Publication:

Weekend - 2021-04-29

Data:

Ragazza Cat 700

NAUTICA

Textos: MARTIN D’ELIA. Fotos: GASTON LAPRIDA

Con la misma eslora que su modelo con cabina, la Ragazza Cat 700, nueva propuesta abierta de Nautiglass, suma funcionalidades en siete metros de eslora. Especialista en catamaranes, hace varios años Nautiglass lanzaba un nuevo modelo al mercado, una embarcaciónquenoencontrabacompetidores ya que era, simplemente, un catamarán con doble motorización fuera de borda, comodidad interna y un interesante equipamiento. El éxito fue tal que rápidamente sumó varias unidades a flote y el registro histórico de ser uno de los primeros catamaranes de plástico reforzado a motor que se construyó en serie en la Argentina. Por medio de un estudio de mercado, la empresa siguió avanzando y demostró que la plaza necesitaba también una versión del mismo modelo, pero con cubierta abierta y que mantuviera aquellas características positivas del hermano cabinado. Y así logró este nuevo catamarán que ya lleva varias unidades vendidas y que probamos en la primera recién botada. El diseño presenta sobrada estabilidad, es muy seguro, dueño de una manga determinante (típico de los multicascos), posee doble motorización y una comodidad interna bien lograda Con la misma eslora que su modelo con cabina, la nueva ppropuestap abierta de Nautiglass g suma funcionalidades en siete metros de eslora. que aprovecha al máximo cada espacio, tanto en los pontones como en el cuerpo central, denominado túnel. De perfil moderno y novedoso, posee una cubierta con arrufo recto y leve lanzamiento hacia proa con un salto a media eslora, lo que le da un porte proel más destacado. Desde popa tenemos un muy buen sector de planchada de baño, por medio de la cual, en forma central, accedemos al cockpit donde encontramos un sector tipo dinette con cuatro asientos enfrentados. Los de popa poseen un respaldo plegable que puede convertirse en solárium y debajo de ellos hay dos conservadoras para bebidas. Un buen sobretecho tipo hard top cubre parte del sector, al que se le puede aplicar todo un cerramiento de lona para los días más fríos o de lluvia, aislando de esta manera todo el cockpit. Además, por ambas bandas existen unos pasillos laterales muy pequeños que pueden servir para alguna maniobra de amarre. Siguiendo hacia proa tenemos el sector de comando sobre estribor, con mucho espacio para alojar equipos de navegación y buena altura de parabrisas para abrigo en los días más fríos. Sobre babor, la consola del acompañante posee el ingreso para el sector de cabina interna. A proa, por un pasillo central, vemos que delante de la consola del timonel se encuentra un acceso al baño compartimentado, posterior al cual está el gran sector open con capacidad para ocho personas y una mesa removible que permite con su base generar un muy buen solárium. Cabina Ingresando por una puerta en acrílico fumee sobre estribor, ubicada delante de la consola de timonel, ingresamos al sector del baño. Su altura es aceptable y posee todo un mueble con pileta y un sector de inodoro con ducha compartimentada. Además se destaca la ventana que da mucha luz y ventilación al sector. Sobre la banda opuesta, ingresando por la consola del acompañante por una puerta similar a la del baño, entramos al camarote con una buena altura y cama de una plaza y media, que posee varios espacios para guarda de objetos. En todos estos sectores se destaca la amplitud (producto del tipo de casco) y la buena terminación que combina tapizados crudos con maderas naturales al tono. En marcha Al salir de la marina pudimos verificar que la embarcación cuenta con buena autonomía y velocidad. Es de navegación franca, excelente maniobra y visibilidad desde el puesto de mando a 360 grados. Posee un suave semiplaneo, alta navegación en oleaje medio y una relación peso/potencia adecuada con los dos motores Evinrude E-TEC G2 de 115 HP EFI fuera de borda, aceptable al tipo de embarcación que estamos evaluando. En cuanto a prestaciones, pudimos comprobar una velocidad crucero de 22 nudos a 3.600 RPM, con un consumo del orden de los 25 liltros por hora con ambos motores. La máxima alcanzó una marca de 34 nudos a 5.600 RPM, nada mal por el porte de la embarcación. Todas estas características hacen que este nuevo CAT 700 Open sea un atractivo producto, incluso por ejemplo, aguas arriba del Paraná, donde la pesca y la posibilidad de pernoctar a bordo son acciones muy apreciadas. Pero también los lagos del sur podrán decirle sí a este modelo, capaz de transportar turistas a los lugares más bellos de la Patagonia, quienes podrán pescar con mosca desde la proa o planchada de popa.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.