Mantenimiento

Parece mentira pero un mecanismo patentado en 1910 en los EE.UU tiene más vigencia que nunca. Sin este sistema de arranque no podríamos poner en marcha el motor de nuestro auto. Funcionamiento y posibles fallas.

Por: Pablo Jorge Gualtieri

2023-01-20T08:00:00.0000000Z

2023-01-20T08:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/283167202690325

TALLER MANTENIMIENTO

Bendix En el lejano año de 1914 General Motors Corporation de Detroit, presentó el Chevrolet Baby Grand, del cual se vendieron hasta 1928 más de 3.600.000 unidades. Todo un éxito y un triunfo ante el Ford T. Y esto era así porque el Chevrolet tenía algo que no poseía el mítico T: un arranque automático eléctrico con Bendix, patentado en 1910 por el ingeniero Vincent Bendix. La triunfal bienvenida del Bendix dio lugar a la empresa Bendix Corporation, muy activa hasta el presente en los campos aeroespacial y del transporte. La unidad básica de arranque usada prácticamente en todos los automóviles es un motor eléctrico de bajo voltaje y corriente contínua. El motor de arranque está diseñado para mover al motor del automóvil por medio de un pequeño piñón (del Bendix) que posee en su eje, el que engrana con una corona dentada fija en la periferia del volante del motor. Un motor eléctrico no es más que una serie de electroimanes estacionarios compuestos por piezas polares y arrollamientos de campo (los modelos actuales emplean imanes permanentes) y una bobina que gira y que forma la armadura o rotor del motor. El sistema Bendix El método más empleado para la conexión y desengrane posterior del arranque con la corona del arranque, es el dispositivo mecánico Bendix. Sabemos que este sistema es completamente automático en el engrane y desengrane del piñón y la zcorona. Existen dos tipos de Bendix: uno en que el piñón se corre hacia el motor de arranque para engranar con la corona, y otro en el que el piñón se desplaza hacia afuera del arranque. Sobre una prolongación de la armadura del motor de arranque se monta un manguito de acero hueco y con filetes torneados en su exterior (el engranaje del Bendix). El piñón, con acanaladuras interiores que corresponden a los filetes del manguito se monta sobre éste. El manguito está conectado, por medio de un resorte en espiral, chato, al eje de arranque, con el cual gira. Este resorte se fija a la armadura del arranque mediante un collar fijo a ella. El manguito posee un tope en cada extremo para limitar el recorrido del piñón durante su trabajo. Principio de funcionamiento Con el motor de arranque detenido, cuando se para el motor del automóvil, el piñón de arranque está desengranado y separado de la corona. Cuando se gira la llave de encendido y arranque a la posición de puesta en marcha, llega corriente al motor de arranque (varios centenares de amperios bajo una tensión de 12 voltios y una potencia que varía entre los 2.8 kW y los 5 kW (según el tipo de automóvil), este comienza a girar rápidamente. El piñón del Bendix cargado por un lado, no gira inmediatamente con la armadura, sino que, debido a su inercia, corre hacia adelante por el manguito en movimiento, hasta que se encuentra y engrana con la corona. Si los dientes del piñón se yuxtaponen con los de la corona en vez de engranar, el resorte ayuda al piñón a girar hasta conseguir el arranque. La puesta en marcha se realiza en pocos segundos y cuando en los modernos diseños se incluye un engrane de reducción mediante dos engranajes plásticos, el arranque es instantáneo, siempre y cuando, naturalmente, que todo esté en orden en la planta motriz. Cuando el motor del automóvil comienza a funcionar por sí mismo, la corona del volante impulsa al piñón del Bendix a mayor velocidad que el próximo motor de arranque , haciendo que el piñón recorra el manguito en sentido opuesto y se desengrane de la corona. Esto evita que el motor del automóvil haga girar el motor de arranque, lo que provocaría la destrucción de este ultimo. Mantenimiento y posibles fallas No se puede acceder al Bendix si no se desarma completamente el motor de arranque. Los talleres de electricidad del automóvil se encargan de ello y de las reparaciones. A veces sucede que el piñón del Bendix queda trabado con la corona y el motor del automóvil no arranca. En este caso se puede engranar una velocidad alta (la cuarta o la quinta) y mover el vehículo hacia adelante y hacia atrás hasta provocar el desbloqueo. La llave de encendido debe estar en posición de motor detenido. Si no se puede solucionar el problema de esta manera, tomemos un pequeño martillo y demos golpes no muy fuertes en la carcasa del arranque. Si nada de esto funciona, habrá que llevar el automóvil al taller. No se debe intentar arrancar el motor empujando al automóvil porque puede suceder un desastre mecánico. Los motores de arranque llevan integrado un solenoide que hace desplazar una horquilla que empuja al Bendix hacia la corona. Es también importante controlar todo el cableado externo del motor de arranque, como los más gruesos que transportan la corriente principal desde la batería y los más finos de la bobina solenoide exterior. Tienen que estar limpios, sin ningún tipo de deterioro en su camisa aislante y muy bien conectados, de manera que no se aflojen las conexiones. En el taller muchas veces aparece un Bendix deteriorado, principalmente en sus dientes, que pueden estar fisurados o rotos. El técnico cambiará esta pieza por otra original, si es posible. También controlarán todas las demás piezas del arranque, como las escobillas y demás elementos.

es-ar