¿TODO IGUAL HASTA EL PRÓXIMO GOBIERNO?

Ceferino Reato

2022-11-15T08:00:00.0000000Z

2022-11-15T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281505050206763

Carta Al Lector

La nota de tapa de este número se refiere a qué hará el gobierno en los próximos meses, la gran incógnita entre todos los que tienen que tomar decisiones de alguna importancia; concretamente, a si seguirá con su estrategia actual que apunta a alejar la posibilidad de un colapso —algo que parece haber logrado al menos si comparamos este presente con aquel julio tan complicado— o se animará a lanzar un plan para bajar la inflación. Hay quienes calculan que marzo debería ser el mes propicio para un intento de ese tipo. Entienden que el peronismo no va a entregar el gobierno sin luchar. Claro que la vocación de poder es una marca distintiva de esta fuerza, pero no siempre se puede hacer lo que se quiere. Precisamente, el prestigioso economista Eduardo Fracchia, autor del informe exclusivo sobre este tema, enfatiza la ausencia de anclas para amarrar los precios. Además, las últimas encuestas indican que, si bien Juntos por el Cambio está claramente por delante del Frente de Todos con vistas a las elecciones del próximo año, nada está definido ya que falta mucho tiempo. Uno debería suponer que con una inflación cercana al ciento por ciento y en el marco de un contexto global en el que los oficialismos suelen perder las elecciones, por varias razones, el peronismo no tiene muchas posibilidades de retener el gobierno. Pero, en las últimas semanas aparecieron varias grietas en el armado opositor; esas peleas nos recuerdan que Juntos por el Cambio se mantiene unido por el recelo que despiertan Cristina Kirchner y el kirchnerismo a todas sus partes. No los une el amor sino el espanto al kirchnerismo. Por eso, la posibilidad tan anunciada de una derrota del kirchnerismo no ha hecho más que reavivar esas diferencias. Porque, ¿cuánta unión puede haber entre buena parte de los dirigentes del radicalismo y los halcones del PRO? En materia económica, no son muchos los puntos de contacto. Esas diferencias le podrían dar una nueva vida al peronismo. Todo esto en un escenario muy volát i l , que está marcado por un gobierno que gasta mucho más del dinero que tiene a su disposición, pero que no parece en condiciones de acordar un plan para bajar la inflación, y que solo puede aspirar a una sucesión de remiendos, aunque manejados con una cierta solvencia política. Mal panorama para tomar decisiones trascendentes, por ejemplo, en materia de inversiones porque seguirá el principal problema detectado por los empresarios en el reciente coloquio de IDEA: el cambio persistente en las reglas de juego.

es-ar