Publication:

Fortuna - 2021-11-02

Data:

Cómo ganarle a la inflación

Economía | Tu Dinero

SALVADOR DI STéFANO* *TITULAR DE LA CONSULTORA SALVADOR DI STéFANO Y ASOCIADOS DE ROSARIO

Mercaderías, créditos en pesos y dólares son la combinación perfecta para la coyuntura. Los problemas energéticos que afectan al mundo y sus consecuencias para los países emergentes. La economía mundial está con un severo problema energético, esto impulsaría la escasez de bienes en todo el mundo. Los índices de precios mayoristas de las grandes potencias se ubican en dos dígitos. Es momento de acopiar bienes y no billetes. En la Argentina el dólar blue subió más de once veces y la inflación menos de cinco veces en los últimos cinco años. —¿Cómo viene el mundo? —Complicado, hay un problema energético muy grave. El mundo actualmente consume el 80% de energía sucia (petróleo, carbón y gas) y un 20% de energía renovable (eólica, solar e hidroeléctrica); para el año 2050 esta proporción se debe revertir. En el corto plazo la desafectación de la generación de electricidad contaminante no ha sido reemplazada por la generación de energía renovable; esto genera una descoordinación que nos lleva a un fuerte aumento de los precios del petróleo, gas y carbón. —¿Cómo impacta esto en el mundo? —Con una inflación mayorista de dos dígitos en muchos países del mundo, que generan una perspectiva de inflación minorista mucho más elevada y, consecuentemente, la posibilidad de una suba de la tasa de interés, ya sea la tasa que se mide a través de los bonos en primer lugar, y más adelante con una suave suba de la tasa de corto plazo. —¿A quién afecta esta medida? —Afecta a aquellas empresas que tienen un alto nivel de apalancamiento. La suba de tasas traería como consecuencia menores resultados, lo que implicaría menores utilidades. La suba de la tasa cambia el costo de oportunidad del dinero, y por ende la valuación empresaria. —¿Esto implica una baja de la bolsa norteamericana? —Correcto. El peor enemigo de las acciones es la tasa de interés. —¿Qué sucederá en el mundo emergente? —Una suba de tasas en Estados Unidos implicaría una revaluación del dólar, esto impactaría en una devaluación de las monedas emergentes. La sigla Beast (bestia en inglés) tiene las iniciales de los países que podrían estar afectados por una suba de tasa y revaluación del dólar, que son Brasil, Egipto, Argentina, Sudáfrica y Turquía. —¿Qué puede suceder con las materias primas que exporta Argentina? —En el largo plazo las materias primas igualan su costo de producción; como el costo de producción estará a la suba, producto del aumento de los insumos agrícolas derivados del petróleo y el gas, consideramos que estas materias primas subirán en el segundo semestre de 2022, y para 2023 podrían superar los máximos de 2021. —¿Por qué no suben ahora? —Estamos con la oferta de la cosecha norteamericana que se está realizando en estos momentos, en enero sale al mercado la soja de Brasil, y para abril la soja argentina. Esto implica una gran oferta de mercadería que será difícil de digerir por el mercado. Cuando en 2022 se planifique la próxima cosecha, con costos crecientes, veremos qué intención de siembra tenemos, y creo que allí comenzaremos a ver un proceso de recuperación en precios. —¿Cómo impacta todo esto en Argentina? —Argentina esta desanclada del contexto internacional. En el mundo el petróleo vale u$s 85 y el barril de petróleo criollo vale u$s 55; esto no se puede mantener en el tiempo. Como en este aspecto, estamos desanclados en muchos otros aspectos. —¿Por ejemplo? —Las tarifas, que están retrasadas; tenemos cupos a la exportación de carne, que empujan los precios a la baja, y tenemos un retraso del tipo de cambio oficial de no menos del 30%. —Si se ajusta todo junto es la tormenta perfecta. —Correcto, podríamos tener la tormenta perfecta en la transición entre la suba de los combustibles y metales, hasta que comience a visualizarse la suba de las materias primas que nosotros exportamos. —¿Qué pasa con el dólar? —El gobierno comenzó con un cepito, pasó el tiempo y se transformó en cepo, y ahora es un cepazo que no te deja comprar los dólares necesarios que demandan los agentes económicos. Cuando la naturaleza nos da un río y le ponemos un dique, hay momentos en que el agua pasa por arriba del dique. En este caso el cepo al cuadrado que tenemos hace que los agentes económicos busquen la salida en el dólar blue u otros dólares alternativos, los que generan más ruido en la actividad económica. —¿Cómo ves fin de año? —Si el gobierno consigue un acuerdo con el FMI (aunque lo firme en 2022), buscará acomodar todas las variables entre enero y marzo. Si para diciembre el gobierno observa que será difícil cerrar un acuerdo con el FMI, la devaluación del tipo de cambio oficial se adelantara para diciembre; de esta forma, generará utilidades en el Banco Central, que serán distribuidas en 2022 para financiar al presupuesto público. —¿Alternativas de inversión? —Desde 2016 a la fecha el dólar blue aumento más de 11 veces; la inflación minorista no llega a 5 veces, la construcción 7 veces y los automóviles 8 veces. Claramente el camino pasa por comprar activos ya sean propiedades, rodados o bienes de cambio. —¿El dólar blue no va a aumentar? —El dólar blue refleja el pánico que tiene nuestra sociedad, aumento más de lo que muchos esperábamos. Creemos que desde ahora en adelante seguirá aumentando, pero los precios podrían ganarle la carrera. Por eso aconsejamos comprar activos y no billetes. Con la mega emisión mundial y la escasez de mercadería que hay en el mundo, el ahorro pasa por tener bienes, no billetes. Hay que acumular lo que es escaso, lo que abunda que lo acumule otro. —¿Estás seguro? —La trifecta para ganar en la coyuntura es apostar por comprar la mayor cantidad de mercadería posible, tomar un crédito en pesos a largo plazo y ahorrar en dólares. —Se nota que estás pensando en una inflación más alta. —Argentina, inevitablemente, vivirá un fogonazo inflacionario, se licuarán las deudas y te quedara la mercadería regalada si contabilizas la suba del dólar. —¿Por qué tanta inflación? —Amplío lo que ya dije. El escenario internacional nos muestra una suba de la tasa de retorno de los bonos de tesorería norteamericanos, que la ubican en el plazo de 10 años en el 1,69% y rumbo al 2% anual. Turquía esta devaluando fuertemente su moneda a 9,60 por dólar y complica a Brasil (nuestro principal socio comercial), que devaluó el real a 5,69 por dólar y podría superar el nivel de 6,0 reales por dólar.

Images:

© PressReader. All rights reserved.