Un punto de apoyo en Sarandí

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281990381192228

Protagonistas

Talleres empató 1-1 ante Arsenal y volvió a sumar después de dos derrotas consecutivas en el campeonato de Primera División de la AFA. El resultado le permite al equipo albiazul recuperar la confianza antes de reanudar sus participaciones en la Copa Argentina y en la Libertadores. Julio Buffarini, el único refuerzo que llegó hasta el momento, no fue tenido en cuenta por el DT Pedro Caixinha y miró el partido desde la platea. das alternativas a la hora de armar juego terminó recargando de obligaciones al habilidoso Matías Esquivel. No fueron constantes las escaladas de Gastón Benavídez y de Enzo Díaz, y entonces la dupla Santos-Girotti se quedó huérfana de abastecimiento, más allá de la reiterada disyuntiva –¿salgo o entro?– con la que el uruguayo y el ex-River deambulan en las inmediaciones del área contraria. Lo de Arsenal no fue tan pretensioso en cuanto a las formas. Necesitado de puntos y de milésimas, trató de poner la pelota rápido en terreno albiazul y agarrar mal parada a la emparchada defensa del conjunto de Pedro Caixinha. Un lejano remate de Cristian Colmán fue el único intento concreto que quebrar la resistencia de Guido Herrera. El otro arquero, Alejandro Medina, se quedaría con un débil cabezazo de Santos, el intento ofensivo más peligroso que logró elaborar la visita. Cuando parecía que al descanso se irían en pardas, un avance aparentemente intrascendente del elenco del Viaducto terminó con la pelota impactando en el brazo derecho de Julián Malatini y el árbitro señalando con decisión el punto del penal. Sebastián Lomónaco no falló el penal y le cambió la bocha al encuentro. En el arranque del complemento hubo una secuencia clave para Talleres: gran atajada de Herrera a Ibáñez y posterior asistencia de Esquivel para Santos, que terminó con la pelota en el palo en primera instancia y finalmente en autogol de Gonzalo Goñi. Después hubo más vértigo y más imprecisión. Ninguno pudo inclinar la balanza a su favor. Caixinha, como ya se está haciendo costumbre, eligió hacer los cambios en defensa propia.

es-ar