Publication:

Parabrisas - 2021-10-14

Data:

RENAULT DUSTER OUTSIDER 4x2 CVT TEST.

SUMARIO

Por CHRISTIAN HEIN / Fotos: ALEJANDRO CORTINA RICCI

El renovado SUV de la marca del rombo se ofrece también en una versión que combina las virtudes del motor 1.3 turbo con las de la caja automática de variador continuo. Por esas cuestiones de la vida o, mejor dicho, del marketing, la versión con look más aventurero del nuevo SUV del rombo no es la más off-road de la gama, por el simple hecho de que tiene tracción simple. Su denominación Outsider ‒forastero, en castellano‒ da a entender que es el “distinto” de la familia. Esta variante cumple con tal afirmación ya que, como dijimos, su imagen es diferente al resto. Pero eso no es todo: también presenta una configuración mecánica que ni siquiera se ofrece en la alternativa tope de gama, la Iconic, que si bien también equipa el moderno 1.3 turbo, solo se encuentra disponible con caja manual. La transmisión automática también se encuentra en una de las versiones más bajas, Intens, aunque en ese caso haciendo sociedad con el nuevo 1.6 aspirado. Con 4.376 milímetros de longitud, esta versión se distingue por el denominado pack Outsider: mayor protección de la carrocería y mejor iluminación, a través de un paragolpes delantero sobresaliente que contiene dos faros halógenos extra. De perfil se distingue por los “overfenders” de plástico negro, mientras que el sector trasero se caracteriza por un marcado deflector/protector, también de plástico negro. Más allá de estas diferencias, la nueva Duster presenta una silueta muy parecida a la anterior, aunque en realidad sufrió modificaciones en casi todas sus partes. Una de las más importantes es la mayor inclinación del parabrisas, que ayuda a mejorar la aerodinámica, contribuyendo a disminuir el ruido de viento en el habitáculo. Proveniente de Colombia, esta segunda generación se caracteriza, además, por contar ahora con ESP en toda la gama; pero sigue ofreciendo sólo dos airbags. Comodidad Manteniendo la plataforma B0 de su antecesora, esta segunda generación propone un piso relativamente alto respecto del suelo, al mismo tiempo que muestra una elevada posición de los asientos, de la que únicamente se escapa el del conductor, que se puede regular en altura. Tal postura hace que a muchos el techo les quede algo bajo. De todos modos, es una de las que más amplitud interior ofrece, ya que adelante es espaciosa y los pasajeros de atrás cuentan con suficiente espacio para las caderas y las piernas. El baúl, por su parte, con 475 litros de capacidad, también es de los más grandes de las SUVs compactas, incluyendo a la variante Iconic 4x4, la que probamos en la edición del pasado julio, cuyo volumen es de 400 litros. La diferencia está en los esquemas de suspensión: la de tracción en las cuatro ruedas utiliza el sistema Multilink, con el que la rueda de auxilio está obligada a viajar dentro del baúl, mientras que al resto el eje rígido le permite alojarla debajo del piso del vehículo. Downsizing Una de las grandes novedades del modelo radica en las nuevas motorizaciones. Tal como sucede en la tope de gama y en el caso de la Outsider en cuestión, se reemplazó el conocido 2.0 16v de 143 CV y 20 kgm de torque por el también naftero 1.3 turbo de 155 CV y 25,5 kgm que los obtiene desde las 1.800 vueltas, mientras que su antecesor lo hacía recién a partir de las 4.000. Otra gran diferencia es que el anterior tenía distribución por correa, en tanto el actual es a través de cadena, con las ventajas que esto implica. En función de esos parámetros, esta Duster logra una velocidad máxima de 189,3 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 9,5 segundos. En cuanto a la elasticidad, el registro obtenido de 80 km/h a 120 km/h fue de 6,4 segundos. En sociedad con la caja de variador continuo CVT, que en todo momento mostró un buen comportamiento gracias a una progresión muy lineal, el reducido impulsor comienza a dar todo de sí ya desde muy bajas revoluciones. También son reducidas las vueltas con las que viaja en ruta: por ejemplo, a 130 km/h trabaja apenas a unas 2.250 rpm. De esta manera, en el recorrido urbano