PSICO.

TIPS PARA DESCUBRIR A UN MENTIROSO PERFECTO Comunicación no verbal Ya sean hombres o mujeres y sin entrar en el terreno del compulsivo o mitómano, recursos para detectar a los que mienten casi por depor te

PINOCHO

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281621014102795

Pisco

El mentiroso perfecto Aaquel que decide mentir debe tener memoria suficiente para recordar con pelos y señales su mentira, no vaya a ser que se caiga... Como parece imposible ir a todas partes con un detector de mentiras o polígrafo, a veces tenemos que confiar si no hay pruebas visibles suficientes que lo delaten. ¿Por qué miente la gente? La mentira parece estar en la naturaleza del ser humano, y puede darse por distintas razones: para evitar un castigo, para ganarse el reconocimiento de los demás, para mantener la privacidad sobre un asunto concreto o para escapar de una situación complicada. Por supuesto, es mucho más difícil entender a un mentiroso compulsivo, cuando una persona miente sin un propósito claro y con mentiras fáciles de refutar. Según los expertos, en el caso de estas personas puede darse el hecho de que realmente su memoria falle y estén tan acostumbrados a mentir que ya no distingan la verdad de la mentira. En otras palabras, la persona que miente puede desear tanto que la mentira sea la verdad que se convierte en su verdad real. ¿Es fácil detectarlos? Algunos expertos asegurarán que, sin duda, lo es. Maurice Schweitzer, profesor de la Wharton School de la Universidad de Pensilvania indicaba en Prevention algunos gestos que, también, por romper una lanza a favor del mentiroso, podrían querer decir otra cosa: cuando los ojos de alguien se desplazan hacia la puerta o el reloj, puede ser un indicador de que desea poder escapar de una situación, tal vez porque te está mintiendo, pero también podría significar que quiere irse. El psicólogo advierte que cuando alguien miente tarda mucho en responder porque está haciendo malabares con las dos historias, pero quizá podría significar que es lento y se piensa mucho las respuestas para no meter la pata. Y así con todo. "Algunas personas se sonrojan, otras abren sus fosas nasales ligeramente, se muerden los labios, transpiran un poco o parpadean muy rápido". El psicólogo Gregory L. Jantz asegura en Psychology Today que hay maneras infalibles de pescar a un mentiroso: "Aunque las personas tienden a salirse con la suya al mentir, la mayoría de las mentiras son bastante fáciles de detectar si sabes cómo leer las señales". Estas son: Empezá con preguntas neutrales: preguntale sobre el clima, sus planes para el fin de semana o cualquier cosa que provocaría una respuesta normal y cómoda. Cuando responda, observá su lenguaje corporal y movimiento de ojos, así podés saber cómo actúa cuando está diciendo la verdad. ¿Cambian de postura? ¿Mira hacia una dirección específica o te mira a los ojos? Asegurate de que hacés suficientes preguntas para observar el patrón. Encontrá el foco de atención: el experto asegura que, una vez que te movés del territorio neutral hacia la “zona de mentiras”, deberías ser capaz de observar un cambio en el lenguaje corporal. Observá el lenguaje corporal: los mentirosos suelen encoger su cuerpo al mentir para sentirse más pequeños y llamar menos la atención, también, según indica Jantz, retroceden y ocultan sus manos. Observa las expresiones microfaciales: "Las personas con frecuencia revelan una mentira con su expresión facial, pero algunas suelen ser sutiles y difíciles de notar. Algunas personas se sonrojan, otras abren sus fosas nasales ligeramente, se muerden los labios, transpiran un poco o parpadean muy rápido. Cada uno de estos cambios en expresiones faciales significa un incremento en la actividad cerebral conforme comienzan las mentiras", explica el psicólogo. Observá cuando dejan de hablar de sí mismos: las personas que están mintiendo pueden empezar a alejarse de la historia y empezar a dirigir la atención hacia alguien más. Escucharás menos "yo" y "a mí" según intentan distanciarse psicológicamente de la mentira que están componiendo.

es-ar