ACNÉ CORPORAL

Todo lo que podés hacer para eliminar los granitos en los glúteos

Por suerte, hay mucho que podemos hacer para evitar el acné corporal: Silvia Pardo

2022-01-12T08:00:00.0000000Z

2022-01-12T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282505776956403

Belleza

La inflamación de uno o más folículos pilosos es la causa de esos molestos y antiestéticos granitos blancos que suelen salir en la cola.te contamos sus múltiples causas y cómo evitarlos mediante dieta, nutricosmética y prevención Primero llegó el maskné (el acné causado por los barbijos), luego, el maskstress (los granitos de la cuarentena) y para rematar, ahora también nos tenemos que preocupar del acné corporal, que suele presentarse con frecuencia en los mismísimos glúteos, justo cuando empezamos a usar el traje de baño. El acné es una alteración que se caracteriza por la aparición de lesiones a consecuencia de la infección de los poros foliculares, que se distribuyen por la piel de todo el cuerpo, excepto en palmas y plantas. El acné corporal ocurre por las mismas causas que el facial. Zonas como la espalda o los glúteos tienen gran cantidad de glándulas sebáceas y pueden desarrollar acné si se dan las circunstancias propicias. El acné que sale en brazos, muslos y glúteos se llama foliculitis y se genera cuando se mezclan poros obstruidos con sebo, células muertas y/o restos de suciedad. El resultado es la aparición de pequeños granos rojos, que son los folículos pilosos inflamados. Además, la dermatitis, que es una irritación de la piel causada a veces por la fricción de la ropa combinada con el sudor, también puede provocar brotes. Por suerte, este acné no se propaga a otras partes del cuerpo ni al rostro. Sus signos El acné es un trastorno crónico que se manifiesta de distintas formas: Comedones (puntos negros) Pápulas (o lesiones rojas del acné) Pústulas (lesión con pus del acné) Nódulos (o quistes que se tocan y se palpan como bolitas). Sus causas son multifactoriales: bacterianas, por estrés, genéticas o constitucionales y hormonales. También puede deberse al cigarrillo, café y algunos medicamentos o vitaminas. Por qué salen en la cola Varios son los factores que pueden provocar acné en esa zona. Ahora pasamos mucho más tiempo sentados, lo que aumenta la fricción y causar brotes en esta área. Otra causa puede ser la ropa ajustada, que no evapora la transpiración, y al estar apretada no permite que las glándulas liberen la grasa, esta se acumula y produce los granos. Otro motivo puede ser quedarse con la ropa sudada luego de entrenar. Hay una serie de bacterias que crecen en la glándula que no está liberando y es entonces cuando aparecen las lesiones de foliculitis, forunculosis o de este tipo de acné. Otra causa pueden ser los desajustes hormonales, ya que la testosterona, los estrógenos y la progesterona pueden provocar brotes, y hay que observar si salen más antes de la menstruación. Tampoco olvidarse de los problemas digestivos, como el estreñimiento, que impiden una correcta eliminación de toxinas. Por lo tanto, es esencial seguir una buena alimentación, ya que los alimentos con alto contenido en azúcar inciden directamente sobre los procesos de inflamación y glicación, empeorando la evolución del acné. Esos alimentos que tienen un índice glucémico elevado (es decir, grandes cantidades de azúcar) como las harinas blancas, azúcar blanca, gaseosas y golosinas son los principales culpables. Entre los lácteos, la leche, los quesos y la crema también tienen incidencia. Tratamiento médico El acné en los glúteos es persistente y el dermatólogo deberá pautar un tratamiento médico. Cuando la causa es bacteriológica el médico especialista suele recetar antibióticos orales para aplacar la inflamación que produce la bacteria y estimular la respuesta cicatrizante del organismo. Si la responsable es la piel grasa la solución son las lociones y geles especiales que "secan" la piel. Se combina con otros métodos de acuerdo a la incidencia del acné. Cuando la causa es hormonal, se prescriben antiandrógenos orales que atacan la disfunción hormonal. Medidas preventivas Usar ropa interior "transpirable", preferentemente de algodón; No abusar de prendas demasiado ajustadas para evitar la fricción; Cuidar la higiene corporal, especialmente después de hacer deporte; Procurar llevar una vida sana, ya que el sobrepeso y la obesidad empeoran la foliculitis. El tabaco y el alcohol no tienen una relación directa con la aparición del acné pero sí empeoran la calidad de la piel, desmejorando su aspecto. Cuidados especiales Además, se pueden realizar algunos cambios en la rutina de belleza diaria. Lo mejor es que el acné corporal se puede tratar con los mismos productos faciales. Por ejemplo, se pueden emplear los cosméticos secantes, con base de retinoides o ácidos glicólico o salicílico, que ayudan a mantener la zona seca para que no haya ese crecimiento de bacterias. Además, al ser queratolíticos van a ayudar a eliminar el tapón de escama y evitar la retención a nivel del folículo. También se puede probar a cambiar el gel de ducha habitual por uno antiséptico. Y, por supuesto, es muy importante mantener la zona lo más hidratada posible, con cremas no comedogénicas. Lo que no es recomendable es exfoliar mecánicamente el área inflamada, ni con un producto físico ni con una esponja vegetal o guante de crin. Esto solo empeorará la inflamación y podría derivar en marcas o cicatrices e hiperpigmentación. Luego que pase el episodio de acné, sí se puede volver a exfoliar la piel. De la misma manera, se deberá evitar la depilación con cera porque puede provocar una mayor obstrucción de los folículos pilosos, empeoramiento de la inflamación y pigmentación posterior. Se aconseja la depilación definitiva con láser. Plan de nutricosmética También se puede abordar este problema desde adentro, a través de nutricosméticos que regulen el exceso de sebo, mantengan los niveles de hidratación de la piel y favorezcan la eliminación de toxinas. Se pueden tener en cuenta suplementos como la maca, que compensa los desajustes de la testosterona, se presenta en cápsulas o en polvo; las algas AFA, que normalizan el metabolismo de la grasa y facilitan la eliminación de toxinas como metales pesados; las vitaminas C, E y el grupo B, así como betacaroteno proporcionan un gran aporte de antioxidantes que evitan la oxidación de la grasa en el folículo, y los aminoácidos involucrados con las glándulas endocrinas reducen la producción de grasa y ayudan a la cicatrización de los tejidos.

es-ar