Publication:

Weekend - 2021-09-30

Data:

Segunda pala y sujetador

TECNICAS DE KAYAKISMO

Por Patricio Redman*

Abordo de un kayak en aguas agitadas siempre cabe la posibilidad de soltar la pala. Esto puede acontecer al volcar por una escorada súbita, por un rol fallido, o bien por el golpe de una ola o ráfaga de viento que nos suelta el remo de las manos. Un kayak sin gobierno ni propulsión es muy vulnerable al oleaje, al viento y es proclive a la pérdida de equilibrio. En condiciones difíciles de navegación es importante emplear un cordín de sujeción de la pala (cabo de pita), para evitar estos contratiempos. Observar. Ahora bien, si la pala cayó y se alejó del cockpit, es crucial mantener la calma y mirar hacia donde flota para intentar recuperarla. Si contamos con la pala de repuesto tenemos una gran ventaja para poder seguir navegando y buscar la perdida. De no tenemos una, es vital reaccionar rápido para intentar recuperar la perdida. Obviamente, si navegamos en grupo podemos pedirle a algún compañero que nos ayude a levantarla, pero si están muy lejos, hay que poner manos en el asunto. Buscar la pala. Frente a la pérdida intentaremos impulsar y equilibrar el kayak con las manos, tratando de bajar el centro de gravedad para evitar el vuelco. El movimiento de bogar con los brazos lo efectuaremos de adelante hacia atrás, tratando de ganar velocidad para alcanzar la pala. Haremos varios intentos hasta lograr acercarnos a la pértiga. Si esto falla, trataremos de pedir ayuda a nuestros amigos o a otros navegantes. Nunca abandonaremos el kayak para intentar nadar hasta la pala, esto es una regla de oro, la embarcación es siempre un excelente flotador. Si el kayak tiene la suficiente estabilidad, seguramente podremos efectuar varios intentos hasta alcanzarla. Experiencia previa. Ahora bien, cuando el kayak resulta muy inestable es preferible avanzar de manera controlada para no volcar y sumar otro problema. Esta situación debiera ser practicada en aguas calmas como forma de ir tomándole la mano a la técnica de impulsar el kayak con los brazos de forma tal que, en la emergencia, nos resulte familiar el comportamiento del esquife y la forma de equilibrarnos sin la pala. Si el extravío ocurre en condiciones de oleaje y estamos acompañados por otros remeros, es preferible quedarse manteniendo el equilibrio haciendo balsa con otro kayak, y que uno de nuestros amigos nos acerque la pala. Ya que al impulsarnos con las manos podemos terminar volcados, sobre todo si el viento o el oleaje arrecian. Equipo elemental. Son pocos los kayakistas locales que incluyen en sus equipos palas de repuesto. Debe quedar claro que un remo adicional es un elemento imprescindible del palista de travesía o que acostumbra a navegar solo. En el caso de los g uías de kayakismo o escuelas, es imprescindible llevar siempre una o dos palas para el grupo, porque de no hacerlo podemos encontrarnos rema ndo con algún fragmento de la pala de algún guiado. Asimismo, durante una travesía de varios días siguiendo solitarias líneas de costa, puede resultar un problema serio extraviar el remo, ya que se perderá el instr umento de propulsión que es muy difícil de improvisar en la naturaleza. Cuántas llevar. Por las razones expuestas es imprescindible (en algunos países, obligatorio) que por cada dos kayaks se tenga una pala de repuesto. Asimismo, repetimos que es importante colocarle a la pértiga un pequeño cordín de sujeción que ataremos al kayak o a la muñeca de la mano de manera que siempre quede seguro. *Especialista en kayakismo.

Images:

© PressReader. All rights reserved.