Publication:

Weekend - 2021-09-30

Data:

Los Colt Conversions

ARMAS

Textos y fotos: PABLO CRESPO

En el año 1870, la firma Smith & Wesson presentó su Modelo N° 3, un revólver simple acción de grueso calibre con armazón de quebrar ( top break). Hasta ese momento, en los Estados Unidos reinaban los Colt de avancarga, que prontamente se vieron opacados por la velocidad de recarga de su competidor. Sistema complicado Los Colt Army, Navy y Police –entre otros– obligaban a una recarga lenta, ya que había que introducir pólvora y bala de plomo alvéolo por alvéolo y, a continuación, sellarlos para evitar un encendido en cadena, lo que tendría consecuencias nefastas para el arma y el tirador. Luego se procedía a colocar una cápsula fulminante en cada chimenea, en la parte posterior del d lt tambor b y... li listo t para usar. Para descargarlo había una sola forma efectiva: disparar los seis tiros. Con el nuevo Smith & Wesson, solo bastaba abrir el revólver y colocar los cartuchos metálicos. Esa ventaja no pasó desapercibida para pistoleros –como Jesse James, por ejemplo– y, principalmente, para el Ejército de los EE.UU., lo que signi significaba un problema para la Col Colt, ya que era su principal pr proveedor. tó su Single Recién Action en 1873 Army, la marca del caballito presenq que utilizaba cartuchos met á l icos. E l tema era q que miles de revólveres d de avancarga todavía esta taban en mano de muchos usu usuarios. La firma de Hartford decidió en entonces realizar una reforma pa para adaptarlos a cartuchos metálicos, tál servicio que ofrecía por pocos dólares. Teniendo en cuenta el elevado precio en ese entonces del S&W Modelo 3, el ofrecimiento de Colt fue bien recibido. El proceso implicaba cortar la parte posterior del t a mbor de ava nca rga y reemplazarla por un anillo de conversión que permitía introducir los nuevos cartuchos metálicos de retrocarga. Modificaciones El apisonador –la palanca debajo del cañón– ya no era necesario para introducir las esferas de plomo en cada alvéolo, por lo que se lo reemplaza por una varilla de expulsión que empujaba la vaina servida hacia atrás, para liberar el tambor y volver a cargarlo. También en algunos modelos se utilizaron tambores nuevos fabricados al efecto. Colt había producido unos 200.000 Army modelo 1860 en calibre .44, 30.000 Police modelo 1862 en calibre .36 y unos 250.000 Navy modelo 1861, también en calibre .36, antes del lanzamiento de su modelo SSA 1873. La fábrica, a partir de 1870, utilizó diferentes diseños para convertir las armas de avancarga en retrocarga a cartucho metálico, utilizando conversiones Richards 2° Model o Richard-Mason y Thuer. El valor de mercado de estos modelos rondaba los cinco dólares, contra los 15 que se necesitaban para comprar el nuevo SAA Modelo 1873. A pesar de la gran diferencia, entre 1871 y 1880 solo reformaron unos 25.000 ejemplares. Paralelamente a las conversiones, Colt patentó un revólver de retrocarga y cartuchos metálicos en un intento para no perder mercado, el que –al utilizar armazones similares a los revólveres de avancarga de la marca– fue conocido como “Open Top Modelo 1871/72”, ya que el armazón carecía de un puente sobre el tambor. Su producción alcanzó los 7.000 ejemplares pero, al ofrecerlos, el Ejército de los EE.UU. los rechazó, lo que dio lugar a las modificaciones que derivaron en el más emblemático revólver de la marca del caballito rampante: el Single Action Army 1873.

Images:

© PressReader. All rights reserved.