Publication:

Perfil (Domingo) - 2021-09-12

Data:

Género, política y periodismo aquí y ahora

CORREO CENTRAL

Mabel Bianco

Hoy es un día especial en Argentina, vamos a votar en las PASO con ley de paridad de género aplicada por segunda vez, aunque todavía con claras resistencias. Estas elecciones tienen entonces este desafío que genera interés en toda la ciudadanía sobre el día después, pero también preocupación en los dirigentes sobre ese día. A diferencia de lo que mayoritariamente se analiza y comenta sobre el día después, me voy a detener en la integración de las listas desde la perspectiva de género después de las PASO en cada partido o coalición de partidos que participa. Hay varias características a señalar en esta segunda ronda electoral con ley de paridad de género. En primer lugar, las listas que van a competir se ajustan a la paridad en relación con las mujeres, pero no con la población Lgbtqi+. Sin embargo, a diferencia de 2019, esta vez sí hay más competencia entre listas de un mismo partido o coalición de partidos. En la mayoría de las jurisdicciones o distritos electorales todos presentan opciones, algo valioso porque esa es la intención de las PASO, pero que significan un problema luego para la confección de las listas definitivas ya que, al armarlas según las reglas existentes, los sectores de un mismo partido o coalición que alcance el porcentaje de votos necesarios incorporan sus candidatos de acuerdo a eso y, según como sea el lugar que les corresponde, será el primero o segunda que se incorpore en ese primer espacio. Allí es donde se genera el conflicto, el que encabeza no será necesariamente el primero en incorporarse, sino que en muchos casos será la segunda, en general mujer, para respetar la paridad. El primero se integrará en el lugar que se le asigne según la proporción correspondiente. Esto ya desde la ley de cupo genera problemas que terminan en la Justicia si los líderes de los sectores no aceptan ser postergados. Por eso, el día después es muy importante para ver cómo quedan las listas definitivas según la paridad. Estas y otras dificultades, como la escasísima incorporación de personas de la diversidad, son los temas que marcan el difícil camino a la representación paritaria, como lo señala el articulo “El difícil camino a la representatividad” del domingo pasado en 50/50. ¿Pero por qué nos interesa mencionar también el periodismo político? Es evidente que si las mujeres y personas del colectivo Lgbtqi+ aún tienen dificultades para la incorporación en la participación política, la presencia de periodistas mujeres y de la diversidad como periodistas en la sección de Política es también difícil, y los avances son escasos. Pero si miramos la presencia en las mesas y publicaciones de analistas y comentaristas de estas noticias, su presencia es muy inferior. Sin la ley de paridad e incluso de la ley de cupo hubo algunas mujeres periodistas que eran muy reconocidas y célebres, que incluso continúan siéndolo. Pero siguen siendo pocas y nos sobran los dedos de nuestras dos manos para contarlas. Ahora que algunas de ellas se retiraron, no vemos el recambio, y esto es preocupante. Esto es muy evidente en la mayoría de los medios escritos y orales del país. Como Defensora de Género del diario PERFIL debo decir que el mismo no se diferencia demasiado del resto de los medios, y eso me preocupa. Creo que la paridad se debe expresar también entre quienes escriben y hacen análisis de temas políticos, no solo entre quienes informan y hacen notas. Reconozco que hay alguna y muy reconocida e importante, pero ser la única o, como decimos nosotras, “la analista y comentarista política” no es motivo suficiente para no decir que se necesitan más. La excusa no puede ser que no existen, porque no es así, al igual que en la participación política existen, pero no se las visibiliza. ¡Esperemos que esto cambie y pronto!

Images:

Categories:

Diarios

© PressReader. All rights reserved.