Publication:

Perfil (Domingo) - 2021-05-02

Data:

El cine desde otro rincón del mundo

CINE / FESTIVALES

La décima edición del Festival Internacional de Cine Independiente de Cosquín deja en claro las intenciones de generar una forma de distinta de ver el cine. Luego de un Bafici, el Festival de Cine de la Ciudad de Buenos Aires, que logró mezclar el online y el vivo como casi ningún evento al menos de este lado del mundo, FICIC tendrá una edición online, hasta el 2 de mayo, y se llevará a cabo una presencial cuando en el segundo semestre lo permita la situación sanitaria. Roger Koza, su director artistico, ha logrado generar un festival que tiene definitivamente su huella. Se darán como apertura las cordobesas Esquirlas, de Natalia Garayalde, y Mi última aventura, el corto que ganó el BAFICI. Habrá películas de nombres como Manuel Ferrari, Ada Frontini, Martín Sappia y muchos más. Incluso una charla en vivo con Miguel Gomes. Koza responde aquí a las preguntas de PERFIl. —Se suele buscar declaraciones de principios de los festivales, a veces a contramano de su realidad económica ¿cómo definís lo que buscan? —FICIC tiene un principio que está signado por el empleo de la palabra “independencia”, término exangüe por su uso indiscriminado pero no por ello carente de sentido. Resignificar ese concepto o devolverle su brillo implica identificar formas de producción disociadas de la obscenidad de las películas de los grandes estudios y también de las estéticas de los presuntos films de arte protegidos por los distintos sistemas de apoyo nacidos en los grandes festivales. También quiere decir buscar películas que no estén absorbidas por las poéticas dominantes del cine contemporáneo. —¿Qué representan hoy los festivales de cine como FICIC? —El FICIC propone una experiencia amable e intensa a través de las películas que se programan. Con estas se intenta pensar qué es el cine hoy y qué dicen estas películas sobre el mundo en el que existen. Nuestra ostensible menesterosidad nos libera de compromisos con el poder. No le debemos rendir pleitesía a ningún organismo del Estado nacional, ni a ningún requerimiento político de la provincia, ni tampoco a ninguna escuela de cine; no nos interesan las tendencias y tampoco el prestigio. Como diría el gran cineasta chileno Ignacio Agüero, nosotros podemos hacer lo que se nos dé la gana. Y eso significa hacer lo mejor que podemos para honrar la libertad artística y darles espacio a los cineastas insolentes.

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Diarios

© PressReader. All rights reserved.