BUENA SUERTE, LEO GRANDE

UNA MAESTRA JUBILADA QUE SE ANIMA A EXPLORAR SU SEXUALIDAD CON UN ESCORT

2022-08-04T07:00:00.0000000Z

2022-08-04T07:00:00.0000000Z

Editorial Perfil

https://kioscoperfil.pressreader.com/article/281560884555761

REEMPLAZANTE

Este jueves se estrena en todas las salas de cines la película donde Emma Thompson encarna a Nancy, una mujer que anhela algo más de aventura en la cama, años después del fallecimiento de su esposo, y para eso contrata a un trabajador sexual. Con 63 años, la actriz se desnuda por primera vez ante las cámaras Este jueves 4 de agosto se entrena en todas las salas de cines del país Buena suerte, Leo Grande, la nueva película de Emma Thompson, en la que la actriz, a sus 63 años, se anima a su primer desnudo. El filme, dirigido por la australiana Sophie Hyde, cuenta la historia de Nancy Stokes (Thompson) una maestra de escuela jubilada que anhela algo de aventura y sexo. Y tiene un plan para lograrlo: contratar a un joven escort que se hace llamar Leo Grande (Daryl McCormack). Aunque su marido, Robert, le proporcionaba a Nancy un hogar, una familia y algo parecido a una vida, ella, en 30 años de matrimonio, nunca tuvo un orgasmo. Ahora que hace un tiempo que el hombre falleció, la docente inicia su “operativo” y paga por los servicios del joven gigoló. En una habitación de hotel anónima, Nancy recibe a Leo. Su aspecto es tan bueno como el de su foto, pero lo que ella no esperaba era una gran conversación. Nancy descubre que le gusta. Y a él le gusta ella. Con una gran confianza sexual, la mujer empieza a relajarse. En el transcurso de su encuentro, la dinámica de poder cambia y las máscaras de los personajes empezarán a desmoronarse. La prestigiosa actriz habló en una entrevista acerca de las tomas de alto voltaje que tuvo que rodar para la película. “Es mi primer desnudo frontal integral, sin filtros. Nunca en la vida me habían ofrecido rodar escenas de sexo ¿Por qué? Porque siempre he interpretado a mujeres buenas, cerebrales, por así decirlo. Y tampoco daba el tipo de alguien a quien ellos quisieran ver desnuda. Y, cuando digo ‘ellos’, me refiero a los altos ejecutivos”, reveló. Además, cabe recordar que en la rueda de prensa del estreno del largometraje, una declaración de Emma se hizo viral. “A las mujeres nos han lavado el cerebro para que odiemos nuestros cuerpos”, dijo, y la sala estalló en aplausos. En ese mismo instante, completó: “Así que, mujeres, pónganse delante de un espejo, sáquense la ropa..., acéptenlo y no lo juzguen”. Por último, destacó sobre su personaje en la producción: “Nancy hace algo que yo nunca he podido lograr. Cuando me miro en el espejo no acepto mi cuerpo tal como es. Pero en la película, en ese momento, a Nancy su cuerpo le proporciona segundos de puro placer”.

es-ar