LA INFLACIÓN SIGUE SU MARCHA

POR CEFERINO REATO

2022-06-09T07:00:00.0000000Z

2022-06-09T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281642488821196

Carta Al Lector

Mientras las encuestas coinciden en que l a inflación es la preocupación número uno de los argentinos, el gobierno continúa con una receta ya gastada, basada en una serie de controles a los distintos precios de la economía, y la oposición sigue sin presentar un plan para combatir ese flagelo, salvo el diputado Javier Milei, partidario de la dolarización. Es cierto que las responsabilidades son diferentes: gobierna el Frente de Todos y la inflación desbocada lo interpela sin mediaciones, mientras que la oposición tiene tiempo para preparar un plan; sin embargo, aparecen dentro del PRO y del radicalismo distintas maneras de abordar esta cuestión, lo cual no deja de ser preocupante. En este marco, la sociedad sufre el alza generalizado y heterogéneo de los precios sin una perspectiva cierta de que haya una respuesta eficaz en lo que resta del año ni probablemente en 2023, que pinta como otro año electoral debido a que un buen número de provincias desdoblará las elecciones provinciales de las nacionales. Inflación más ausencia de soluciones, las causas del pesimismo que registran todos los sondeos. En esta edición, Luis Secco analiza las dos maneras de dolarizar, una más rígida, la otra más flexible, pero concluye que esa salida no nos ahorra —como varios suponen— el ajuste fiscal que demanda un gasto público desbocado, que explica, entre otras cosas, que no alcancen los cuantiosos dólares generados por el campo. Un campo que está siendo favorecido por los precios récords de los granos, pero que no puede aprovechar las oportunidades globales por la brecha cambiaria y las retenciones, que, junto con el alza de los fertilizantes, hacen que no sea rentable agregar valor, por ejemplo, en la producción de carnes, como explica Marianela De Emilio. Es decir que otra vez hay viento de cola para la Argentina, que, lamentablemente, no puede ser aprovechado, en buena parte por la mala praxis del gobierno y los prejuicios ideológicos del oficialismo con relación al sector agropecuario. Tanto el mundo no se olvida de nosotros que el alza del precio del gas por la invasión rusa a Ucrania le dio nueva vida al gasoducto pasa transportar el gas de Vaca Muerta, un proyecto del gobierno anterior que había sido desechado por el actual. Es que ese gasoducto costará la mitad de lo que será necesario gastar para importar ese combustible solo este año. Lástima que el oficialismo haya elegido un nombre que profundiza la grieta sobre una obra tan necesaria: Néstor Kirchner.

es-ar