Cómo ejercitar los pies planos

Se da cuando el arco de la parte interna está aplanado, lo que hace que la planta entera toque el suelo si la persona está parada. Ejercicios contra el dolor

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281608129200907

Vida Sana

El pie plano Tener los pies planos es un trastorno que sufren muchas más personas de las que creerías y que, por paradójico que resulte, también padecen otros tantos que no tienen ni idea de que conviven con este problema. Por esto es conveniente saber qué ejercicios debés tener si es tu caso. Algunas personas realmente la pasan mal con este problema y para ellos tenemos algunos ejercicios caseros que pensamos que podrían serle de enorme utilidad, como herramientas para combatir el dolor o bien para prevenirlo antes de que aparezca. Cualquiera de esas actividades, que podés realziar por sí solas o mejor aún combinándolas entre varias para maximizar su provecho, son esenciales para los pacientes con pies planos, impidiendo que esa falta de un arco pronunciado repercuta en ligamentos y músculos, tanto a corto como a largo plazo. Estiramiento de talón: si te colocás de pie, adelantando una pierna, apoyándote sobre una pared o una silla, podrás estirar tus talones contra el suelo al flexionar las rodillas hacia adelante, como empujando ese sostén. Debés mantener esa posición por unos 20 o 30 segundos, repitiéndola tres o cuatro veces. Estrujamiento de toalla: si alguna vez viste a alguien estrujando una toalla con los pies, se debe a que tiene pie plano. Debés sentarte en una silla, con una toalla debajo de los pies, afirmando los talones en el suelo. Luego, flexioná los dedos de los pies para estrujar la toalla, y qurdate en esta posición. Nuevamente, tenés que repetir la acción varias veces, con descansos. Masaje con pelota de tenis: podés sentarte en una silla con ambos pies en el suelo, colocando una pelota de tenis o de tamaño similar debajo de ellos, y haciéndola rodar debajo del arco plantar durante tres minutos por pie. Dando fuerza a la pelota el masaje será aún más relajante una vez que lo acabes. Elevación de dedos sobre el dedo gordo: en este caso, tenés que pararte, con ambos pies sobre el suelo, separándolos al mismo ancho que tienen las caderas y, desde esa postura, dejando solo el dedo gordo apoyado, elevando los otros. Estiramiento sostenido, prolongado, de las pantorrillas: por último, ponete de pie en un escalón o step, y bajá los talones hasta que sientas un estiramiento bien pronunciado en las pantorrillas, quedándote así por unos 20 o 30 segundos, o todo lo que aguantes.

es-ar