Publication:

Fortuna - 2021-11-02

Data:

“Tenemos que encender los motores de la Provincia”

Dossier

El candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, Diego Santilli, reconoce que a pesar de ganar las PASO hay que ser “cautelosos”. Sus ideas para transformar la provincia con empleo y seguridad. Diego Santilli no responde llamados, pero contesta mensajes sobre distintos temas sin pausa. Militantes, dirigentes, amigos, su familia. Como un equilibrista, sostiene el equilibrio entre papá y dirigente político para seguir adelante durante la campaña. Reconoce que están contentos con los resultados y en su entorno aseguran que pueden estirar la distancia en las generales del 14 de noviembre, pero Santilli cultiva el perfil determinante y cauteloso que lo trajo hasta acá. FORTUNA: ¿Qué te sorprendió de la campaña actual? SANTILLI: El agotamiento y la fatiga que tienen los bonaerenses y me transmiten todos los días en la calle. Por otro lado, imaginé que el kirchnerismo, como ya lo hizo en otras campañas apelaría a las chicanas, a las agresiones continuas y que iban a priorizar confrontar sin buscar alternativas para resolver los problemas que sufre la ciudadanía, así que trabajamos mucho todos para no enredarnos en debates estériles y sentarnos a pensar cómo podíamos desarrollar un plan sostenible en el tiempo para alcanzar una provincia que progresa y enciende sus motores productivos, genera empleo, y resuelve así la madre de todos sus problemas. FORTUNA: ¿Cómo es eso, por qué la madre? SANTILLI: Porque si vos tenes un estado fuerte, que acompaña y genera condiciones con reglas claras y convoca a todos los sectores, se genera un dinamismo sano donde las personas que tienen dinero invierten porque confían en vos, y generan trabajo. Generar trabajo es un desafío ineludible para la Argentina. Nosotros vamos a impulsar una ley de empleo joven para que tengan exención impositiva por cinco años las empresas que empleen a personas de entre 18 y 35 años. Eso automáticamente impacta en muchas cosas, tenes chicos que terminan estudios, empiezan a trabajar, por ende tienen acceso al progreso, a ganarse el mango, a recuperar la cultura del trabajo que jamás se debió haber puesto en duda. Eso genera familias con mayores ingresos, que pueden vivir en paz al resguardo de su trabajo que no solo es fuente de ingreso, sino que también dignifica. Eso vamos a hacer, trabajar para cambiar la historia de la Pro vincia para siempre. FORTUNA: Enfrente hay un partido que los acusa de ser la derecha insensible que timbea dinero y que no genera empleo, que hizo una mala gestión. SANTILLI: Enfrente tenemos muchas cosas, primero tenemos muchos de sus candidatos que agravian, maltratan y gritan pero no presentan proyectos, que no quisieron debatir durante casi 30 años, desde 1987 no lo hacían. Pero ahora cuando llegó el momento de hacerlo quisieron ir a gritar, porque no debatieron, se preocuparon más por mirar todo el tiempo hacia atrás y descalificar a todo aquel que piensa diferente. Es un Gobierno que desde Nación y Provincia se alejó mucho de la gente, dejaron de escucharla, la encerraron, la empobrecieron y ahora es todo culpa de un espacio político que no es quien gobierna.... vivimos en el mundo del revés. La falta de autocrítica del kirchnerismo se convierte en una característica estructural de su partido. Los dirigentes son espectadores de los problemas que ellos mismos generan, es un caso de estudio sinceramente, no puede ser que no se hagan cargo de nada de lo que ellos mismos generan. FORTUNA: Quiere ser gobernador, ¿tiene que ganar esta elección y posicionarse para llegar? SANTILLI: Mira, si yo a vos cuando terminaste la secundaria te hubiera propuesto hacer un Maestría me hubieras dicho que en el medio faltaba un montón de tiempo. Esto es lo mismo, honestamente, la Provincia es parte de mi infancia, de mi vida, el colegio de mis hijos, mis amigos, pero no es tiempo de pensar en una candidatura a gobernador. Es tiempo de ser efectivamente un articulador que permita que los bonaerenses vivan mejor. Mi responsabilidad va más