Publication:

Weekend - 2021-06-01

Data:

Rutas para disfrutar con el paladar.

CONTENIDO

Por Marcelo Ruggieri.

Recorridos gastonómicos por Tucumán, Córdoba, Mendoza, Buenos Aires, Río Negro y Chubut para disfrutar de empanadas, quesos, chacinados, cabritos, vinos y sabores patagónicos. Una tentación irresistible para viajar todo el año. En estos últimos tiempos continúa creciendo a lo largo del país la nueva modalidad de las rutas gastronómicas, en las que a travéas de distintos circuitos zonales se puede explorar y disfrutar el proceso productivo, agropecuario e industrial de distintos recursos. Y, a la vez, degustar numerosos platos de la cocina regional, bebidas artesanales, embutidos y otros manjares que identifican cada tramo que, sumados a los variados paisajes y atractivos de cada lugar, brindan numerosas bondades para turistas y visitantes. Así entonces, onces, presentamos seis trazados ruteros donde la gastronomía enciende sus mejores galas plagada de numerosos deleites, restaurantes, paradores, radore complejos, plejos, bodegas y sitios para recorrer y disfrutar. Ruta de la Empanada (Tucumán) El norte argentino se caracteriza por las empanadas, este clásico plato en el que, de acuerdo a la provincia, se le agrega algún ingrediente particular. Están quienes les ponen aceitunas, otros papa, pasas de uva, huevo; y al probar bocado no faltan los que se animan a un chorrito de limón después del primer mordisco. Así, santiagueños, salteños, catamarqueños, riojanos y tucumanos, afirman que sus empanadas son las mejores del país. Lo cierto es que más allá de esta amplia variedad, la provincia de Tucumán “picó en punta” en la presentación de su ruta gastronómica dedicada a este tradicional manjar. Hoy día, 41 locales conforman un circuito entre las localidades de Famaillá, Yerba Buena y la ciudad capital San Miguel de Tucumán. Los carteles identificatorios colocados en cada uno de estos recintos posibilitan que los turistas sepan cuáles son los que integran el periplo rutero. Cabe mencionar que Famaillá (a 35 km de Tucumán) es la Capital Nacional de la Empanada, donde en cada septiembre se celebra su evento festivo; y si bien esta localidad lleva semejante talla, vale destacar que en todo el “Jardín de la República” la receta es exactamente la misma. Carne cortada a cuchillo, huevo, cebolla blanca y de verdeo, ají, pimentón y comino; todo ello envuelto en una masa que siempre debe tener entre 13 y 15 repulgues. Eso sí, a la hora de degustar, mucha atención a este famoso dicho tucumano: “Son tan jugosas que conviene comerlas ‘a piernas abiertas’ para no mancharse”. La mayoría de los locales que componen esta ruta se traducen en peñas, bares o restaurantes donde nunca falta el buen vino y algún show folclórico. En la capital tucumana resaltan, entre otros sitios especia l izados, la f inca El Cardón, en su casona de mediados del siglo X V III ( Tel.: 0381- 5850860 o Instagram: @PeñaEl Cardón); El Alto de la Lechuza, galardonado por sus cantantes de tierra adentro (Tel.: 0381- 4218940 o web: w w w.facebook. com /elalto.delalechuza / ); el entorno gauchesco de La Nueva Corzuela con su ambientación rústica y objetos camperos que cuelgan de las paredes (Tel.: 0381- 4216402 o web: w w w.facebook. com/lacorzuelanueva ); y la sencillez del boliche La Empanada (Tel.: 03814225976), que desde hace casi 30 años se encuentra frente a la Plaza Independencia. Bien vale completar la estadía realizando un paseo por la ciudad para visitar la preciosa Casa Histórica donde en 1816 se declaró la Independencia (Tel.: 0381- 4310826 o web: w w w.casadelaindependencia.cultura.gob.ar/); y el pintoresco parque 9 de Julio diseñado por el paisajista Carlos Thays, y en el que aún se conserva la casa museo del obispo Colombres, solar pionero de la producción azucarera durante la época de los jesuitas. Siguiendo el trazado, a sólo 13 km se ubica Yerba Buena, pujante y moderno poblado. Casas y chalets de fin de semana, polo comercial y gran oferta de bares, boliches y restaurantes, entre ellos Lola Mora con sus riquísimas empanadas y parrilladas (Tel.: 