No todo es dólar

El dólar blue está en un precio tal que ahora conviene cambiar por propiedades, vehículos y otros bienes. Además, los papeles que ofrecen las mejores ganancias, aunque con un riesgo: son todos bonos soberanos.

SALVADOR DI STÉFANO* *TITULAR DE LA CONSULTORA SALVADOR DI STÉFANO Y ASOCIADOS DE ROSARIO

2021-12-04T08:00:00.0000000Z

2021-12-04T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281612423683288

Tu Dinero | Economía

El dólar blue está en un precio tal que ahora conviene cambiarlo por propiedades, vehículos y otros bienes. Además, los bonos que ofrecen las mejores ganancias, aunque con un riesgo: son todos papeles soberanos. El dólar en argentina tiene un gran poder de compra, todos van al billete verde, pero no se han percatado de lo que pueden comprar en bienes o bonos. El mundo de las materias primas está en alza, y la Argentina y los inversores tienen una oportunidad. —¿Cómo ves el escenario mundial? —La dificultad en la convergencia entre la energía sucia y la energía limpia nos llevó a una fuerte suba en el precio del gas y el petróleo. El 80% de la energía que se produce en el mundo es sucia y solo el 20% es renovable. Para 2050 el 100% debe ser renovable. En 2019 salieron de producción centrales de energía sucia, y la pandemia más el corte de financiamiento no permitieron el reemplazo por la renovable. —¿De allí la gran suba del gas y el petróleo? —El gas valía u$s 1,50 el millón de BTU, hoy vale por encima de u$s 5,00. Los petroleros te pagaban para que te lo llevaras en 2020, hoy vale más de u$s 80 el barril. Las materias primas agrícolas subirán en el segundo semestre de 2022, nos esperan nuevos máximos. —¿Cuándo volveremos a un escenario normal? —No hay dudas de que el mundo es verde; por ende, la salida la tenemos que ver por un aumento de la energía renovable. Pasará un buen tiempo hasta que los precios se normalicen. —¿Esto implica más inflación en el mundo? —Correcto, Estados Unidos tiene la mayor inflación de los últimos 30 años, la inflación mayorista en Europa está en los dos dígitos; es un escenario donde luce muy probable una fuerte suba de las tasas de interés a nivel mundial. —¿Cambia la forma de hacer negocios? —La tasa de interés es la peor enemiga de las acciones y bonos. Cuando sube la tasa de interés baja la paridad de los bonos, cambia la tasa de descuento de los negocios y baja el valor de las empresas en bolsa. —¿Caerá Wall Street? —La bolsa norteamericana tiene grandes posibilidades de un ajuste en precio. Vemos dos escenarios por delante; el primero podría ser un escenario frío, implicaría nueva ola de Covid, caída en la actividad económica, menos ventas, baja en las ganancias; todo esto produciría un ajuste en precios en las acciones. Un segundo escenario podría ser caliente: sorteamos la pandemia, el mundo se reactiva, hay mayores ventas, suben los precios, aumenta la inflación y al mismo tiempo la tasa de interés se coloca en un nivel más elevado; en este caso también baja el precio de las acciones. —¿Cómo afectan estos escenarios a nuestro país? —En primer lugar, una suba de la tasa de interés en Estados Unidos afectaría al mundo emergente; esto implica una devaluación de sus monedas, menos financiamiento y baja en el precio de los activos. Esto para los países que están anclados al mundo. —Te vuelvo a preguntar: ¿Argentina? —Nuestro país está desanclado: el gas medido en millón de BTU vale u$s 3,50, cuando en el mundo vale más de u$s 5; el barril de petróleo criollo vale u$s 55, cuando en el mundo vale más de u$s 80,0. Estamos fuera del mundo y es muy difícil seguir produciendo a valores de fantasía, en algún momento nos tendremos que integrar y eso generaría un fogonazo inflacionario. —¿Qué me queres decir? —Tarde o temprano el gas y el petróleo en Argentina deben valer igual que en el mundo, de lo contrario la producción caería y eso nos generaría un perjuicio de gran magnitud en la economía. —¿El ajuste sería muy grande? —Ponente los cinturones de seguridad y que se abran los airbag. —¿El peso está sobrevaluado? –—El gobierno ajusta el dólar a una tasa del 1% mensual cuando la inflación acumulada se ubica en torno del 4% mensual. Esto tarde o temprano se paga. —El dólar blue está arriba de los $ 200. —Es el precio de mercado, el intervenido vale la mitad. La brecha es enorme, pero se abre una oportunidad de negocios. —¿Por ejemplo? —El dólar blue subió en los últimos años 11,7 veces, pero el índice de precios al consumidor subió 4,6 veces; hoy canjear dólar blue por bienes, es muy atractivo. —Te pido por favor que seas más específico, hay muchas cosas dentro del IPC. —El Índice Cámara de la Construcción (CAC) en los últimos cinco años subió 6 veces versus 11,7 veces del dólar blue. Esto implica que hace cinco años te comprabas un departamento de 50 metros cuadrados y que hoy podrías comprarte un departamento de 97,5 metros cuadrados. —¿Y si lo medis con el índice de precios del sector automotor (IPSA)? —En los últimos cinco años el IPSA aumentó 7,6 veces y el dólar blue 11,7 veces; esto implica que si hace cinco años te comprabas un auto pequeño, hoy con la misma cantidad de dólares te compras un auto mediano. —No todo es dólar. —Lo que te quiero decir es que, de cara a los próximos años, como Argentina vive desanclada del mundo, lo más probable es que los precios suban más que el dólar blue. Por ende, comprar activos con altos niveles de descuento puede ser muy interesante. —¿Por ejemplo? —Tenemos dos caminos: podes comprar bonos argentinos en pesos que ajustan por inflación, como es el caso del bono con descuento con vencimiento en 2033. Este bono vale $ 2.900.000, si lo convertimos a valor dólar nos da u$s 14.500, paga una renta semestral de $ 90.000 lo que implicaría $ 15.000 por mes, no pagas bienes personales por la tenencia del bono y tampoco ganancias por la renta que cobras. Un departamento mono ambiente en el mercado no baja de u$s 50.000 y por una renta de $ 15.000 por mes tenes que pagar bienes personales y ganancias. —Es un bono argentino. —El departamento también es argentino. —¿Otra inversión? —El bono AE38: en bolsa vale u$s 36,0, durante 2022 paga u$s 2,0 de renta, esto implica una tasa en dólares de 5,6% anual. En 2023 paga u$s 3,88 de renta, esto implica una tasa del 10,9% anual. En 2024 paga una renta de u$s 4,16, esto implica una tasa del 11,6% anual. No hay con qué darle porque en los años sucesivos paga más renta. —Es todo riesgo argentino —Es cierto: vivimos en Argentina, pero los bonos soberanos siguen siendo los únicos que generan rentas positivas netas del pago de tributos, y eso no es menor. —Prefiero invertir en el exterior. —Cuidado: con la ola de Covid, no está tan fácil. Europa y Estados Unidos están endeudados en más del 300% del PBI, saldrán de la crisis con más inflación e impuestos. En Argentina, las elecciones marcaron que estamos en el fin del kirchnerismo, lo que venga será como mínimo mejor, hay que apostar ahora que está en precio. Hay que comprar bonos cuando no hay gente haciendo cola para adquirirlos, cuando esto ocurra los bonos valdrán más lo que valen hoy. Vale el mismo ejemplo para propiedades, autos o lo que se te ocurra.

es-ar