Publication:

Fortuna - 2021-10-06

Data:

Cuando la gastronomía complementa a la moda

El Buen Comer

GUCCI OSTERIA EN BEVERLY HILLS

Gucci Osteria es una serie de restaurantes italianos y contemporáneos, que se encuentran en ciudades del mundo con identidades variadas y diferentes. Mientras que la primera sede surgió en la itálica ciudad de Florencia, en febrero de 2020 abrió sus puertas la sucursal de California y se espera que antes de fin de año este refugio que combina moda con una gastronomía tradicional – aunque con toques de glamour – inaugure el tercer restó en Tokio, alcanzando también un tercer continente. Su filosofía culinaria atraviesa las estaciones con creatividad, elegancia, humor y sensualidad, y captura la energía juvenil encarnada en Gucci y el chef Massimo Bottura, a cargo de esta experiencia gastronómica a nivel mundial que mixea moda, música y arte. El salón, ubicado sobre la tienda Gucci de Rodeo Drive, compone un ambiente íntimo y acogedor con banquetas de terciopelo rojo cereza y pisos de madera en espiga. La terraza al aire libre, completamente cubierta, tiene suelos de mosaico de mármol italiano y un antiguo púlpito de madera que sirve como bar al aire libre de cara al célebre boulevard y las características palmeras hollywoodenses. Ambas áreas se separan por puertas acristaladas. Los clientes ingresan por una entrada privada sobre la calle donde está escrito el nombre del restaurante sobre una losa iluminada de mármol pálido para luego ser recibidos en un vestíbulo cubierto con papel tapiz con estampado de árboles de la gama de artículos para el hogar de Gucci. Los focos en forma de estrella marcan el techo negro, mientras que una alfombra roja con dibujos ornamentados se superpone al piso de parquet de madera que se combina con sillas de mimbre estilo bistró. A LA MESA. Puntualmente en Beverly Hills es el chef Mattia Agazzi quien está a cargo de la cocina, incorporando únicamente los productos americanos e italianos más frescos, los cuales intercala de manera lúdica según sus historias y estados de ánimo día a día, en cada plato. Utilizando productos orgánicos de los mercados de agricultores locales, los platos de rinden homenaje a la compleja variedad de influencias culinarias de todo el mundo que solo se pueden encontrar en Los Ángeles. El restaurante desarrolla y transforma recetas italianas clásicas en composiciones transculturales mezclando referencias, técnicas y sabores en cada plato. El menú acompaña el “mood” relajado pero sofisticado general, con platos con nombres de personas – como la hamburguesa Emilia, que se sirve en una caja de cartón rosa igual a las que se usan en las famosas casas de comidas rápidas - o el postre “Charly va a Hollywood” – o con expresiones divertidas como “Risotto camuflado de pizza”, “La ciudad está floreciendo” o “Pasando el rato con un hongo”. Esta propuesta a la carta propone varias opciones para entradas, platos y postres, con un valor promedio de unos 30 dólares. Además, Gucci Osteria en Beverly Hills ofrece una degustación que propone “una visita a Italia” en cinco pasos y por 150 dólares. La comida que incluye se puede maridar con una selección de vinos por unos 95 dólares extra o bien por 180 si se elige la variedad de bebidas más premium que ofrece la casa. La bodega es un ítem a destacar del recinto ya que reúne una muy amplia variedad de lo mejor de las uvas italianas y californianas, las cuales pueden ser ordenadas por botella o en copas por los comensales para maridar las comidas. UNA COCINA JOVEN Y CREATIVA. Una de las figuras clave del nuevo renacimiento cultural italiano es el chef Massimo Bottura de la Osteria Francescana de Módena que cuenta con tres estrellas Michelin y fue coronado como el mejor cocinero del mundo en el año 2018 por la lista de The World’s 50 Best Restaurants. En su carrera, Bottura elaboró una personalidad muy definida que se manifiesta a través de sus platos, con una visión única de la tradición gastronómica italiana que él reinterpreta con toques avant-garde y lo que denomina un “espíritu arty”. Considera que su cocina es una comprensión masticable de sus pasiones, que son la la música, el arte y la cocina. Y esto es lo que plasma en un restaurante ligado a un ícono mundial del lujo y el diseño como Gucci. Este talentoso italiano, a su vez, inspiró a otro compatriota y colega, Mattia Agazzi a liberar su creatividad y hacer evolucionar su cocina más allá de la tradición para ser más imaginativo, más abierto mía y moda son dos mundos destinados a fusionarse. Así lo demuestran alrededor del mundo las tres sucursales de Gucci Osteria, el restaurante que Louis Vuitton abrirá en Osaka, el Prada’s Bar Luce en Milán y los Blue Coffee de la firma de joyería Tiffany’s en Estados Unidos. Una tendencia que seguirá creciendo en las próximas temporadas.

Images:

© PressReader. All rights reserved.