0381-4251024 o web: www.m.facebook.com/LolaMoraEmpanadas/ ) o Los Hornos, con su horno de barro poblado de empanadas de carne y de pollo (Tel.: 0381- 4250301 o web: www.facebook.com/loshornosybrestaurante ); desde donde además se obtiene una fantástica visión del cercano cerro San Javier, al que se puede accender por un camino vehicular que llega a la cima en la que se levanta una imponente estatua del Cristo Redentor, en compañía de una espectacular vista panorámica de toda la región y en cuyas inmediaciones se realizan actividades de aventura. Finalmente, a 41 km de San Miguel se encuentra Famaillá, la verdadera cuna empanadil. Allí se concentra la mitad de los restaurantes sugeridos en esta ruta temática, como el Chichi Bar situado a metros de la plaza (Tel.: 03863-462328) o el amplísimo Quincho de Kelo a un costado de la ruta (Tel.: 0381-4124365). Además del buen comer, el visitante se encontrará con un curioso paseo histórico con las réplicas del Cabildo de 1810, la Casa Histórica de la Independencia y el Museo de la Industria Azucarera; junto a un moderno balneario municipal y un Parque Jurásico con llamativas figuras que representan las diferentes eras prehistóricas. Ruta del Queso (Buenos Aires) Bien cerca de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se encuentran tres localidades bonaerenses que invitan a disfrutar de buenos quesos acompañados del mejor salame quintero de la zona. A sólo 100 km se ubica Navarro, la Capital Provincial del Tambo, que enciende sus mejores galas en octubre con su fiesta principal en el predio de la Sociedad Rural. Al formar parte de la pampa húmeda, esta zona reúne condiciones ideales para la producción agro ganadera, en especial del ganado bovino que se destina a la explotación láctea, con la existencia de casi 200 tambos, varios de ellos de renombre y abiertos a los visitantes. Imperdible una visita a Lácteos San José, una empresa familiar creada hace 37 años, quienes afirman que “la clave para lograr el mejor sabor es la maduración justa en los productos”. Hay degustaciones y venta (por salut, ricotta, sbrinz, mozzarella, sardo: el más pedido ya que combina con todo; y el provolone común o gratinado: el queso pera con sabor salado y textura suave (Tel.: 02272-430440 o Facebook: Lácteos San José Navarro). Otro tradicional es San Bernardo, en la entrada al otrora pueblo sobre la ruta 47 Km 6, un deleite en sus provolones, tybos, quesos cremosos y en su prestigioso dulce de leche: un clásico provincial (Tel.: 02272- 430377 o Facebook: San Bernardo Navarro). Además de excelentes quesos, la ciudad merece una recorrida para conocer el fuerte de fundación, el museo ferroviario, el almacén La Protegida con sus tablas de fiambres y quesos navarrenses (Tel.: 02324-580678 o web: www.laprotegida.com/), el complejo de la laguna y camping; el parque museo Dorrego y el restaurante de campo La Lechuza, con sus exquisitos pollos al horno de barro con papas y batatas, empanadas y ravioles caseros (Tel.: 02227-15-411397 o web: www.lalechuzanavarro.com/web2/ ). La ruta gastronómica continúa hacia Mercedes, cuna del salame quintero y de su fiesta nacional que se realiza en septiembre. A mediados del siglo XIX, el poblado empieza a recibir inmigrantes italianos que se radicaron en los alrededores, formando las prestigiosas quintas donde, además del cultivo de frutas y hortalizas, dieron vida a este exquisito embutido, ideal para acompañar con los mejores quesos regionales. Sin duda, los mejores sa lames a r tesana les – elaborados a base de carne de cerdo, vaca y tocino, condimentado con sal, pimienta negra en grano molida, nuez moscada y ajo macerado en vino blanco– en Sabores Mercedinos (Tel.: 02324-424593 o web: www.saboresmercedinos.com/), Salames Dipieri (Tel.: 02324- 644607 o Instagram: @salame_dipieri) o El Mercedino (Tel.: 02324 43-1074 o web: www.elmercedino.com/). En un paseo por el pueblo, da gusto comer o tomar algo en la Vieja Recova que aún conserva su construcción de 1873 (Tel.: 02324-420224 o Facebook: Vieja Recova Mercedes), situada frente a la plaza y la imponente basílica San Patricio; visitar