Publication:

Parabrisas - 2021-06-03

Data:

Mantenimiento

SUMARIO

Por: Pablo Jorge Gualtieri

Suspensión De Dion El puente De Dion es un tipo de suspensión no independiente proyectada por el marqués Albert De Dion, patentado el 20 de marzo de 1883 y que todavía se considera como una de las mejores soluciones en la arquitectura trasera de los vehículos. Uno de los muchos modelos con puente De Dion de la actualidad es el Smart fortwo. Este puente se caracteriza por el hecho de que las ruedas están unidas entre sí por una barra, generalmente situada detrás del diferencial, que las obliga a permanecer paralelas; los órganos de transmisión (diferencial y eventualmente también la caja de velocidades y el embrague) están anclados al cuerpo del automóvil y se convierten en masas suspendidas. La potencia se transmite a las ruedas por semi-ejes oscilantes provistos de juntas homocinéticas. Los elementos elásticos de la suspensión pueden ser de cualquier tipo (elásticos de hojas, resortes helicoidales, bloques de goma llenos de agua y alcohol o barras de torsión), así como los anclajes longitudinales y transversales de la parte trasera al cuerpo del automóvil. Las ventajas que ofrece este tipo de suspensión son: la notable reducción de las masas no suspendidas (cuanto menores son estas tanto mayores son las garantías de que no falte el contacto entre la rueda y el suelo en el caso de carreteras en mal estado), propiedad que generalmente presentan las suspensiones independientes; la conservación de la inclinación típica de las ruedas durante las sacudidas y centro de balanceo en posición elevada, lo que confiere una cierta rigidez al balanceo, característica del puente rígido. Por tanto, este tipo de puente es una solución que posee las ventajas de las suspensiones independientes, no obstante ser un puente rígido; debido a su complejidad de construcción su costo es mayor y se reserva a los modelos de muy alta calidad como el Smart. El primer automóvil que utilizó este sistema fue en el De Dion de 3,5 CV del año 1899, es decir del siglo XlX. Sólo se usó para el eje delantero en el Cord LS 29 del año 1929. El mantenimiento Toda suspensión, del tipo que sea necesita tareas de mantenimiento. Las rótulas suelen sufrir fuerte desgaste y hay que reemplazarlas cuando tienen mucho juego. Son de engrase permanente y en ese sentido no necesitan revisión. A veces se rompen o agrietan los capuchones de goma, lo que también exige el cambio de la pieza. Los elásticos traseros que traen algunas pick-ups deben ser revisados a intervalos regulares porque a veces, por sobrecarga se puede romper una o más hojas de acero. En las suspensiones que trabajan con aire , nitrógeno (modelos de Citroën), y líquido (también Citroën y otras marcas) habrá que revisar los componentes individuales para detectar pérdidas. Los amortiguadores merecen un cuidado especial, porque, por su duro trabajo, están expuestos a fallas, como pérdida de su líquido hidráulico. Es conveniente cambiar los amortiguadores por pares, y utilizar repuestos legítimos. Las barras de torsión y brazos y patas telescópicas deben estar libres de óxidos y sin señales de fisuras. Cuando se utilizan resortes en el eje trasero De Dion se incorpora una barra Panhard, que sirve para evitar desplazamientos laterales. Ideada por el constructor francés Panhard a comienzos del siglo XX , este dispositivo ha sido ampliamente utilizado desde entonces. El eje De Dion en sí no requiere mantenimiento, pero hay que revisar que sus anclajes no se hayan aflojado. Este eje también debe cuidarse en el sentido de que no se oxide, porque pudiera sufrir pérdidas de su resistencia estructural.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.