Las organizaciones aceptan el diálogo, pero no aflojan con los reclamos

J.P.K.

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281582359299098

POLÍTICA

“Juanchi” Zabaleta citó a los piqueteros al Ministerio para tratar de encauzar el conflicto, después de postergarlo una semana. Los manifestantes confirmaron asistencia, pero mantienen las demandas que plasmarán en varias jornadas de lucha previstas para el aniversario de la muerte de Kosteki y Santillán y otra a principios de julio. Luego de la protesta del último jueves en el centro porteño, las organizaciones sociales más combativas esperan que Juan Zabaleta, ministro de Desarrollo Social, los reciba el próximo miércoles para tratar de explorar soluciones. Desde el entorno del funcionario anticipan que se producirá el encuentro, que estaba programado para la semana pasada y que se frustró por un viaje del ex intendente. De hecho, señalan que el diálogo siempre estuvo abierto y que existieron reuniones cada 40 días. Pero observan que las marchas se producen por “cuestiones políticas”. “Las organizaciones se quieren mostrar, la reunión del día miércoles estaba prevista, pero a Juanchi le salió un viaje a Paraguay, con ministros del Mercosur. La quisimos pasar para el jueves, pero ellos se movilizaron igual, ya lo tenían previsto. Y Juanchi ya dijo que no piensa negociar con la gente en la puerta del Ministerio”, aclaró Aguilera, el viceministro. Del otro lado, responden que continuarán con el plan de lucha que se votó en el Obelisco, el lunes 13 de este mes, y que van a encarar acciones en las calles el próximo 26 de junio, al cumplirse un nuevo aniversario de la muerte de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán. Silvia Saravia dijo que realizarán una vigilia en el Puente Pueyrredón con distintas actividades en todo el país. Y en la segunda semana de julio, habrá una nueva medida de protesta, pidiendo que se adelante la convocatoria del Consejo Nacional del Salario Mínimo Vital y Móvil y que existan respuestas “en relación a los déficits en asistencia del Ministerio de Desarrollo Social”. Las organizaciones que están detrás de los reclamos son, entre otras, el Polo Obrero, MTR 12 Abril, FOL, Barrios de Pie, MAR, MST Teresa Vive, y exigen la actualización de los ingresos de las personas que perciben el plan Potenciar Trabajo, “ante el deterioro de los ingresos populares”, que fueron incrementados “por debajo de la inflación actual y proyectada”. También, hacen hincapié en la necesidad de crear un seguro universal a los desocupados que cubra la canasta básica de alimentos para quienes no acceden a un empleo, además de solicitar por las demoras y la calidad de la entrega de alimentos que la Nación, las provincias y la Ciudad de Buenos Aires entregan a cientos de comedores y merenderos populares. Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, en el último plenario piquetero, responsabilizó a las direcciones de las centrales obreras, la CGT y las CTA’s, que “no quieren saber nada con un paro nacional y un plan de lucha”. “No hablan de ningún reclamo popular. No hablan nunca del salario en el país, nueve de cada diez trabajadores en la Argentina es pobre”, agregó el dirigente social. Y señaló que “cuando las patronales y sus voceros piden que se saquen los planes sociales es para reclamar salarios más bajos, porque los planes sociales compiten con las sumas que estos pretenden pagar”. Cabe recordar que varias organizaciones piqueteras se reunieron con las cúpulas de centrales gremiales como la CGT y CTA Autónoma, en reclamo de un plan de lucha “nacional y un plenario de trabajadores ocupados y desocupados, que resuelva un paro nacional activo, para derrotar la actual política antiobrera”. Un pedido que no tuvo éxito ya que los colectivos gremiales no piensan protestar contra el Gobierno, aunque sí contra los empresarios “formadores de precios”. De hecho, desde la central Azopardo esperan confluir con Unidad Piquetera en marchas contra “los responsables de la inflación”. Belliboni no descartó que eso suceda, pero sostuvo que el Ejecutivo es responsable por la suba de precios y que se requieren acciones de peso en medio de esta coyuntura social y económica.

es-ar