la Pulpería de Cacho: viejo boliche de campo con miles de recuerdos, objetos, testimonios y muy buenas tablas de fiambres y quesos (Tel.: 02324-15-570560 o web: www.facebook.com/lapulperiadecacho/ ) y el Parque Municipal ubicado a orillas del río Luján, ideal para finalizar el día con unos ricos mates. Finalmente, la ruta quesera alcanza su máxima expresión en la cercana localidad de Suipacha, que reúne distintos establecimientos rurales situados sobre esta gran cuenca lechera de la zona. Todo se concentra a la vera de la ruta 5, desde el kilómetro 120 al 130, donde se ubican distintos complejos que brindan visitas guiadas, degustaciones de los más ricos quesos de vaca, cabra, oveja y búfala, junto a una charla explicativa y venta de productos. La producción lechera y quesera comenzó con un grupo de inmigrantes vascos que se instalaron aquí en el año 1915. Tras épocas de apogeo en las queserías suipachenses, la crisis económica llevó en 2008 a la apertura de tranqueras a los turistas. Justo en la entrada a la ciudad se encuentra Quesos de Suipacha con su vistoso local donde se pueden adquirir gran variedad de quesos, dulces artesanales y embutidos (RN km 126. Informes: Tel.: 02324-693541 o web: www.facebook. com/QuesosdeSuipacha/ ). A tan sólo 1 km se llega a Quesos Fermier, un complejo que realiza su producción con leche de sus propios ta mbos, apl ica ndo su capacitación traída de Francia, cuna mundial de los mejores quesos. Permite conocer el proceso productivo, ronda de degustación, y adquirir productos (recomendable: el sardo con pimienta, y hay descuentos en compra de quesos por horma). Sobresalen el queso rebleusson, brie, el de campo especiado y el goya, ideal para rallar o simplemente para picar (Informes: Tel.: 02324-15-694972 o web: www. quesosfermier.com.ar/ ). Unos metros más allá, se encuentra Cabaña Piedras Blancas donde las visitas se pueden realizar con o sin guía, degustar quesos y asistir a charlas de especialistas. Se destacan en la producción de quesos con leche de cabra, aunque también hay variedad de quesos vacunos. La degustación incluye una variedad de quesos blandos, en pastas y en fetas, acompañados de vino y dulce de leche de cabra (RN 5 km 129. Informes: Tel.: 0810-777-0272 o web: www.piedrasblancas.com.ar/ ). El circuito tambero se puede complementar con una visita a Il Mirtilo, establecimiento dedicado al cultivo de arándanos (acceso por km 122). Se recorre una parte de la plantación y hay una charla sobre esta planta y su fruto, su uso en la cocina y sus propiedades medicinales. Hay degustación y venta de productos, destacándose el jugo y las confituras con esta fruta (Informes: Tel.: 011-3405-1955 o web: www.ilmirtilo.com.ar/ ). Para culminar esta placentera ruta del queso, resulta interesante el ingreso al pueblo de Suipacha para conocer su iglesia Nuestra Señora del Rosario, su pintoresca estación ferroviaria, el museo histórico y un buen lugar para comer: el restaurante 1890 emplazado en una antigua y reciclada caballeriza, situado en la manzana donde se fundó el pueblo (Informes: Tel.: 011-6708-7485 o web: www. facebook.com/1890suipacha/ ). Ruta del vino (Mendoza) Esta provincia alberga unas 150 bodegas abiertas al turismo; que en su mayoría incluyen una visita con guías especializados para conocer la historia del lugar y el proceso de elaboración de los vinos. Muchos viñedos se encuentran junto a la misma planta bodeguera, permitiendo una caminata por las plantaciones, en bici o la alternativa de disfrutar de una exclusiva cabalgata. Al finalizar el paseo, en general se invita a una degustación y la posibilidad de adquirir sus productos. Muchas bodegas, además, cuentan con restaurante donde es posible almorzar eligiendo distintos platos para combinar con las diferentes variedades de vinos. Mendoza elabora la mayor producción de los vinos argentinos; por lo que posee un riquísimo turismo enológico con rutas temáticas en distintas regiones. Entre los principales cepajes: chardonnay, sauvignon blanc, riesling, chenin, tocai friulano, semillón y torrontés, entre los blancos, mientras que