Damascos Chiquitos y poderosos

Una fruta tan rica en propiedades que debe formar parte de nuestra dieta. Reinan en el verano, pero además de frescos se los puede comer secos, en orejones, todo el año. ¡Y tienen solo 48 calorías cada 100 gramos!

2022-01-12T08:00:00.0000000Z

2022-01-12T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282553021596659

Nutrición

APORTE NUTRICIONAL Son una importante fuente de betacaroteno y vitamina C, antioxidantes muy recomendados para la prevención del cáncer. Aportan una buena cantidad de hierro lo que ayuda a prevenir anemias. También ofrecen vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, vitamina K y A. Son ricos en hierro, potasio, selenio, calcio, fósforo, magnesio y zinc. PARA LA VISTA El consumo diario de damascos ayuda a prevenir la degeneración macular. También contribuye a fortalecer los nervios ópticos. No deben faltar en la dieta de los niños ya que ayudan a fortalecer huesos y tejidos. EN LA COCINA El damasco tiene una carne jugosa de sabor dulce y con un ligero punto de acidez, algo que lo convierte en una fruta versátil, ideal para la elaboración de tartas, batidos, macedonias y mermeladas, o si se prefiere, para tomar al natural, como simple fruta de mesa. Además, tanto su pulpa fresca como la desecada es apta para cocinar, pudiéndose preparar tanto platos dulces como salados. CARDIOSALUDABLE Otra de las muchas propiedades del damasco es que ayuda a mantener a raya la hipertensión y previene problemas cardiovasculares y degenerativos. Las personas con un exceso de estrés deben comer albaricoques todos los días ya que es un alimento alcalinizante. DETOX Es una gran fuente de antioxidantes por lo que son un gran apoyo para combatir los radicales libres y eliminar toxinas de nuestro organismo. Ayuda a reforzar el sistema inmunológico y es bueno ante afecciones de la piel y mucosas (dermatitis, faringitis y sinusitis). DIURÉTICO Es recomendable su consumo ante problemas de estreñimiento y también tiene un gran poder para eliminar líquidos. Es beneficioso ante alteraciones nerviosas (astenia física y mental, inapetencia, nerviosismo, insomnio y estados depresivos). PURA FIBRA Como otras frutas el damasco tiene un gran contenido de agua por lo que ayuda a mantener el cuerpo bien hidratado. Su consumo durante el embarazo es muy recomendable debido a su contenido en ácido fólico. Favorece la absorción del calcio y colabora en la eliminación del ácido úrico. Es una buena fuente de fibra que ayuda a que nuestro intestino funcione con regularidad.

es-ar