Publication:

Fortuna - 2021-11-02

Data:

Home Office, de por vida

Rr.hh.

Martín Sandoval* *MIEMBRO DE LA CD DEL FORO EMPRESARIO ARGENTINO

Desde la dirección hasta empleados dedicados al contacto con el cliente han trabajado desde su casa durante la pandemia. Por qué el sistema híbrido predominará. La resistencia de volver a las oficinas. Nene, levantate, llegás tarde al Colegio”…1981 —“Carlos, se te va a hacer tarde, vas a perder la combi para ir a la oficina”…2001 —“Carlos, ¿a qué hora tenés el Zoom? — A las 9am, querida”. (Lunes, 8.50 a.m., 2021). El home office, trabajo desde casa o teletrabajo, es más que una posibilidad que se hace probable, una necesidad o transformación radical. Con la pandemia, la proporción de la población empleada que trabajo desde su hogar aumentó exponencialmente. Si bien es demasiado pronto para determinar cuántos trabajadores pasaron al trabajo a distancia, la OIT estima que si bien no todas las ocupaciones pueden llevarse a cabo desde el hogar, muchas podrían -aproximadamente una de cada seis a nivel mundial y poco más de una de cada cuatro en los países avanzadoshacerlo. Todos los niveles productivos fueron impactados. Desde la dirección y alta gerencia, hasta los niveles operativos y personal de contacto. Por ejemplo, varios Call Centers de Ventas comenzaron a instalar CRM y sistemas operativos en casa de colaboradores en 2020, apenas comenzada la cuarentena, proveyendo equipamiento (auriculares, vincha, etc.) para el desarrollo de la gestión. Empresas de IT, entre otros rubros, conscientes de la irrupción de lo virtual, habían comenzado años atrás “días flex”, dando home office como beneficio, antes del 2020, uno o dos días de la semana. Esto también constituyó un desafío para el management. A las tradicionales fases de planeamiento, ejecución y control, se le sumaron aspectos que hacen a los canales de comunicación para efectivizarlas (whatsapp, videowhatsapp, Zoom, Meet, Teams, Cisco Webex y otras tecnologías ad hoc) y fundamentalmente, a la motivación del colaborador. Cómo mantener alta “la moral del equipo” trabajando a distancia física irreversible, desde casa. Donde el colaborador, tiene solapada, obligatoriamente, su vida laboral, familiar, y personal. Tentaciones como la TV, con el poder hipnótico de la instantaneidad, la heladera, con el riesgo de la de la ingesta continua de “ir a picar algo” y la multiplicidad de estímulos sensoriales a los que estamos sometidos hoy día, son algunos ítems a tener en cuenta. En consecuencia, la reacomodación y la readaptación fueron también desafíos de las compañías, sobre todo en el ámbito de IT, que redefinieron sus procesos de selección, coaching y retención de talentos. Aparecieron riesgos que ya se manifestaban en la presencialidad: ¿Retorno? ¿Dónde? Argumento principal que esgrimen quienes pugnan por la vuelta a la presencialidad es que “incluso las Compañías tecnológicas más grandes ya lo están haciendo”. Aun así, el tema no es tan simple: varias compañías de IT líderes, están enfrentando una gran resistencia de parte de su personal. Lo que también es cierto, es que esas organizaciones cuentan con instalaciones de última generación, en las que han invertido hasta cientos de millones de dólares. Por otro lado, nos encontramos con Empresas que no consideran la capacidad de movilidad de sus colaboradores al lugar de trabajo ni el contexto de salud actual. A la vez, existen establecimientos que no permiten el distanciamiento, así como Compañías que no tienen en cuenta la ergonomía. A esto hay que agregar, que, si se fuerza el regreso a un entorno que desmotiva, los resultados difícilmente serán positivos. Darío Quassolo, Sales Representative en Contextus, manifiesta: “Me subo al auto, hablo de la Empresa, me bajo, hablo de la Empresa, disfruto trabajar así. Trabajo en Contextus, es una plataforma de comercio electrónico, somos una empresa tecnológica de innovación, ayudamos a las personas a que hagan comercio, de manera digital, ese es el objetivo de la Compañía. Los datos del comercio electrónico venían creciendo antes de la pandemia, imaginate el crecimiento que el sector ha tenido con esos números y la aceleración en crecimiento de la Empresa ha sido extraordinario.” El home office llegó para quedarse en los mercados laborales, el modelo “híbrido” (“mix” presencial y teletrabajo) predominará, aunque “deben evitarse las relaciones de trabajo que no reconozcan la dependencia del empleado”, asegura la OIT. Antes de la pandemia, el 3% de las personas asalariadas en América Latina trabajaban en home office, durante la pandemia la cifra se ubica entre el 20% y 30%. Al contexto laboral, complejo, ambiguo e incierto, se suma este fenómeno creciente, que seguramente marcará un hito distintivo en la historia del trabajo humano.

Images:

© PressReader. All rights reserved.