Publication:

Weekend - 2021-06-01

Data:

Un clásico renovado.

CONTENIDO

Por Martín D’Elía.

Sencilla, de uso divertido y deportivo, la nueva Canestrari 160 Open posee líneas clásicas junto a un parabrisas envolvente bien ubicado. Producto líder en la gama inicial de embarcaciones nacionales. Canestrari t i nos tiene ti acostumbrados a presentar productos únicos, en los que el diseño mantiene una tendencia general muy marcada, característica principal que hace que sea una empresa elegida por aquellos nautas a los que les gusta ese toque distintivo del resto del mercado. Con más de 1.000 unidades fabricadas de este modelo, la Canestrari 160 es fiel reflejo de ello. Como ya hemos dicho, la primera impresión es la de sus líneas simples, con una cubierta desarrollada en dos partes. Posee un sector de popa con trazos rectos y curvos, tanto en perfil como en planta, donde dos plataformas de baño de nuevo diseño, una a cada banda, se destacan rodeando al sector donde se ubica el motor propulsor. Dicho sector de balde es de gran tamaño y con buena altura (francobordo) para una mayor seguridad en navegación. Continuando con el diseño exterior, hacia la proa tenemos un lanzamiento invertido, que sirve para mejorar la visibilidad desde el puesto de mando. En la parte central, el nuevo parabrisas acompaña las líneas clásicas de cubierta y su altura es armoniosa con el diseño, en algunos casos interfiere la visión del timonel según la altura de quien esté al mando. Hacia la proa, el cierre es perfecto y también con un diseño exclusivo de la marca: dos barras de inoxidable acompañan la línea lateral de proa, simulando una manija muy bien lograda. Cockpit Ingresamos por las bandas en el sector de popa, la altura del nuevo piso matrizado en plástico es cómoda y agradable. Una vez en el interior, tenemos a popa dos asientos, uno a cada banda, con sendos posavasos ubicados en la zona central, sobre una columna de plástico integrada a la cubierta, donde también hay una mesa plegable para cuando estamos fondeados. Debajo de ellos observamos un gran lugar para colocar diferentes elementos de guarda o algún tanque portátil suplementario. Hacia la zona de sentina tenemos la caja portabaterías y la bomba de achique eléctrica reglamentaria. Para los laterales, las guanteras son amplias (entra cómodamente una pala bichero y los salvavidas), alfombradas por dentro y rodeadas con una tapicería al tono de la embarcación. La zona del timonel y el acompañante está dotada dedos consolas. La primera posee los tres relojes del motor, tablero de teclas y lugar para poder colocar un ecosonda (opcional), con la alternativa de elegir fondo negro o símil madera. La otra consola, sobre babor, instala una buena guantera con llave, toma de 12V con puertos USB (opcional) y en segundo nivel tiene un sector para poder ubicar el equipo de música o una radio VHF (opcionales ambos). Los asientos de estos sectores son tipo back to back, están montados sobre unas bases tapizadas amuradas al piso y se pueden hacer cama. Si continuamos hacia adelante, por medio de una puerta central del parabrisas que se rebate hacia babor accedemos a un sector proel, en forma de “U”. La zona posee dos posavasos y se encuentra completamente tapizada al tono del resto de la embarcación. Sumando a todo el equipamiento de serie, en forma opcional el astillero ofrece al cliente una gran variedad de accesorios que incluyen más relojes para el motor, toldilla, bímini, toneau de popa, piso alfombrado y sistema de audio con dos parlantes. Performance El fondo de la Canestrari 160 Open es de diseño propio. Se compone de una “V” moderada de geometría variable, con dos deflectores por cada banda, que otorgan una navegación franca en los ríos interiores y un menor consumo de combustible. Si bien la potencia máxima aprobada es de 115 HP, la unidad testeada por nosotros tenía un motor Mercury de dos tiempos y 75 HP, el cual entregaba la potencia en forma gradual a bajos regímenes, con velocidades máximas cercanas a los 30 nudos con tres pasajeros a bordo. Registros nada despreciables con baja potencia, teniendo en cuenta que el consumo de combustible será contenido. En cuanto a la navegación, pudimos ver que los virajes son buenos, respondiendo al timón en todo momento, incluso en algún que otro viraje tocamos con el botazo sin sufrir desplazamientos ni subvirajes. En oleaje, el casco responde bien siempre que las olas sean de mediana altura debido a su fondo con “V” moderada. Este clásico de nuestro Delta renueva su vigencia dentro del moderno portfolio de la marca, que produce más de ocho modelos de los 15 a 32 pies, los cuales todos tienen ese sello especial de “la fuerza de una marca”.

Images:

Categories:

Revistas

© PressReader. All rights reserved.