Un león que ruge de forma ecológica

El exitoso SUV mediano se presenta ahora en versión híbrida enchufable. Es el primero de la marca, estableciendo un punto de partida hacia un futuro más limpio. Se destaca en seguridad, habitabilidad y confort de manejo.

2022-11-15T08:00:00.0000000Z

2022-11-15T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282389813469739

Motores

El Peugeot 3008 GT es un exitoso SUV mediano que ahora se presenta en versión híbrida enchufable. Es el primero de la marca, estableciendo un punto de partida hacia un futuro más limpio. Se destaca en seguridad, habitabilidad y confort de manejo. La reconocida trayectoria del Peugeot 3008 comenzó en 2009 y, de alguna manera, sirvió como banco de pruebas para nuevas tecnologías dentro de la marca del león. Ya en 2011 se conoció en Europa una curiosa variante híbrida de la primera generación que no tuvo demasiada vida debido a la combinación de la propulsión eléctrica con una motorización Diesel de por entonces elevadas emisiones. Pero la marca siguió insistiendo con el tema del cuidado del planeta y hasta llegó a plantear la idea de un sistema híbrido, que allá por 2013 se trataba de otra inédita combinación: un motor naftero con tubos de aire comprimido. La propuesta no era mala para la época, pero para ser viable esa tecnología debía masificarse y ninguna otra compañía quiso sumarse a la iniciativa. Ahora que las principales automotrices del mundo están de acuerdo en que el futuro de la movilidad es eléctrica, una excelente transición viene de la mano de un producto como este 3008, que es híbrido-enchufable. ¿Qué representa esta tecnología? La respuesta es que para el uso diario que le puede dar la mayoría de las personas, el vehículo puede desplazarse solamente con energía eléctrica, siempre y cuando se tenga acceso a una toma casera para cargarlo durante algunas horas a la noche. Mientras tanto, si uno tiene que recorrer distancias más largas, como al irse de vacaciones, el motor naftero está siempre disponible. Teniendo en cuenta que la infraestructura de carga en nuestro extenso país todavía está en pañales, es algo positivo, aunque sabemos que las principales empresas interesadas están impulsando fuertemente el desarrollo de una red de cargadores. Además de un mayor cuidado ambiental, esta tecnología proporciona otras ventajas, como el ahorro de combustible y la posibilidad de transformarse en un modelo 4x4 gracias a la utilización de uno de sus dos motores eléctricos en el eje trasero. Todo esto lo realiza con un impulsor naftero, que es el conocido 1.6 THP de 197 CV, combinado con el eléctrico de 110 CV. Así, en total consigue los impresionantes 300 CV con los que se alcanza una velocidad máxima de 212,4 km/h y se acelera de 0 a 100 km/h en solo 6,1 segundos. El 3008 híbrido dispone de una caja automática de ocho velocidades que administra adecuadamente la potencia del sistema con un paso de marchas suave y sin hacer notar un sobresfuerzo en cuanto a las vueltas del naftero, salvo al elegir el modo Sport, momento en que estira los cambios para aprovechar de la mejor manera la curva de potencia en función de un desempeño más deportivo. Cuenta con levas detrás del volante, una selectora que tiene además un modo B (Brake), que aumenta aún más la carga de la batería al desacelerar, por lo que el motor que hace de dínamo ofrece más resistencia y de esta manera se utilizan menos los frenos. Uno de los aspectos a destacar es el consumo. Mientras que el consumo naftero fue algo alto, nada diferente de un vehículo naftero convencional de su segmento, ya que su rendimiento fue de 8,8 km/l; el gran ahorro se notó cuando se cargó la batería, lo que permitió circular hasta 58 kilómetros sin consumir una gota de combustible. Seguridad. Para la protección de los pasajeros, este modelo incorpora seis airbags, control de tracción y estabilidad, asistente al descenso en pendientes, proyectores full led, luces diurnas y faros para la niebla (solamente traseros). En esa misma dirección vale resaltar la presencia de las ayudas a la conducción, encabezadas por el control de velocidad crucero adaptativo, el cambio automático de luces en ruta, las alertas de riesgo de colisión y frenado automático de emergencia, de asistencia de cambio de carril y las de reconocimiento y recomendación del límite de velocidad. Además, incluye sensor de ángulo ciego, sistema de asistencia al estacionamiento y sensores de estacionamiento trasero y delantero, más la cámara de retroceso, también con visión de 360º. Con un pedal de un tacto algo diferente en algunas ocasiones por estar regenerando energía cinética, pero que no deja de ser eficaz, este 3008 demostró un correcto poder de frenado, ya que para detenerse de 100 km/h a cero, el recorrido demandado fue de 43,6 metros. En cuanto a su interior, el habitáculo sigue siendo de los más agradables y se encuentra muy bien insonorizado, a su vez que el espacio conserva las características de sus hermanos “convencionales”, por lo que tiene muy buena habitabilidad, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, donde solo el ocupante del medio contará con menos comodidades. Recurriendo al ya conocido desarrollo i-Cockpit, en el que el tablero de instrumentos (totalmente digital) asoma por encima del volante, la posición de manejo es excelente para quienes gustan de este recurso, principalmente merced a las múltiples regulaciones eléctricas para la butaca del conductor, además del cojín extensible. De la larguísima lista que acompaña la ficha técnica del vehículo se resaltan el techo panorámico eléctrico, los tapizados de cuero, la apertura y el encendido con manos libres, la conectividad Mirror Screen, el navegador, el sistema de audio Hi-Fi Premium Focal y la pantalla multimedia de 10 pulgadas. El valor de esta única versión híbrida en la Argentina, para fines de octubre, era de $ 14.465.545, incluyendo el cargador Wallbox, cuya carga completa de la batería dura poco menos de dos horas, según Peugeot.

es-ar