JEEP COMMANDER

Primera impresión al volante del inédito SUV de siete asientos fabricado sobre la misma plataforma del Compass. Llega desde Brasil en dos versiones equipadas con el conocido motor 2.0 turbodiésel de 170 caballos y tracción 4x4.

Por ALEJANDRO CORTINA RICCI (desde Cariló)

2022-01-14T08:00:00.0000000Z

2022-01-14T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/283493619438546

CONTACTO / JEEP COMMANDER

Manejamos en Cariló el nuevo SUV de la marca americana. Este "hermano mayor" del Compass tiene espacio para siete pasajeros. Utiliza un motor 2.0 turbodiésel, caja automática de nueve velocidades y tracción 4x4. Primeras impresiones. Los autos con capacidad para trasladar familias numerosas eran muy comunes antes de que las minivans y rurales se vieran amenazadas por la imparable moda de los SUV. Pese a este fenómeno que penetró en todos los segmentos, al menos en nuestro mercado, la oferta de Sport Utilities con siete asientos es escasa. Por eso, la llegada del Jeep Commander supone una interesante opción para aquellas familias que requieren de un plus de espacio y confort. A la espera de probarlo en profundidad, aprovechamos nuestra estadía en la Costa Atlántica para cubrir las principales novedades que las automotrices exhiben en la temporada estival (ver página 37), y lo manejamos brevemente en el OffRoad Park, un circuito técnico preparado para la práctica de 4x4 que la marca estadounidense tiene sobre la Ruta 11, entre Cariló y Villa Gesell. Superador Para el desarrollo de Commander, Jeep se valió de la misma plataforma modular “Small Wild” que da vida a otros modelos del Grupo Stellantis en su moderna planta de Pernambuco (Brasil), como Renegade, Compass y la pick-up Fiat Toro. Aunque, claro está, al tratarse de un vehículo de mayor porte y segmento, la versatilidad de esta base estructural le permitió incrementar sustancialmente las dimensiones respecto de los modelos mencionados. El Commander mide 4,77 metros de largo, 2,04 de ancho y 1,70 de alto, mientras que la distancia entre ejes es de 2,79 metros. Estéticamente es un modelo que divide opiniones: para algunos carece de identidad propia; para otros es un fiel representante del ADN Jeep. Lo cierto es que su estilo es un tanto sobrio y podríamos sentenciar que combina rasgos de los Compass y Wagoneer, éste último un imponente SUV presentado recientemente para los mercados norteamericanos. Desde Jeep resaltan que el Commander es el modelo más sofisticado que la marca haya fabricado en nuestra región. Eso se advierte fundamentalmente puertas adentro, donde la calidad general es muy satisfactoria, y moderno el diseño del habitáculo. Allí se aprecian materiales blandos sobre el panel de a bordo, con revestimientos en símil Alcántara y tapizados de cuero que jerarquizan el am biente. Además, el instrumental combina un tablero digital de 10,2 pulgadas con una pantalla multimedia táctil de 10,1 pulgadas de excelente resolución. Las butacas delanteras son muy cómodas, y generoso el espacio en la segunda fila: allí los ocupantes tendrán a disposición salida para la climatización, toma corriente, puerto USB y toma de 12 V. Como ocurre habitualmente en este tipo de vehículos, el espacio de la última fila de asientos es más apto para niños que para dos adultos. Lo bueno es que en este volumen los respaldos se abaten individualmente, lo que permite configurar a gusto la distribución del baúl, que con cinco plazas en uso ofrece una capacidad de 661 litros, con seis, de 450, y con los siete asientos desplegados deja libre apenas 233 litros. El portón trasero, por su parte, dispone de apertura eléctrica, pero la rueda de auxilio (colgada debajo del baúl) es de uso temporal. Fórmula conocida Inicialmente, la única configuración mecánica del Commander en nuestro país equipa el mismo motor turbodiésel 2.0 de 170 caballos que utiliza la nueva Toro, combinado con una caja automática de nueve velocidades y tracción integral. Pese a que debe mover casi dos toneladas y media, es una sociedad que funciona muy bien en todo el rango de acción que se le presenta, fundamentalmente por la generosa entrega de torque de 38,7 kgm. Cabe destacar que este propulsor ya viene acompañado del sistema regenerativo para el filtro de partículas con tanque de Urea que pronto adoptará la pick-up de Fiat. No fue posible realizar mediciones, pero durante nuestro breve contacto a bordo de la variante tope de gama Overland, la primera impresión fue satisfactoria. Si bien “nuestro” Commander sorteó cada uno de los obstáculos de este circuito ciento por ciento de arena, debemos remarcar que de ninguna manera es un vehículo apto para el off-road extremo. Más allá de las bondades que permite el sistema de doble tracción (con tres modos de conducción y 4WD Low y Lock), encuentra sus limitaciones en el bajo perfil del rodado de 19" de esta variante (235/50) y la amplitud ventral de su carrocería, que ante pendientes muy pronunciadas es proclive a tocar en los bajos. No obstante, del mismo modo que lo advertimos en el Compass, la dirección del Commander es muy suave y directa, en tanto que el confort de las suspensiones (tipo Multilink en el eje trasero) es de lo mejor del vehículo. Precio y equipamiento El nuevo Jeep Commander ya se encuentra disponible en nuestro país en dos versiones, Limited y Overland, a 7.410.000 pesos y 9.190.000 pesos, respectivamente. Por ahora la marca no ha hecho referencia a la eventual llegada de alguna versión naftera que ‒tal como ocurre en el mercado brasileño‒ equipa el flamante motor 1.3 turbo de 175 CV del Compass. No obstante, centrándonos en las dos versiones disponibles en la Argentina, hay que decir que el equipamiento de serie es muy completo. En materia de seguridad ofrece siete airbags, ESP y faros bi-led con activación automática de altas, además de algunas asistencias a la conducción tales como frenado autónomo de emergencia, control crucero adaptativo, alertas de cambio de carril, punto ciego y de tráfico cruzado, y detectores de fatiga y señales de tránsito. La versión de entrada de gama Limited ofrece también llantas de 18 pulgadas (con auxilio temporal), sensores de estacionamiento, barras de techo, techo panorámico, faros antiniebla delanteros y traseros, tapizados de cuero y gamuza (de color negro), butacas delanteras eléctricas, freno eléctrico, acceso sin llave, climatizador bizona, instrumental digital, pantalla táctil de 10″ con cámara, cargador inalámbrico, estacionamiento asistido, sensor de luz y lluvia, y portón de apertura eléctrica, entre lo más destacado. Por su parte, la versión Overland agrega, además de las mencionadas llantas de 19”, detalles del color de la carrocería, tapizado de cuero marrón y un sistema de audio de la marca Harman Kardon. El Commander llega para competir en un segmento muy particular, ya que existen modelos de la talla del Chevrolet Trailblazer y el Toyota SW4 que están basados en pick-ups y utilizan chasis de largueros, mientras que entre los tradicionales SUV “monocasco” la oferta local actual está compuesta por los Kia Sportage, Mitsubishi Outlander, Hyundai Santa Fe, Volkswagen Tiguan y Peugeot 5008, todos estos conceptualmente más parecidos al modelo de Jeep. Habrá que ver si el precio (elevado) de cada versión se respeta en los concesionarios, pero cabe destacar que la garantía de este modelo es de tres años o cien mil kilómetros e incluye los primeros tres servicios de mantenimiento programado.

es-ar