allá del cargo, del rol o una elección, quiero “. Hay muchas cosas que están ocurriendo hoy que duelen y lastiman. FORTUNA: ¿Por qué duelen, a qué te referís? SANTILLI: Porque se ha pasado sobre todos los límites: militaron el cierre de escuelas, les bajaron las persianas a los comerciantes, liberaron delincuentes mientras encerraron a los laburantes, no hay rumbo ni planificación, estamos ante un Gobierno ausente sin ninguna capacidad de respuesta. No se puede discutir lo obvio, los chicos tienen que estar en la escuela, trabajar no puede ser una excepción, los delincuentes no pueden entrar por una puerta y salir por la otra, no te podés adelantar en la fila para vacunarte antes que aquellos que más lo necesitan, no podés firmar un decreto e incumplirlo a la semana. En Argentina todas las semanas ocurren cosas que se naturalizan y son graves; el jefe de Gabinete de Ministros junto con el Ministro de economía van a Estados Unidos para llevar adelante la refinanciación de la deuda con el FMI, mientras el Presidente de la Nación en un acto público menciona que la deuda no es una prioridad. Esto es una prueba más de la improvisación y la falta de rumbo. FORTUNA: Entonces no va a ser gobernador, o candidato. SANTILLI: Hoy son otras las prioridades. Es importante estar a la altura de las circunstancias. Vivimos en una Argentina que tiene que superar la dirigencia política que piensa sólo en términos de elecciones. Estoy en la Provincia para trabajar y ponerle el cuerpo, para estar en la calle resolviendo los problemas que tiene nuestra gente. El rol en el que me desempeñe nunca tiene que estar por encima de esta prioridad que es el cuidado de nuestro pueblo. Voy a estar todos los días al lado de los que sufren la inseguridad, de los que quieren trabajar, de todos aquellos que quieren vivir en paz. Mi único objetivo y prioridad es transformar la provincia de Buenos Aires para que todos vivamos mejor. FORTUNA: ¿Cuál es la salida del país en un contexto de más pobreza y fracasos políticos peronistas y no peronistas? ¿Cómo se sale de esto? SANTILLI: Primero sin grieta. La idea de un país binario fracasó. La grieta existe desde siempre y es moral. Mientras algunos tenemos la vocación de trabajar cerca de la gente, escuchar y resolver sus necesidades, estar cerca, con una mirada humana y con honestidad, hay un sector de la sociedad que cree que se puede seguir así. Yo creo que la política es una herramienta de transformación, la única forma es sentarnos a trazar las bases en cuatro o cinco cosas que podamos ponernos de acuerdo y no volver a debatirlas todo el tiempo. No sé si el caso de la Moncloa española o la experiencia chilena nos sirven, planteo simplemente que si no hay una idea, un concepto de encuentro en torno a diez puntos básicos, va a ser muy difícil salir adelante como país. Acá algunos quieren inventar la pólvora cada cuatro años, y cada vez la gente está peor. El desarrollo es un proceso que lleva mucho trabajo, esfuerzo y tiempo. Tenemos que vencer la inercia de no poder sostener los procesos y trabajar para darles continuidad en el tiempo. FORTUNA: Macri y Cristina son parte del pasado y del presente, ¿pueden ser del futuro? SANTILLI: Depende de ellos, me parece que Cristina Kirchner demostró tener menos olfato del que se creía. La gestión nacional que ella misma supervisó y con el presidente que ella misma eligió han fracasado en su gestión. Creo que es momento de una sincera renovación partidaria, pero es un tema del kirchnerismo. En cuanto a Mauricio, es una persona que presidió el país mirando hacia el futuro, respetando las instituciones e integrando el país en el mundo. Me parece sincero y real lo que hace. Se tomó un tiempo para reflexionar, pensar qué podía sumar y lo hace muy bien. Mauricio hoy es un tipo de consulta de muchos dirigentes y tiene una experiencia que vale mucho, yo no soy quien para opinar sobre cómo quiere continuar su trayectoria política. La Argentina necesita superar la lógica kirchnerista, y construir un modelo de país próspero y pujante.

Images:

© PressReader. All rights reserved.