Cuidando maravillas y otras joyas

Este gran museo de la industria y la técnica de la capital de Austria guarda tesoros de la era industrial de los siglos XlX, XX y XXl dignos de admiración, entre ellos, el Mercedes-Benz Flecha de Plata de Juan Manuel Fangio.

Por PABLO JORGE GUALTIERI

2023-01-20T08:00:00.0000000Z

2023-01-20T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/283137137919253

MUSEOS

Técnico de Viena, Austria. El que esto escribe visitó tres veces el museo de Viena a través de los años y confiesa que a pesar de los extensos recorridos a través de sus 22.000 metros cuadrados seguramente algo ha dejado de admirar. Además, las colecciones se enriquecen periódicamente. Ingenieros austríacos de la talla de Ferdinand Porsche, Hans Ledwinka y su hijo Erich, Béla Barenyi, Hans List, Siegfried Marcus y muchos otros han contribuido de manera decisiva a la evolución de los automóviles desde su nacimiento y por muchas décadas. Sus ideas permanecen en modelos actuales. Marcus fabricó uno de los primeros automóviles de la historia entre 1887 y 1888. Ferdinand Porsche proyectó y produjo también los primeros modelos eléctricos y los de operación híbrida, además de pasar siempre con éxito por las fábricas de Steyr (Austria), Auto Unión y Mercedes-Benz en Alemania y volviendo a su tierra natal para hacer el primer automóvil deportivo Porsche. Hans Ledwinka, y posteriormente su hijo Erich, fueron célebres proyectistas, Hans List se especializó en motores, y Barenyi trabajando en Mercedes-Benz causó sensación con sus proyectos de automóviles seguros y con la inclusión del airbag. En el Museo Técnico de Viena el visitante se encontrará con decenas de automóviles fruto de la visión de futuro de estos profesionales, como el Mercedes-Benz Flecha de Plata de la Fórmula 1 de la década de 1950 conducido por Juan Manuel Fangio. Admiramos asimismo a marcas propias de Austria como Steyr, Puch, Austro-Daimler y Graf&Stift, así como a una gran colección de motocicletas producidas en el país alpino. Otro foco de atención está puesto en la amplia superficie dedicada a todo tipo de motores, de vapor y de ciclo Otto, desde los más pequeños a los enormes Diesel para la propulsión de barcos. También es atrayente la muestra de aviones y locomotoras, así como el taller de fundición. La fascinante electricidad Una parte grande del museo está dedicada a la evolución de la electricidad, y los visitantes pueden interactuar con ella sin correr ningún tipo de peligro. Un punto destacado es la demostración de alto voltaje: una bobina de Tesla crea voltajes extremadamente altos que forman rayos impresionantes. Y precisamente podemos estudiar con detenimiento cómo actúan los rayos al impactar contra un automóvil. La informática y todo lo relacionado con las redes, las fibras ópticas e internet pueden ser estudiados con la ayuda de técnicos instructores del museo, así como con la holografía. Los trenes con sus grandes locomotoras, los proyectos navales y metalúrgicos y de aeronáutica, merecen un capítulo aparte por su riqueza de contenidos. Ideal para los estudiantes. Nos podríamos extender hasta el infinito describiendo este museo que contiene una biblioteca de excelencia. Volveremos a él en un futuro próximo. Dirigido por Guillaume Canet, este largometraje llegará a los cines en Francia el 1 de febrero de 2023 y poco después se estrenará en salas internacionales. Esta asociación es diferente a cualquier otra que Citroën haya tenido anteriormente, con el diseño y creación de un prototipo de carruaje específicamente para esta película, ¡un reto sin precedentes para la marca! Los equipos de diseño de Citroën estuvieron implicados en este proyecto desde el comienzo, y lograron algo increíble ̶ diseñaron y construyeron dicho carruaje en tres meses, cuando que el tiempo que transcurre entre el boceto y la construcción de un Concept es generalmente de un año. El resultado es una alabanza al 2CV, un vehículo legendario que representa a Citroën en todo su esplendor", dice Pierre Leclercq, Director de Diseño de Citroën. Un ícono Con su silueta reconocible en todo el mundo, el 2CV forma parte del patrimonio cultural y popular francés. En la película Astérix y Obélix: El Reino Medio, el Concept reinterpreta el 2CV con marcadas referencias al mundo de nuestros héroes galos. Los equipos de diseño de Citroën han interpretado al estilo Astérix los valores esenciales de la marca: confort, tecnología y estilo audaz. El “Concept” se vislumbra en varias secuencias de la película. El pasaje en el que los héroes se disponen a abandonar su pueblo para ir a China, muestra a un equipo unido ante el desafío de una gran aventura. Ketautomatix presenta entonces el carro a Obélix, mostrándole las últimas innovaciones que ha realizado para que el viaje transcurra sin contratiempos. Más tarde, cuando el ejército de César llegó a China, la primera valla publicitaria de la frontera promocionaba el mejor medio de locomoción de la época: el 2CV, un formidable carro fabricado en la Galia y tirado por dos caballos. Un guiño a la famosa película publicitaria de Citroën realizada en la muralla china. Por último, para subrayar la complicidad de esta asociación, el nuevo logotipo de Citroën cobra vida y, para la ocasión, luce las alas del casco de Astérix. La película se estrenará en Francia el 1 de febrero de 2023 y poco después se distribuirá internacionalmente.

es-ar