cabernet sauvignon, pinot noir, merlot, syrah y principalmente malbec, componen los tintos. En los alrededores de la capital mendocina, los departamentos de Luján de Cuyo y Godoy Cruz, agrupan una importante cantidad de bodegas y barricas, atesorando además las fincas pioneras del siglo X I X que guardan la historia vitivinícola del lugar. Entre las bodegas lujancuyenses más destacables está la de Belasco De Baquedano que ofrece almuerzos en su restaurante La Navarra con vistas increíbles a la Cordillera de los Andes (Informes: Tel.: 0261-3023491 o web: www.belascodebaquedano.com ); la de Susana Balbo con su restó Osadía de Crear, que brinda platos de productos argentinos de estación acompañados con muy buenos vinos (Informes: Tel: 0261-4989231 o web: w w w.susanabalbowines.com.ar/ ), o la bodega Tapiz, que además de su circuito guiado como las demás, ofrece en su Restaurante Club Tapiz una variada carta con productos de su propia huerta orgánica (Informes: Tel.: 0261-36407814 o web: www.bodega-tapiz.com.ar/ ). Por otro lado, Godoy Cruz y todo el Valle de Uco es una de las zonas donde se elaboran los mejores vinos de altura de fama nacional e internacional, en gran parte por los atributos naturales del suelo, el clima, las vides y la topografía. En este tramo de la ruta vale la pena visitar bodegas como Zuccardi y su restó Piedra Infinita (Informes: Tel.: 0261-4410000 o web: www.zuccardiwines.com/ ) o Cuvelier Los Andes (Informes: Tel.: 0261-2646732 o web: w w w.cuvelierlosandes.com/ ), las que además cuentan con la alternativa de realizar una recorrida a caballo. Altus, en las cercanías de Tupungato, permite disfrutar del circuito por la bodega y de muy buena gastronomía en el restaurante La Tupiña, rodeado de viñedos y tranquilidad (Informes: Tel.: 02622 -510040 o web: www.altusdetupungato. com.ar/ ) o Atamisque y su restaurante que combina “lo gourmet y lo criollo” con variedad de recetas de tr ucha, siempre fresca del criadero de fincas vecinas (Informes: Tel.: 02622-487066 o web: www.atamisque.com/ ) Siguiendo la ruta por el valle, a 260 kilómetros de la capital se encuentra la ciudad de San Rafael, que presenta bodegas y pequeños viñedos con vinos muy jóvenes, difíciles de adquirir en otros sitios. A lgunas de las opciones pueden ser el exclusivo complejo de Algodón Wine Estates que ofrece además el Chez Gastón Restaurant, con platos argentinos de cocina gourmet en medio de un paisaje rodeado de olivos y viñedos (Informes: Tel.: 0260-4429020 o web: www.algodonwineestates.com/ ); o Goyenechea que además de vinos incluye su exclusivo aceite de oliva extra virgen (Informes: Tel.: 0260-4617294 o web: www.goyenechea.com ). donde se pueden realizar actividades de turismo aventura o adentrarse en un pintoresco camino que lleva por embalses y fantásticos paisajes entre montañas junto a la permanente compañía del río Atuel. Ruta de los Chacinados (Córdoba) Antes y después de la capital cordobesa, la Ruta Nacional 9 alberga distintas localidades que conforman esta ruta gastronómica en la que el salame serrano, las salazones y otros embutidos, invitan a recorrerla sin ninguna prisa. Hacia el norte, los visitantes pueden presenciar la producción del típico salame de Colonia Caroya, elaborado a la vieja usanza friulana desde la época de los fundadores del pueblo. Jesús María, por su parte, brinda además excelentes carnes y achuras, presentadas en sus cuantiosas parrilladas. En toda esta región se asentó la histórica Compañía de Jesús que organizó en 1616 la Estancia de Caroya y en 1618 la de Jesús María; ambas con grandes cultivos viñateros y pioneras bodegas jesu ít icas. L a de Jesús Ma r ía fue la más grande del Virreinato del Río de la Plata, desde donde surgió “E l L ag r im illa”, primer vino elaborado en el país, que partió hacia el Viejo Mundo para ser degustado por el Rey de España. Hoy día, la bodega La Caroyense realiza visitas guiadas, combinando la delicia en chacinados, quesos y vinos (Informes: Tel.: 03525- 466270/370 o web: www.bodegalacaroyense.com.ar ). Ambas estancias jesuíticas son excelentes opciones para visitar y