¿Tasas de interés más altas o más inmigración?

2023-01-02T08:00:00.0000000Z

2023-01-02T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282076280973315

Columnistas

¿Más inmigración o tasas de interés más altas? La economía de Estados Unidos está exigiendo demasiados trabajadores. Hay casi el doble de vacantes laborales en todo Estados Unidos que de gente que busca un empleo. La tasa de desempleo se mantiene en un mínimo histórico y la tasa de participación de la fuerza laboral está en aumento. El hecho de tener muchas más ofertas laborales que trabajadores ha conducido a un alza sin precedentes de las tasas de renuncia y a aumentos salariales que superan el crecimiento de la productividad, lo que contribuye a una inflación generalizada y hace que la Reserva Federal de Estados Unidos suba las tasas de interés marcadamente en un esfuerzo por enfriar el apetito insaciable de mano de obra de la economía. La política inmigratoria de la administración Biden ha exacerbado esta escasez de trabajadores, lo que obligó a la Fed a aumentar las tasas de interés de manera más agresiva que si hubiera sido otro el caso. Al restringir la cantidad de trabajadores, la administración está limitando la producción potencial de la economía y reduciendo el nivel de gasto compatible con ese potencial. Una mayor inmigración, en cambio, podría conducir a tasas de interés más bajas, a un incremento de la producción y a una mayor demanda. Por cierto, con una mayor inmigración y con tasas de interés más bajas todos saldrían beneficiados. A nivel doméstico, esto facilitaría el crecimiento de empresas nuevas, ayudaría a las pequeñas y medianas empresas a encontrar trabajadores, aumentaría el precio de las acciones y de los bonos y debilitaría el dólar súper fuerte, mejorando así la competitividad de la economía e impulsando las exportaciones. Y tasas de interés más bajas y una mayor demanda en Estados Unidos facilitarían el crecimiento global, permitirían que los países emergentes y en desarrollo bajasen sus propias tasas de interés, fomentarían los flujos de capital y las remesas y harían crecer las importaciones norteamericanas. La administración Biden ha tomado algunas medidas en la dirección correcta al duplicar el límite para las visas H2-B para trabajadores no agrícolas y poco calificados a unas 130.000 por año. Pero ésta es una cantidad minúscula para el tamaño de las necesidades de la economía. Si bien ha habido más de 300.000 solicitudes de visas H1-B para trabajadores altamente calificados en el último año, el programa H1-B ha tenido un límite anual de 85.000 aprobaciones desde 2006. A pesar de controlar ambas cámaras del Congreso, los demócratas han hecho poco en los dos últimos años para propiciar una legislación que ajuste el límite a la demanda actual. Sin embargo, aun si el Congreso aumentara los límites estipulados legalmente, Estados Unidos carece de la capacidad para procesar estas solicitudes de visas. Estados Unidos emitió

es-ar