Publication:

Perfil (Domingo) - 2021-05-02

Data:

El pensador como un faro lúcido

CULTURA / LIBROS

Autores: Género: Editorial: OMAR GENOVESE

Bourdieu hoy Lucas Rubinich, María Belén Riveiro y José María Casco (eds.) ensayo Aurelia Rivera, $ 890 Ocho ensayos compilados en este libro rescatan la figura intelectual del sociólogo francés Pierre Bourdieu (1930-2002). El conjunto metaboliza los efectos de su práctica adaptada a criterios de autocrítica, fundamental al generar conocimiento y pensamiento, criterio que destaca Ana Teresa Martínez: la lucha contra las disposiciones racionalistas y narcisistas que hay en todo intelectual, que nos hace creer que todos los agentes sociales ven el mundo desde los mismos principios de clasificación que nosotros y que al mismo tiempo nos exceptúa de la ley general del sentido práctico como organizador de nuestra percepción, apreciación y acción. Las categorías teóricas que derivan de su práctica sociológica como campo, habitus, violencia simbólica, han generado una serie de resistencias, y reticencias, en la inteligencia nativa. Cuestión que expone Mariana Cerviño a propósito de un artículo publicado en la revista Punto de Vista, en1993, por María Teresa Gramuglio. Allí se desprecia con fervor la intrusión de Bourdieu en el campo del arte, con argumentos tan autoritarios como insólitos, acaso ejemplo de la violencia simbólica que señalara su marco teórico. Ahora, ¿qué resorte enerva su sociología? Como en un rizo entre político y psicoanalítico, al territorio, al capital, donde cierto conocimiento es reducido como coto de poder. Si algo habilita al lector de estas páginas es a ejercer su libertad absoluta, tanto crítica como estética. Ocluir cualquier teoría, o refutarla de manera inconsistente, no hace más que llamar la atención sobre qué tipo de movimiento político la incita. Si bien esta teoría es producto de un intelectual francés, su orilla, su origen etnográfico, encuentra la matriz en la periferia post colonial. La síntesis del tridente fundador de la sociología: Marx, Weber y Durkheim, hace de Bordieu un pensador que traspone los límites de la temporalidad asertiva. Entonces, el carácter de su inicio en Argelia, como espejo, lanza luces sobre la sociedad argentina, en deuda allí. También este libro sirve de guía intelectual para recorrer una obra que interviene en el ámbito filosófico cuestionando el privilegio autoritario de todo emisor. Si el objeto de estudio es la sociedad, su énfasis observa: los individuos en estado aislado, silenciosos, sin voz, no teniendo ni la capacidad ni el poder de hacerse escuchar, de hacerse oír, están colocados ante la alternativa de callarse o de ser hablados. En vías de una sumisión absoluta, o nueva esclavitud, el siglo XXI muestra una faz tan siniestra como efectiva: instalar otro tipo de colonialismo. Y es aquí donde el objeto social argentino reclama una revisión bourdiana. Por ejemplo, ¿cómo el lenguaje dominante, de uso tanto político como educativo, conserva el génesis ideológico del catolicismo integrista de Cité Catholique, importado al país en los años 60? ¿Qué violencia simbólica encarna entonces dicha visión en la llamada narrativa argentina contemporánea? ¿Acaso Hugo Wast perdura edulcorado con rasgos inclusivos?

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Diarios

© PressReader. All rights reserved.