de Economía del Conocimiento y pasamos meses sin saber en qué consistiría la nueva, o si es que iba a haber una. Se suspendieron las Sociedades Anónimas Simplificadas, y otros casos en los que sumaron problemas adicionales a los que había de antes. El resultado fue que nos quedamos sin lo viejo ni lo nuevo. Y eso generó una enorme incertidumbre. FORTUNA: ¿Qué debería hacer hoy el Gobierno para contener la inflación? MONDINO: Pisar las tarifas o el dólar no, nunca, nunca. Primero, porque las tarifas no son la causa de la inflación. Además, porque se perjudica deliberadamente a un sector a costa de otros. Y algo más, no menos importante: hacerlo da lugar a muchas ‘trampitas’. Porque los subsidios, ¿a quiénes y cómo se les otorgan? Se generan potenciales problemas de arbitrajes regulatorios, por decirlo elegantemente. Hoy, la inflación es un problema más difícil de resolver de lo que ha sido antes porque ya no es cuestión de emitir menos. Tenemos un desfasaje de precios relativos que es fenomenal. Si solo dejamos de emitir, con esta estructura de precios relativos la economía se hunde definitivamente. Es indispensable mejorar salarios y tarifas. Pero hacer las dos cosas al mismo tiempo es casi imposible. FORTUNA: Nos han hecho creer que son los empresarios los responsables de la inflación. MONDINO: Los empresarios son los mismos en todas partes del mundo, pero sólo acá son malvados. Del mismo modo, hace un año que el dólar está quieto pero acá tenemos 50% de inflación. Las tarifas tienen precios absurdos, son casi un agravio. Tanto, que hay gente que viene a minar bitcoins acá porque la energía es tan pero tan barata. Son tantas las inconsistencias que resultan difíciles de solucionar. Hoy, si paramos la maquinita de emitir, de todos modos tendríamos problemas, no de inflación pero sí de una recesión extraordinaria. FORTUNA: ¿Qué salida nos queda? MONDINO: Exportar es el único camino. Diez o quince países del Sudeste Asiático han salido adelante en base a sus exportaciones. ¿Qué exportaban? Mano de obra barata. Nosotros podríamos exportar mano de obra cara porque tenemos una enorme capacidad productiva ya desarrollada. Tenemos la infraestructura, tenemos los mercados, teníamos una reputación hasta que empezaron a prohibir o dificultar las exportaciones. Desde afuera nos

Images:

© PressReader. All rights reserved.