Publication:

Semanario - 2021-04-30

Data:

ASHTON KUTCHER de estrella de hollywood a inversor en silicon valley

CAMBIO DE HÁBITO

El actor estadounidense Ashton Kutcher (43), reconocido por protagonizar gran cantidad de películas y series, como Two and a half men, Amigos con beneficios, That´70´s Show, entre otras, tiene una faceta que muy pocos conocen: es un exitoso inversor en Silicon Valley. El esposo de Mila Kunis (37) consiguió posicionarse en el mundo de los negocios y ya suma millones de dólares en su cuenta bancaria por manejarse hábilmente con las finanzas. Lejos de la actuación (no estrena una película desde 2014 y su serie The Ranch en Netflix no tuvo mucha repercusión) ahora apuesta a pleno a sus inversiones. Kutcher comenzó su camino como hombre de negocios en 2011 cuando creó junto a Ron Burkle y Guy Oseary, exrepresentante de Madonna y U2, un fondo de riesgo bautizado bajo el nombre de “A-Grade Investments”. El fondo invirtió en varias startups tecnológicas (empresas emergentes), como Spotify, Airbnb, Fab, Dwolla, Uber, Pinterest y Shazam. “Paso gran parte del día pensando en nuevas formas de hacer las cosas, pero no tengo tiempo de desarrollar todos los inventos que se me ocurren, así que decidí buscar gente que sí los estuviera ejecutando e invertir en ellos y en su éxito”, declaró el intérprete en una entrevista para CNBC. Hace siete años, “el chico lindo de Hollywood” y Oseary tomaron la decisión de invertir 500.000 dólares en la famosa aplicación de transporte de personas. Actualmente, por el crecimiento de esa empresa, ganaron hasta 100 veces más de lo invertido. En colaboración de sus socios, el productor ejecutivo y protagonista del filme El efecto mariposa fue uno de los primeros en apostar por Airbnb, plataforma digital que ofrece alojamientos a bajo precio, y por Spotify, en ese entonces una app emergente. De este modo logró incrementar su patrimonio de 30 millones de dólares a 250 millones en cuestión de tan solo seis años. En 2018 invirtió en la plataforma Ripple, un software que opera con criptomonedas. Para promocionar ese medio de pago hicieron una donación de 4 millones de dólares en monedas XRP a Wildlife Fund, la fundación de la comediante y presentadora estadounidense Ellen Degeneres. Durante diferentes charlas en las que habló sobre el tema, Ashton explicó que el secreto de su éxito se debe a “tomarse el tiempo necesario para conocer a los emprendedores” y sostiene que eso es “algo que los inversores suelen pasar por alto”. “Estoy muy agradecido por las cosas que tengo, por eso ayudo a los demás”, relató y añadió: “Si tienes la suerte de estar bien, te corresponde ayudar a las personas que están luchando por conseguir lo mismo”. Además, quien encarnó a Steve Jobs en la película de 2013 es filántropo y gran parte de la fortuna que posee la destina a ayudar a los más vulnerables. En esa línea, fundo en 2009 con Demi Moore (58), su pareja en ese entonces, el software Spotlight para combatir la explotación sexual infantil. “Como parte de mi trabajo antitráfico humano he conocido víctimas en Rusia, en India he conocido a víctimas traídas desde México, víctimas en Nueva York, en Nueva Jersey, por todo nuestro país. La tecnología puede utilizarse para permitir la esclavitud, pero también para desactivarla”, dijo en un discurso que dio en el Capitolio. En el plano afectivo, la vida también le sonríe. En 2015 se casó con Mila Kunis, la actriz ucraniana con quien tiene dos hijos: Wyatt, de tres años, y Dimitri, de casi dos. Respecto a su labor como actor, la serie que protagoniza para la plataforma de entretenimiento pasa sin pena ni gloria, aunque el año pasado se estrenó su cuarta temporada. En cuanto a la pantalla grande, su último gran papel fue en Jobs, largometraje donde se puso en la piel del fundador de Apple. A pesar del gran esfuerzo del exmodelo, la crítica para la producción no fue buena. De todas maneras, parece que a Ashton cada vez le importa menos lo que suceda en Hollywood y cada vez más lo que pase en Silicon Valley, donde están sus inversiones.

Images:

Categories:

Kiosko Perfil

Revistas

© PressReader. All rights reserved.