en junio la inflación tampoco bajaría del 5% y se acumula un semestre de infierno

GONZALO MARTÍNEZ

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281736978121754

POLÍTICA

El Gobierno apuesta a la desaceleración inflacionaria a partir de este mes y para la segunda mitad del año. Sin embargo, las consultoras privadas pronostican un nuevo piso de 5% para este mes, lo que llevaría la suba de los precios desde enero en torno al 34%; es casi cuatro veces lo que Estados Unidos y Europa tendrán en todo un año. Los alimentos habrían protagonizado un nuevo despegue en la segunda semana de este mes, cuando también impactará la suba de las tarifas de luz y gas. Desde el pico del 6,7% en marzo, la desaceleración de la inflación que pretende el Gobierno no asoma claramente. El equipo económico apuesta a la desaceleración; sin embargo, las consultoras privadas relevadas por PERFIL alertaron sobre otro escenario. Consultoras privadas prevén un piso del 5% para este mes y en ese caso el semestre acumularía un 34% en esta primera mitad del año. Y algunas, además, advirtieron que en la segunda semana de junio los precios de los alimentos volvieron a encenderse. El IPC de mayo, que fue del 5,1% según el Indec, de manera interanual con un 60,7%, se encuentra en los niveles más altos desde 1992. En junio, las cosas como mínimo quedarían igual. Para la Consultora EcoGo, el dato de inflación de junio se ubicaría en un 5,1%. En su informe de Relevamientos de Precios Minoristas (RPM) destacó que el 21% de los productos mostró variaciones positivas, los cuales pasaron del 33% al 37%. Se destacaron las subas proyectadas en categorías como: vivienda, salud y educación, impulsadas por aumentos de prepagas (10%), colegios en PBA (8%), tarifa de luz (16,5%) y gas (entre 18% y 25%), entre otras. El ondeo de la segunda semana de junio marcó una suba de 1,3% en alimentos, 0,3 puntos más que la semana anterior. De esta manera comienza a observarse una aceleración en este rubro, luego del pico del 2% y una desaceleración del 0,9%, en la segunda y tercera semana de mayo respectivamente. “Con este dato y considerando una proyección de variación semanal del 1% para las próximas tres semanas del mes, la inflación de alimentos consumidos en el hogar en junio treparía 5% mensual”, destacó el informe. Por su parte Consumidores Libres, a cargo de Héctor Polino, informó que el precio de los 21 productos de la llamada “canasta básica de alimentos” tuvo un aumento del 2,3% durante la primera quincena del mes de junio y desde el primero de enero acumuló 31,06%. “La inflación del segundo trimestre mantendrá un piso elevado: de aquí en más esperamos que la desaceleración sea más lenta, ubicándose junio y julio en la zona del 4,5-5%”, señaló la consultora Ecolatina. “La inflación de junio efectivamente la vemos arriba de 5% y estamos viendo un ritmo de aumento de alimentos que no afloja”, enfatizó a PERFIL María Castiglioni, economista de la consultora C&T. También señaló que “en junio tuviste además del aumento de gasoil, ya se arrastraba un aumento de combustibles de antes, tenés prepagas, tenés el tema de empleadas domésticas, tenés las tarifas y todo lo demás que viene a velocidad crucero lamentablemente”. La especialista remarcó: “De hecho creemos que julio también estará arriba del 5%, y no está muy claro todavía en cuánta gente va a impactar efectivamente la luz y el gas en base a ese cálculo que anunciaron, pero bueno todo es obviamente más inflación”. “Impactarán las ya pactadas subas de determinados precios regulados (como las tarifas de servicios públicos) sobre una inercia que difícilmente se aplaque en el corto plazo producto de la ausencia de algún acuerdo de precios –para bienes de consumo masivo– y de la incertidumbre macroeconómica de los últimos días, que podría escalar en el corto plazo”, remarcó Ecolatina. Si bien la escalada inflacionaria es un problema que arrastra la Argentina desde hace varios años, hay un contexto internacional que genera preocupación sobre esta variable. Tanto Estados Unidos como Europa cuentan con récord de inflación en torno al 8% anual que sacuden a los mercados. En Argentina, de acuerdo a estas estimaciones de las consultoras privadas, la desaceleración inflacionaria se frenaría y esta semana el ministro de Economía Martín Guzmán elevó en el Presupuesto a la inflación un 62% para este año, mientras que el REM pronosticó un 72%. ”El 62% es imposible de lograr por cómo viene el año y por cómo vienen las expectativas. Estimamos una inflación del 75% a diciembre y eso implica que a partir de agosto el promedio sea 4% o menos”, dijo Castiglioni. Para Ecolatina, “aún proyectando una menor evolución de los precios en la segunda parte del año (3,7% promedio mensual), la inflación cerrará en la zona del 70% interanual para 2022”.

es-ar