Revuelo oficial ante el intento de Massa de nombrar un viceministro anti K

Ayer, Alberto F y Massa compartieron en Santa Fe el primer acto tras la asunción en Economía. JXC ENCIENDE LAS ALERTAS PARA NO CAER EN “LA TRAMPA MASSISTA”

ALEJANDRA GALLO

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

2022-08-06T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281479280181616

PORTADA

● El posible arribo del lavagnista Rubinstein como segundo azuzó más las internas. ● También hay tensiones por la sucesión en Energía, que aún no se confirmó. ● Comercio amenazó con mayores controles de precios y de las importaciones. ● Dólar, bonos y el resto de los mercados cerraron una semana con alzas moderadas. ● Inflación de julio se estima que tendrá un piso récord del 8% El titular de Hacienda apunta al economista Gabriel Rubinstein como su álter ego. De bajo perfil, tendría condimentos ásperos para el kirchnerismo que prefiere diluirlo; defiende el equilibrio fiscal y denosta la emisión por su impacto en la inflación. Sería una dupla clave para alcanzar la meta del 2,5% del rojo fiscal que el Gobierno ratificó y que comprometió en el acuerdo con el FMI. El recorte de subsidios, una pieza fundamental para anclar esa meta en días Una semana voluminosa, nutrida y de alto voltaje. Así fueron los primeros dás de Sergio Massa al mando de la poltrona de Economía. Cierra la semana con cortocircuitos por designaciones que considera troncales para cumplir con su objetivo de ajustar el cinturón fiscal. Massa tuvo su primera reunión de gabinete en la que le pidió a cada uno de las cabezas de cada área las cinco urgencias que deben resolverse en cada sector. También, cuentan en los pasillos del Palacio de Hacienda, que reclamó bajo perfil y máxima dedicación. Fueron días con sobresaltos en los mercados, que terminaron una semana con el dólar blue y los financieros en alza y con tensiones en torno a la suba de las tarifas de luz y gas que el propio ministro ratificó aunque con un esquema diferente que sorprendió, incluso, a casi todos los jugadores energéticos. Ayer circularon versiones de renuncia de Gerardo Martínez, el secretario de Energía que le hizo la vida imposible a los antecesores, Silvina Batakis y Martín Guzmán. Hasta el cierre de esta edición, ese texto no había sido presentado formalmente. Incluso ayer circularon versiones de que el Instituto Patria estuvo reunido y que la vicepresidenta Cristina Kirchner podría ceder algunos alfiles, pero no a Federico Bernal, (Energas) a quien consideraría su pieza clave dentro del área que CFK considera más sensible y afín a sus intereses. De hecho, las resoluciones y la letra chica de los aumentos de luz y gas que alcanzarían a nueve millones de hogares, aún no están. El ministro ya definió que el ahorro fiscal por la quita de subsidios a la energía representa casi 1 punto del PBI, unos $ 500 mil millones. También anticipó que perderán la asistencia estatal quienes consuman más de 400 kilowatts-hora de electricidad por mes. Se estima que el 80% de los usuarios de energía eléctrica consume menos de ese tope y, en consecuencia, seguirán subsidiados. Pero el dato más rotundo con el que el empoderado timonel del Palacio de Hacienda cerró la semana es quién será su viceministro. (Aquí, tampoco hay hasta el momento designación formal; ni siquiera por tuit). El economista Gabriel Rubinstein es un lavagnista crítico; ex representante de Roberto Lavagna en el directorio del Banco Central. Está de viaje hasta el martes próximo. El economista tiene un perfil que podría resultar amargo para el paladar K. Defiende el equilibrio fiscal y condena la emisión por su impacto inflacionario. De estilo desacartonado comparte con Massa el elevado interés por las redes sociales, en especial el tuit donde suele pronunciarse bastante en contra de las consideraciones económicas de algunos referentes de La Cámpora, por ejemplo el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, con quien “se cruzó” varias veces por la red del pajarito. En las últimas horas, Ariel Sujarchuk fue designado como secretario de Economía del Conocimiento, y a través de redes sociales el ex intendente de Escobar garantizó que desde su nuevo cargo “impulsaremos este sector estratégico para la Argentina, además de motor de desarrollo productivo”. Este fin de semana, Massa se reunirá con la titular de la Anses, Fernanda Raverta, con quien el miércoles de la semana que viene anunciará un bono para los jubilados, junto con el porcentaje de aumento de los haberes que correrá a partir de septiembre y rondará el 15%. El jefe del Palacio de Hacienda adelantó que los jubilados percibirán un refuerzo de ingresos para “superar el daño que produce la inflación”. Así, Massa y Raverta terminarán de definir las características del bono que se otorgará a este sector; fuentes de Economía indicaron que se analizan tres posibilidades, una de las cuales se conocerá la semana que viene. En tanto, el Banco Central habilitó el jueves pasado el acceso a las cuentas a la vista dólar linked, para que los exportadores anticipen la liquidación de divisas por unos 5 mil millones de dólares, una cifra que en general, suelen liquidar en el campo a esta altura del año. Sin dudas el desafío más importante que tendrá Massa en en los próximos días será enfrentar el dato oficial de inflación de julio que rozaría el 8%. El nuevo equipo económico sabe que julio y agosto serán muy altos, los más elevados desde los 90 en la Argentina. Pero confían en poder desacelerar esa tendencia a partir de septiembre, algo que los antecesores también esperaban concretar. Ayer se conoció la medición de expectativas del BCRA, que ubicó la inflación anual en 90,2%; el registro más elevado hasta el momento por parte de los operadores del mercado. ■

es-ar