Publication:

Perfil (Domingo) - 2021-05-02

Data:

El presidente busca blindar las medidas con una ley del congreso

POLÍTICA

DANIELA MOZETIC

Con el anuncio de una nueva prórroga de las restricciones para las zonas más afectadas por los contagios de coronavirus, el presidente Alberto Fernández anticipó el último viernes su voluntad de enviar al Congreso una ley que lo facultará a él y a los gobernadores a tomar medidas de cuidado durante esta “situación excepcional”. La decisión del mandatario se conoció antes del esperado fallo de la Corte Suprema sobre la continuidad o no de las clases presenciales, que originó el enfrentamiento entre Nación y Ciudad y pretende eliminar cualquier otro foco de disputa entre jurisdicciones bajo el paraguas de la pandemia. “En los próximos días enviaré un proyecto de ley al Congreso de la Nación para que en función de criterios científicos claros y precisos se faculte al presidente de la Nación y a los gobernadores a tomar restricciones y medidas de cuidado durante esta situación excepcional”, dijo Fernández en un mensaje grabado. Según comentaron a PERFIL desde la Casa Rosada, la base de la iniciativa presidencial es un proyecto que se está por aprobar en Alemania por disposición de Angela Merkel, que tuvo inconvenientes similares entre el gobierno central y algunas de las regiones. El texto ya tiene media sanción de la Cámara baja y contempla la imposición inmediata de un toque de queda entre las 22 y las 5, el cierre de centros de recreación y comercios y la suspensión de eventos deportivos en regiones con más de 100 nuevos casos por cada 100 mil habitantes por semana. En tanto, las escuelas deberán cerrar y pasar a la educación remota en aquellos estados donde ese mismo índice de contagios sea superior a 165. A nivel local, el legislador porteño del Frente de Todos Leandro Santoro presentó una iniciativa que propone establecer un indicador de la cantidad de contagios de coronavirus por habitantes que permitiría decidir cada semana si las clases deben ser presenciales o virtuales. La propuesta considera garantizar la presencialidad siempre que los casos se mantengan en menos de 200 cada 100 mil habitantes por semana pero por la negativa de Vamos Juntos en la Legislatura porteña el texto no pudo ser tratado sobre tablas en la sesión del pasado jueves. El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, señaló el viernes que el registro en la Ciudad de Buenos Aires es de “1.370 casos cada 100 mil habitantes y la Provincia 1.000 casos”, lo que llevaría forzosamente a clases virtuales hasta tanto baje ese indicador. Reacción opositora. Al enterarse de los planes del oficialismo, desde Juntos por el Cambio se pusieron en pie de guerra y cuestionaron la posibilidad de que Fernández se atribuya “superpoderes” con la excusa de la pandemia. “Una ley de restricciones por la pandemia debe tener parámetros objetivos, científicos y previsibles. Unos pocos no pueden tomar decisiones unilaterales que afectan la vida de millones de trabajadores, restaurantes, pymes, estudiantes”, evaluó el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro. El diputado nacional marcó además que “de ninguna manera la salida son más superpoderes o delegar facultades que son propias al Congreso, una mayoría circunstancial no lo puede hacer”. Desde el radicalismo, el jefe partidario Alfredo Cornejo dijo no saber “para qué los superpoderes. No sabemos lo que está escrito, ni lo que quiere pedir”. En ese contexto, subrayó que “ninguna delegación de facultades restablecerá el prestigio que ha perdido por su sola acción y el poder político que tuvo durante mucho tiempo para tomar decisiones”. n

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Diarios

© PressReader. All rights reserved.