el registro fue de 9 km/l; en cuanto al consumo en ruta, a 90 km/h estableció unos buenos 16,6 km/l, y a 120 km/h 11,1 km/l. Para promediar los 12,2 km/l. Casi “off-road” Preparada para terrenos hostiles, a pesar de no ser una 4x4 esta Outsider tiene un despeje mínimo del suelo de 23,7 centímetros y unos ángulos de entrada y salida de 30°y 34,5°,respectivamente. El esquema de suspensiones mostró un buen equilibrio entre el andar en ciudad y el comportamiento dinámico en ruta, considerando su elevado centro de gravedad y que se trata de un vehículo familiar. Recordamos que, salvo la variante 4x4, ésta y todas las versiones 4x2 tienen eje rígido atrás. Dicho sea de paso, la tope de gama calza neumáticos de 17 pulgadas, en tanto esta Outsider y la variante Intens se equipan con llantas de 16 pulgadas de diámetro. Todas las versiones vienen con rueda de auxilio temporal. Por último, en el ítem de desplazamiento debemos resaltar la incorporación de la dirección eléctrica, cuyo funcionamiento es muy apropiado. Modernizada En un entorno que muestra una notable mejoría en cuanto a la percepción de la calidad general, el interior se advierte más moderno y armónico que el de su antecesora. Al mismo tiempo se nota un avance en cuanto a la insonorización, aunque todavía se filtra el ruido de viento a velocidades máximas ruteras. Una de las principales protagonistas del habitáculo es la pantalla táctil de ocho pulgadas, donde se concentra el sistema multimedia A-IVI compatible con Android Auto & Apple CarPlay. Este display también visualiza la funcionalidad EcoMode (Eco Coaching & Eco Monitoring) y la cámara de estacionamiento trasera con líneas dinámicas, entre muchas otras cosas. Siguiendo con el equipamiento, también son bienvenidos el climatizador automático (de una zona), el encendido automático de luces, el tablero TFT de 3,5’’, el volante multifunción revestido en cuero, los sensores de estacionamiento traseros, el sistema de llave Keyless con arranque Start/Stop y el comando de radio satelital, que en parte salva las críticas a la poca practicidad de la pantalla, que no cuenta con ninguna perilla o botón. El tapizado es de tela, de agradable textura y diseño, mezclado con un cuero sintético. Respecto del tope de gama Iconic, en este rubro esta versión solo se diferencia por no ofrecer el sensor de punto ciego. airbags como máximo. Haciendo un rápido repaso por el resto del equipamiento, destacamos el asistente de arranque en pendiente y los anclajes Isofix en plazas traseras. Resaltamos en este sentido todo el despliegue lumínico delantero, en el que sobresalen las luces principales de led y, en el kit Outsider en cuestión, los proyectores de profundidad. También incluye faros rompeniebla delanteros, pero no dispone de los de atrás. Con discos adelante y tambores atrás, además de ABS con las asistencias AFU y REF, la Duster demandó unos satisfactorios 40,3 metros para detenerse por completo desde los 100 km/h, manteniéndose siempre en la línea esperada. Larga lista Tanto esta versión Outsider 4x2 CVT como la Iconic 4x4 MT, figuran en la lista oficial del rombo a 3.118.000 pesos. En un segmento que crece exponencialmente, aparecen rivales de la talla del Nissan Kicks Exclusive 1.6 CVT de 120 CV, cuyo valor es de 3.047.200 pesos; el Ford Ecosport 1.5 Titanium Dragon de 120 CV, a 3.117.500 pesos y el Citroën C4 Cactus 1.6 THP Shine de 165 CV, a 3.046.700 pesos, siendo los únicos que se encuentran por debajo del Renault. Luego aparecen el Chevrolet Tracker 1.2 T Premiere de 132 CV, a 4.238.900 de la moneda nacional; el Honda HR-V 1.6 EX CVT de 140 CV, a 3.506.000 pesos; el Volkswagen T-Cross 1.0 Highline AT de 116 CV, a 4.465.200 pesos; el Jeep Renegade 1.8 Longitude de 130 CV, a 3.135.100 pesos, y, por último, el Peugeot 2008 Sport 1.6 THP de 165 CV, a 3.666.355 pesos. Echadas todas las cartas, cualquiera de los tope de gama de los Duster parece ser una buena alternativa si se tiene en cuenta su potencia, la amplitud interior y, principalmente, en uno de los casos, su capacidad off-road. La garantía es la habitual: tres años ó 100.000 kilómetros.

Images:

© PressReader. All rights reserved.