Sensación de deportividad al máximo

La versión más radical de los Serie 3 de la marca de Bavaria ofrece potencia extrema, equipamiento de primera y lo máximo en seguridad. Ideal hasta para cuatro pasajeros y un precio pensado para un público exclusivo.

2021-12-04T08:00:00.0000000Z

2021-12-04T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281543704206552

Sumario

El BMW M340i XDrive es la versión más radical de los Serie 3 de la marca, que ofrece potencia extrema, equipamiento de primera y lo máximo en seguridad. Ideal hasta para cuatro pasajeros y un precio pensado para un público exclusivo. El M340i es la versión más radical de los Serie 3 de BMW que se venden en la Argentina. Sin llegar a ser un “M puro”, de un tiempo a esta parte una de las tendencias de la marca de Bavaria es desarrollar estas variantes “firmadas por M Performance” con la finalidad de ofrecer un plus de deportividad en sus modelos de serie, pero que se puedan disfrutar todos los días con el mayor confort. Además de contar con varios aditamentos estéticos específicos,la clave de este modelo es que ofrece una serie de elementos que influyen en sus cualidades dinámicas. Entre ellos, la suspensión deportiva M con ajustes específicos (con amortiguadores de dureza variable), frenos, dirección y un diferencial deportivo que varía el reparto de la fuerza del motor entre las dos ruedas traseras, motivo por el cual cambian las dimensiones de las trochas y las medidas de los neumáticos de 19 pulgadas en ambos ejes. Aunque, sin duda, el detalle más relevante para los puristas se advierte debajo del capó. Mientras las versiones 320i y 330i equipan un 2.0 de cuatro cilindros (de 184 y 284 CV de potencia, respectivamente), con tracción trasera, este M340i xDrive se sirve de un 3.0 de seis cilindros en línea con 387 caballos y 50,9 kgm de torque, asociado con una transmisión Steptronic Sport de ocho marchas (con levas en el volante) y tracción integral permanente. Las prestaciones son elocuentes: una velocidad máxima limitada en 253,4 km/h, en tanto que para acelerar de 0 a 100 km/h se tarda apenas 4,7 segundos. Este M340i no pasa inadvertido. El frontal respeta el formato del Serie 3 convencional, pero implementa una grilla de color gris opaco con un entramado tridimensional muy particular. Las rasgadas ópticas full led hacen su aporte al desenfadado aspecto de este sector, que además luce un paragolpes más agresivo. También dispone de spoilers y faldones laterales que realzan su imagen. En el sector posterior no hay grandes diferencias, a excepción del formato de la doble salida de escape (rectangular), un sutil alerón y las ranuras aerodinámicas del paragolpes. Otro detalle propio de esta ver sión es que el instrumental (ciento por ciento digital) dispone de indicadores deportivos, como la fuerza G, la entrega instantánea del par y la potencia del motor. La posición de manejo se encuentra con muchísima facilidad dada la doble regulación del volante, éste último con un grip muy grueso y acolchado, cuyo tacto no necesariamente será del agrado de todos los usuarios. El espacio trasero está marcadamente orientado para dos pasajeros, que contarán con suficiente espacio y confort (disponen de climatizador digital y doble toma USB), pero un tercer ocupante no estará a gusto debido al pronunciado túnel de transmisión que penaliza el espacio para acomodar las piernas. SEGURIDAD. Uno de los aspectos que merece un párrafo aparte es el de los frenos. Equipados con enormes discos en todas las ruedas, durante las pruebas de rigor respondieron con muchísima solvencia en todo momento, sin mostrar el mínimo indicio de fatiga. Para detenerse a cero desde los 100 km/h precisó de 38 metros. Además, cuenta con otros elementos de seguridad como la alarma para la supervisión de puertas, cinturones de seguridad de tres puntos en todas las plazas y con limitador de tensión para conductor y acompañante; airbags frontales, laterales y de cortina, anclajes Isofix, control dinámico de estabilidad, supervisión general y nota sobre pinchazos de neumáticos, sensor de colisión para activar, entre otras. Dentro del confort y estética, el M340i se destaca por ofrecer un tablero de instrumentos y pantalla central de dimensiones más generosas que los 320i y 330i (de 12,3 y 10,2 pulgadas, respectivamente), más tomas USB, apoyacabezas traseros abatibles, un head-up display con más información, cinturones de seguridad con los colores de M Performance y un paquete “acceso confort” compuesto por desbloqueo automático al acercarse y cierre automático cuando al retirarse del vehículo (con iluminación desde los espejos retrovisores), y apertura y cierre remoto del baúl. También se destaca por ofrecer techo corredizo en las plazas delanteras, arranque sin llave, navegador satelital, sistema de audio de alta definición Harman Kardon, sensores de estacionamiento con cámara de retroceso y cruise control adaptativo con función Stop&Go. En cuanto al precio, claro está que es para pocos. El M340i se ofrece a u$s 112.900. Indudablemente, se trata de una versión que apunta a un usuario muy particular, dispuesto a pagar esa diferencia por las sensaciones al volante, la apariencia estética y un plus de equipamiento.

es-ar