Publication:

Perfil (Domingo) - 2021-05-02

Data:

La pesadilla del repartidor por el que alemania reclamaba su extradición

POLICIALES

R.P.

El repartidor de La Matanza que en enero pasado fue detenido acusado de haber traficado cocaína líquida a Alemania y que asegura que es inocente y quedó involucrado en la causa porque le robaron la identidad, fue liberado tras un planteo de su defensa que evitó su extradición al país europeo. Luis Alberto “Beto” Robledo, recuperó su libertad este jueves tras pasar 91 días preso. Beto estaba detenido en el penal de Marcos Paz y fue aplaudido y ovacionado por sus familiares y vecinos, apenas arribó a su casa de Gregorio de Laferrere. En un video que se difundió por redes sociales, se pudo ver el abrazo del hombre con sus familiares cuando llegó a la puerta de su domicilio, adornado con globos blancos y celestes y con una pancarta que decía “Libertad ya para Luis Robledo”. Su abogado, Guillermo Baqué, explicó que la liberación de Robledo, cuya extradición a Alemania era ya inminente, se dio a partir de “un recurso administrativo de reconsideración” que él presentó ante Cancillería. “Robledo estaba siendo requerido por un delito que no cometió, pero al margen de ello, que es el fondo de la cuestión y ahora no se trató, el tema es que no hay tratado extradición ni pacto de cooperación con Alemania y Argentina no podía dejarlo ir”, afirmó el letrado. “Gracias a Dios el Estado argentino cuidó a su conciudadano”, afirmó Baqué, quien además agregó que “el error fue inicial y de los abogados que asesoraron a Robledo de entrada y que le hicieron hacer una manifestación de que estaba de acuerdo en ser trasladado”. Robledo figura como imputado de haber vendido y transportado entre mayo y noviembre de 2010 un total de 11 kilos de cocaína líquida desde Argentina y Uruguay hacia las ciudades alemanas de Hamburgo y Lübeck, a través de encomiendas que contenían ropa embebida en esa droga. El hombre, que hace 20 años trabaja como repartidor de lácteos y no tiene ningún tipo de antecedentes, cree que fue víctima de una “causa armada”, un robo de identidad o un error de la justicia alemana. “Hice todo un descargo de Robledo, con 64 homónimos que hay en el país, dos con antecedentes penales contemporáneamente a los hechos que le endilgan a él, que nunca había salido del país, que no tenía tarjeta de crédito, que no tenía nada y que era un laburante”, contó su abogado Baqué al recordar uno de los escritos que presentó en su defensa.

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Diarios

© PressReader. All rights reserved.