Publication:

Super Campo - 2019-12-05

Data:

NUTRICIÓN. Más fertilización, más trigo, más negocio. Por Gabriel Quáizel.

AGRICULTURA / NUTRICIÓN

Por Gabriel Quáizel. Fotos gentileza de Mascom

La Asociación Civil Fertilizar y el INTA Pergamino mostraron a campo el mes pasado los resultados de un ensayo que corrobora la respuesta del trigo a altas aplicaciones de fertilizantes y también que, a pesar de que se incrementan los costos del cultivo, la mayor inversión se recompensa en rendimientos y en el resultado económico final. Con la intención de machacar en que los productores ajusten las dosis de los fertilizantes, la Asociación Civil que agrupa a las empresas fabricantes de nutrientes montó hace 3 años la Red de Estrategias de Nutrición en sitios relevantes del área agrícola nacional. Se trabaja en base a un diagnóstico y a las expectativas de rendimiento promedio de la región. Se trata básicamente de ajustar las aplicaciones de Nitrógeno (N) y Fósforo (P), más el agregado de Azufre (S) y Zinc (Zn). Una de las conclusiones que sacaron de la Red es que, al no ajustar adecuadamente la nutrición, el productor está perdiendo entre 15% y 20% de los rendimientos que podría generar. Pero, si se intensifica la nutrición se pueden reducir hasta 50% las brechas de rendimientos. Ensayos en Pergamino El ensayo realizado por el Inta se hizo sobre en un suelo típico de la zona, de buena fertilidad natural pero sometido a erosión y a un proceso de extracción de nutrientes. Este año tuvo el condimento de lluvias escasas (desde junio a noviembre solo le cayeron 122 mm). Se trabajó sobre 4 modelos productivos: un lote sin fertilizar; uno con la práctica promedio de los productores (aplicaciones de 46 kg/ha de nitrógeno y 9 kg/ha de fósforo), y una estrategia de fertilización recomendada promedio (se aplicaron 150 kg/ha de N, 11 kg/ha de P y se incorporaron 3,4 kg/ha de azufre). El cuarto modelo fue un planteo de fertilización para una nutrición de alta producción: la estrategia fue de 190 kg/ha de N (oferta total: suelo + fertilizante); 36 kg/ha de P y 18 kg/ha de S. “En este campo, en el lote con más inversión logramos parcelas que van a estar en 4.500/4.700 kilos por hectárea, un muy buen rendimiento dadas las restricciones de agua”, aseveró el ingeniero agrónomo Gustavo Ferraris, a cargo del ensayo. Mientras que en el lote con el manejo del“productor”, el estimado de producción era de 3.500 kilos. Cabe aclarar que el rendimiento medio del trigo en Pergamino ronda los 5.000 kilos por hectárea, con topes de 7.000, como hace 2 años de lluvias extraordinarias. Además, la campaña actual se hizo con una variedad baguette, de altos rindes,“que seguro va a llegar a la calidad panadera”, proyectó el ingeniero Gustavo Ferraris. Respecto del momento de la aplicación describió que “se agregó fósforo, azufre y zinc a la siembra y nitrógeno en forma dividida, parte a la siembra y una parte en macollaje”. Dijo también que pueden realizarse aplicaciones hasta la etapa de la hoja. La economía A su turno, Andrés Grasso, del Comité Técnico de Fertilizar, sostuvo que “la aplicación que está usando hoy el productor es baja en términos de dosis y cantidad de nutrientes que se colocan”. Si bien se usa nitrógeno y fósforo, “de acuerdo a la disponibilidad que tienen hoy los suelos pampeanos, el requerimiento de los cultivos indica la necesidad de agregar 2 nutrientes más: azufre, que hace mucho que tenemos evidencia de respuestas, y el principal micronutriente, el zinc”. El especialista a cargo del Departamento Técnico de la Asociación Fertilizar aceptó que las recomendaciones pasan por un fuerte aumento del gasto en fertilizantes “pero también se incrementa el retorno económico en respuesta de los rendimientos alcanzados”. Desde Fertilizar graficaron la diferencia económica midiendo el“margen bruto parcial”: la ganancia que otorga la nutrición de cultivos sobre elmargenagronómicototal.“Elcosto del cultivo es igual en cuanto al gasto del control de malezas, de cosecha, de semilla; lo único que cambia es la cantidad de fertilizante”. En una soja, en el modelo del productor se invierten 21 dólares por hectárea y se obtiene un resultado de 92 dól/ha (diferencia: 71). El manejo de alta producción implicó un costo de 97 dol/ha para lograr 213 dol/ha (diferencia: 116). Al maíz, el productor le gasta 91 dól/ha y gana 167 (diferencia: 55); mientras que podrías gastar 226 y llegar a 439 dól/ha (diferencia: 213).

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.