Alan Blinder

*PROFESOR EN PRINCETON UNIVERSITY, COPYRIGHT: PROJECT SYNDICA, 2022

2023-01-02T08:00:00.0000000Z

2023-01-02T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282106345744387

Sumario

Uso y abuso de la historia de la inflación George Santayana alguna vez observó que “quienes no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo”. Pero permítanme ofrecer un corolario: quienes recuerdan mal el pasado pueden incurrir en el error de malinterpretar la historia. Un ejemplo concreto: muchos observadores de la difícil situación que hoy enfrenta la Reserva Federal de Estados Unidos —que es similar a los dilemas que deben abordar otros bancos centrales en todo el mundo— han trazado paralelismos con los problemas que el presidente y la Fed enfrentaban a comienzos de los años 1980. La implicancia (si admitimos el paralelismo) es que amainar la inflación exigirá tasas de interés mucho más altas, mucho dolor y probablemente una recesión profunda. Sin duda, los paralelismos existen. La inflación de Estados Unidos en los últimos 18 meses aproximadamente ha sido la más alta desde la era Volcker. Pero, hay diferencias: la más obvia es que problema de la inflación de hoy es relativamente reciente ya que se remonta sólo a la primavera de 2021. Eso nos lleva a la segunda gran diferencia. Las expectativas de inflación hoy son prácticamente consistentes con la meta de inflación del 2% de la Fed en un rango de 5 años. Esto es muy importante porque las expectativas de inflación tienden a inmiscuirse en los acuerdos salariales, las tasas de interés y los planes de los hogares y de las empresas. Tercero, consideremos las diferentes condiciones macroeconómicas en las que Powell y Volcker se embarcaron en sus campañas de desinflación. En agosto de 1979, al inicio del mandato de Volcker, la tasa de desempleo de Estados Unidos era del 6%. La Fed en la gestión de Powell llegó tarde a la lucha contra la inflación, por lo cual se la criticó justificadamente. Pero cuando finalmente empezó a subir las tasas de interés, en marzo de 2022, la tasa de desempleo estaba en un mínimo histórico del 3,6%. Eso significa que ajustar la política monetaria hoy puede hacer subir la tasa de desempleo a alrededor del 4,5%, sin causar serios problemas. Si la Fed puede alcanzar ese resultado, los observadores declararán que Powell y sus colegas han alcanzado un aterrizaje económico suave. Finalmente, debemos mencionar la diferencia más evidente de todas. El esfuerzo de desinflación de Volcker recortó nueve o diez puntos de la tasa de inflación pico del IPC, mientras que la Fed de Powell está centrada en la inflación de base del PCE, que alcanzó un pico del 5,4%. No es una tarea trivial, pero es mucho más liviana. Asimismo, la Fed de hoy ya está recibiendo cierta ayuda del lado de la oferta dado que las alteraciones de las cadenas de suministro se están aliviando. Por todas estas razones y otras, Volcker y sus colegas nunca le dedicaron ni un momento a pensar en pergeñar un aterrizaje suave. Lisa y llanamente, no era algo que estuviera en el reino de lo posible. Powell y sus colegas sueñan con un aterrizaje suave todas las noches.

es-ar