admirar esta arquitectura y el legado de los rel igiosos en estas latitudes (Informes: Tel.: 0351- 4332758 o web: w w w. cordobaturismo.gov.ar). Más allá del período jesuítico, estas fueron tierras muy apreciadas por los primeros inmigrantes italianos del Friuli, debido al fuerte rendimiento para el cultivo de viñedos; a la par de los exquisitos chacinados que hoy ocupan un rango principal entre las delicias de la zona (salame, bondiola, jamón, lomito, panceta, vacío arrollado). Estas bondades de la gastronomía artesanal se podrán encontrar en la planta modelo Familia Grion, cargada de una rica historia que data desde la fundación de la colonia, con visitas guiadas, degustaciones y venta de embutidos (RN 9 km 749. Informes: Tel.: 03525-468998 o web: www. familiagrion.com/) o en Sabores de Caroya, otro emprendimiento familiar de gran prestigio caroyense, que comercializa además, su nuevo producto: el salame light, en el que lograron reducir un 50 % la cantidad de tocino, reemplazándolo con carne magra de cerdo (Informes: Tel.: 03525-464301 o web: www. saboresdecaroya.com.ar/ ). Hacia el sur por la misma ruta, los turistas encuentran en Oncativo (sede de la Fiesta Nacional del Salame) y en Las Junturas (sede de la Fiesta Regional del Chacinados), una gran selección de embutidos para todo tipo de paladares. Cercano, en Villa María, Luque, Villa del Rosario y James Craik, se alista una buena combinación con los mejores quesos cordobeses. Desde Oncativo parten estos productos artesanales para su comercialización hacia toda esta zona, conformando una vasta ruta de los chacinados. Complejos de tinte familiar elaboran estos placeres que marcan presencia en una buena picada, adicionando venta al público y visitas guiadas, citando entre otros, a Reggio (Informes: Tel.: 03572- 456800 o web: www.reggio.com.ar/ ) o Don Ramón (Informes: Tel.: 03572- 403054 o web: www.donramon.com.ar/ ). La ruta de los chacinados se caracteriza por contar con un número importante de puestos y locales que exhiben y venden una amplia oferta de embutidos, quesos, bebidas, dulces y regionales; situados a la vera de la ruta, en especial en la región norteña; junto a distintos restaurantes y paradores que ofrecen riquísimas picadas preparadas con los mejores manjares del lugar. Ruta del Cabrito (Córdoba) La principal actividad de Quilino es la cría de ganado caprino de excelente calidad, además de frutas cítricas, vid y olivares. Dada su labor ganadera, todos los años en enero se celebra la Fiesta Provincial del Cabrito y la Artesanía. Junto a esta localidad, la ruta gastronómica incluye también a la ciudad de Dean Funes, ilustre productor de los mejores cabritos de la provincia. En todo el circuito se pueden visitar distintos establecimientos rurales, acariciar a los animales y disfrutar de un excelente asado caprino, típico plato en toda esta zona serrana. Para agendar, en Quilino se encuentra el Quincho El Gordito José sobre la Ruta 60, donde las empanadas de cabrito son imperdibles, además de las carnes asadas (Informes: Tel.: 03521-498058 o web: www.facebook.com/Quincho-El-Gordito-Jose-/ ); y en Dean Funes, el Restaurante Parrilla Yiyo con sus entradas al escabeche y sus famosos cabritos a la parrilla (Informes: Tel.: 03521-423236). A la hora de degustar estas exquisiteces, el cabrito a la llama, al horno de barro o a la parrilla figuran entre las preferencias, así como el sabor de la tuna, del arrope, los distintos dulces y la oportunidad de beber el licor elaborado con leche de cabra. El secreto del excelente gusto -afirman los lugareños- se debe a que esta zona se asienta sobre tierras salitrosas, lo que hace que la carne contenga un sabor muy propio, sin necesidad de agregarle nada a la hora de cocinarla, sino apenas sal y pimienta. Más a l lá del placer que brindan estos platos típicos, la jornada puede completarse con una recorrida por distintos sitios de la zona, tales como la Gruta de la Laguna, el Tajamar (espejo lacustre para los amantes de la pesca) y la reserva natural Monte de las Barrancas. También se puede disfrutar de cabalgatas o caminatas por las