Washington Examiner

Www.washingtonexaminer.com

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

2022-06-19T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/282540137006106

DOMINGO

Medio siglo “Mis conciudadanos, nuestra larga pesadilla nacional ha terminado”. Gerald Ford pronunció la famosa frase al prestar juramento tras la dimisión del presidente Richard Nixon. Las “heridas internas de Watergate” fueron “más dolorosas y más venenosas que las de las guerras extranjeras”, dijo Ford. Ya sea que la “pesadilla” haya terminado o no, el final de la presidencia de Nixon fue solo el comienzo de los efectos a largo plazo del escándalo. Cincuenta años después, el fantasma de Watergate parece ser el único residente permanente de la Casa Blanca.

es-ar