Nueva vida para los SUV

El nuevo modelo de la marca italiana salda la cuenta pendiente que tenía en el segmento más competitivo del mercado. Diseño moderno, muy buen equipamiento, pantalla flotante y motor rendidor.

2023-01-02T08:00:00.0000000Z

2023-01-02T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282123525613571

Motores

El Fiat Pulse es el nuevo modelo con el que la marca italiana salda la cuenta pendiente que tenía en el segmento más competitivo del mercado. Diseño moderno, muy buen equipamiento, pantalla flotante y motor rendidor. El Pulse adquiere la condición de producto muy importante en la nueva estrategia de Fiat. Vale recordar que la marca italiana forma parte del grupo automotor Stellantis, conformado por las compañías de las ex FCA y PSA, las cuales están trabajando en conjunto para crear nuevos modelos y ampliar sus respectivas ofertas aprovechando la sinergia que esta megaempresa automotriz ha generado. Pero Fiat ha decidido “cortarse sola” con el Pulse, ya que para desarrollarlo no ha tomado ninguno de los modelos de las otras marcas sino que trabajó sobre al Argo y, a partir de él, creó un nuevo SUV. El resultado es este modelo que llega a nuestro mercado desde Brasil (país donde se fabrica y en el que fue diseñado), y que pretende conquistar el corazón de los entusiastas de los SUV con su propio latido. Más que un hatch. En el diseño del Pulse aparecen muchos puntos de contacto con el Argo. Elementos como, por ejemplo, el parabrisas, la luneta y las puertas, son los mismos en ambos modelos. Pero para el Pulse los diseñadores han creado un sector delantero más imponente, con una parrilla completamente distinta a la del Argo, en la cual radica gran parte de la personalidad del nuevo modelo en base a una equilibrada presencia de elementos cromados y a un capó reformulado. También estrena el portón del baúl, del mismo modo que se han creado grupos ópticos exclusivos (delanteros full led, antinieblas y traseros), y las llantas de aleación que, en esta versión tope de gama Impetus, son de 17 pulgadas. En líneas generales estamos frente a un modelo cuya estética es muy agradable. En cuanto a equipamiento, en el interior la sensación de hermandad con el Argo se disipa un poco. Los plásticos duros son protagonistas en todo el habitáculo, aunque la calidad de terminaciones y encastres es buena. La posición de manejo es fácil de encontrar gracias a los múltiples ajustes de la columna de dirección (sola la Impetus suma ajuste en profundidad del volante) y la butaca del piloto. Atrás hay lugar para dos adultos, ya que el espacio libre hasta el techo y el que queda para las piernas es adecuado. La plaza central es ajustada. En ese habitáculo se destaca especialmente la nueva pantalla “flotante” de 10,1 pulgadas desde la cual se pueden ajustar la mayoría de los equipos y sistemas. Se trata del conocido Uconnect de origen Jeep, compatible con los más populares sistemas operativos de celulares, que suma navegador y ofrece una destacada calidad de imagen cuando hace las veces de monitor para reproducir las tomas de la cámara trasera. El tablero es ciento por ciento digital (exclusivo del Impetus), configurable y ofrece mucha información. Suma cargador inalámbrico para celulares, tomas USB, convencional y tipo C (también para las plazas traseras), pero, curiosamente, no trae salida de 12 V. Tampoco techo solar. Motor. Otra de las grandes novedades que llegan con esta variante tope de gama del Pulse es el motor. La versión Impetus estrena un propulsor naftero de tres cilindros y un litro de desplazamiento asistido por un turbocompresor que entrega 120 CV de potencia que trabaja conectado con una caja de variador continuo (CVT) que lleva el par a las ruedas delanteras. El Pulse desarrolla prestaciones más que correctas para un modelo de su tipo: la velocidad máxima que alcanzamos con nuestra unidad fue de 181,9 km/h, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h fue de 9,8 segundos, valores destacados para un vehículo que, si bien es relativamente liviano (el peso en orden de marcha es de 1.234 kg) es alto y trabaja con una caja cuya gestión está más orientada a bajar el consumo. Y si hablamos de gasto de combustible, el criterio es el mismo: el rendimiento promedio que logramos en nuestras pruebas fue de 12,7 km/h. También frenó correctamente, recorriendo 40,7 metros para detenerse por completo desde 100 km/h, una buena medida a pesar de que cuenta con tambores en el eje posterior. El nuevo modelo de Fiat es una buena noticia para el mercado y una suerte de cuenta saldada para la marca italiana. Tal vez por eso eligieron su nombre: con el Pulse llega nueva vida al segmento más competitivo del mercado.

es-ar