márgenes del arroyo Las Vertientes o las lomas circundantes; y muy aconsejable el circuito por las Salinas Grandes, uno de los paisajes más impactantes de este rincón cordobés. En Dean Funes, un lindo y diferente paseo para realizar es el de los “Murales Cerámicos del artista Martín Santiago”, ubicados en los laterales de la estación de ómnibus, donde en 11 obras se plasma la historia de la región desde sus orígenes hasta la llegada del ferrocarril. Ruta de los Sabores Andinos (Patagonia) Fantástico camino que une las regiones cordilleranas de Río Negro y Chubut; reunidas por establecimientos productores y elaboradores de frutas finas, l icores de frutas, chocolates, dulces regionales, cerveza artesanal y carnes especiales y ahumadas. Todos estos manjares son algo más que alimentos en sí, ya que más bien son parte de la identidad de estas tierras de climas fríos donde se aprovechan rigurosamente los valiosos recursos que brinda la naturaleza. La cocina patagónica tiene sus propias técnicas de cocción: asar lentamente a las brasas, tanto carnes como pescados. De los lagos y ríos, los peces de agua dulce alistan a la trucha y el salmón, y en la montaña, el ciervo es la base de platos especiales y únicos en esta zona. Más al centro de esta ruta gastronómica sobresale el cordero, que hoy ya se puede comprar y consumir en todo el país. Son platos clásicos, aunque no autóctonos, los traídos por los inmigran tes europeos, tales como el chucrut, raclette (queso semicurado, de origen suizo proveniente del cantón del Valais), fondue y la infaltable torta galesa, una delicia que resalta en las latitudes chubutenses (su origen se encuentra en los colonos galeses que llegaron a fines del siglo XIX que, frente a la escasez de ingredientes, mezclaron lo que tenían a mano: harina, azúcar negra, nueces, frutas que habían sido azucaradas para conservarlas y miel; obteniendo este resultado: una torta con alto valor calórico, necesario para enfrentar el frío, y una larga perdurabilidad), en especial en Esquel y Trevelin. Por el lado de las comunidades mapuches asentadas desde épocas remotas en la zona, se destacan piñones salteados al merkén (aliño picante preparado con ají cacho de cabra seco ahumado y otros ingredientes), tortillas de rescoldo, empanadas de digüeñes (hongos), mültrün (elaborado principalmente con harina de trigo, es de forma alargada y suele untarse con miel o mermelada) y muday (bebida alcohólica hecha a través de la fermentación de granos de cereales). De este pueblo originario también se heredó el curanto (cocinar alimentos usando piedras calientes enterradas en un hoyo). Un capítulo aparte merecen los frutos que se cultivan en los campos de El Bolsón, Lago Puelo, Cholila, Epuyén y alrededores; con grandes plantaciones de arándanos, frambuesas, frutillas, moras, cerezas y guindas; bien presentes para degustar en los distintos puestos y locales artesanales; así como en los sitios gastronómicos de toda la región. Merece una visita el Refugio del Lago en Epuyén con su restaurante donde sus platos llevan siempre frutos de su invernadero (Informes: Tel.: 02945-499025 o web: www.elrefugiodellago.com.ar/ ) En el pueblo de El Bolsón se cultiva el lúpulo, base de la elaboración de la cerveza artesanal (es una f lor de una enredadera perenne que requiere bajas temperaturas combinadas con extensos períodos de sol), bebida que se elabora además en toda la comarca patagónica. Vale agendar Awka Cervecería (Informes: Tel.: 0294-455585 o web: www.facebook.com/ ) o El Barril (Informes: Tel.: 0294- 4720239 o web: w w w.facebook. com/elbarrilcerveceria/) con distintos tipos de cervezas artesanales, variadas delicias para acompañar con muy buenas picadas, mientras se palpita a pleno el paisaje cordillerano. Esta ruta gastronómica no sería completa sin la visita a los parques nacionales Lago Puelo y Los Alerces, con sus senderos y excursiones embarcadas que van por increíbles espejos y llevan a bosques milenarios, fantástico cierre para un periplo donde la naturaleza desparrama su máximo esplendor.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.